Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La deforestación en la Amazonía brasileña alcanza un récord para septiembre

El área talada en este bosque tropical es casi 50% mayor que del mismo mes del año pasado, de acuerdo con datos satelitales de las autoridades.
vie 07 octubre 2022 06:14 PM
Una vista aérea muestra un área deforestada de la selva amazónica en Manaos, Estado de Amazonas, Brasil el 8 de julio de 2022.
Las estadísticas anuales publicadas el año pasado mostraron que la deforestación ya se había disparado a un máximo de 15 años durante el gobierno el presidente Jair Bolsonaro.

La deforestación de la Amazonia de Brasil fue la mayor para un septiembre desde que se iniciaron los registros, mostraron el viernes datos gubernamentales del mes pasado, cuando los incendios en la región se dispararon a un máximo de una década.

Los datos satelitales de la agencia brasileña de investigación espacial INPE mostraron que 1,455 kilómetros cuadrados fueron despejados en la Amazonia el mes pasado.

Publicidad

El área talada el mes pasado en la mayor selva tropical del planeta es 48% mayor que la de septiembre de 2021, según datos del sistema de vigilancia satelital DETER, del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE), cuya serie empieza en 2015.

Y supera por poco el récord anterior para el mes de septiembre (1,454 km2), registrado en 2019.

Las cifras preliminares del viernes mostraron también una deforestación récord para los primeros nueve meses del año, según el INPE, con 8,590 kilómetros cuadrados de enero a septiembre, lo que equivale a un área 11 veces el tamaño de la ciudad de Nueva York y un aumento del 22.6% con respecto del año pasado.

"El área de alertas de deforestación ya es 4.5% superior a la verificada en todo 2021 y puede igualar o superar en los tres meses que faltan el récord histórico de 2019 (9.178 km2)", señaló en un comunicado la ONG Observatório do Clima.

Responsabilidad de Bolsonaro

Las estadísticas anuales publicadas el año pasado mostraron que la deforestación ya se había disparado a un máximo de 15 años durante el gobierno el presidente Jair Bolsonaro.

Los expertos culpan al líder de extrema derecha, que actualmente se postula para la reelección, de haber hecho retroceder las protecciones ambientales, abriendo el camino a los madereros y ganaderos para talar ilegalmente más superficie de la Amazonia.

 

Durante el mandato de Bolsonaro, un excapitán del Ejército, la deforestación anual promedio en la Amazonia brasileña aumentó 75% comparado con la década anterior.

El ministerio de Justicia de Brasil dijo a la agencia Reuters que ha estado llevando una operación policial desde el año pasado para combatir la deforestación ilegal y los incendios forestales y para proteger las tierras indígenas.

"Cualquier persona a la que le importe el futuro de la selva, la vida de los pueblos indígenas y la posibilidad de tener un planeta habitable, debería votar para quitar a Bolsonaro de la presidencia el próximo 30 de octubre", dijo el secretario ejecutivo del Observatorio, Marcio Astrini, en un comunicado.

El izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva venció en la primera vuelta de los comicios con 48% de los votos, frente al 43% que obtuvo Bolsonaro, un resultado que obligó a definir en un balotaje.

El expresidente Lula (2003-2010), cuyo historial medioambiental es también blanco de críticas, prometió aumentar las metas de reducción de gases de efecto invernadero acordadas por Brasil en el Acuerdo de París, reactivar el Fondo Amazonía de financiación internacional para proteger la selva y combatir la deforestación, entre otras medidas.

La campaña de Bolsonaro defiende el legado del actual jefe de Estado, alegando que "equilibra la protección ambiental con el crecimiento económico justo y sostenible".

 

Impactos de la deforestación

La aceleración de la deforestación tuvo "impactos bastante relevantes no sólo para el bioma, sino también para el clima y el régimen de lluvias de la región, así como impactos económicos para quienes viven en la Amazonia y en Brasil como un todo", dijo Mariana Napolitano, gerente científica de WWF-Brasil.

La deforestación del Bosque Atlántico de Brasil aumentó 66% en 2021

La temporada anual de incendios en la Amazonia ocurre en agosto y septiembre, cuando los fuegos tienden a aumentar por menos lluvias, lo que permite que ganaderos y agricultores quemen zonas para deforestarlas.

El mes pasado, las alertas de incendio del INPE alcanzaron el nivel mensual más alto desde septiembre de 2010.

Con información de AFP y Reuters

Newsletter
Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad