Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: Una reunión con Zuckerberg no solucionará el problema de Facebook

La empresa tiene en su poder tiene información sobre 2,000 millones de personas, más que la población de cualquier país y casi una tercera parte de la población mundial, apunta James Ball.

Nota del editor: James Ball es periodista galardonado y escritor; ha trabajado para WikiLeaks, The Guardian, The Washington Post y Buzzfeed. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) — Los debates sobre Facebook (como ocurre con los debates dentro de Facebook) suelen terminar en un duelo furioso de gritos, verdades a medias, teorías de la conspiración e ideologías encontradas, así que es casi imposible distinguir la verdad y lo que realmente importa.

OPINIÓN: 4 preguntas que el Congreso de EU debe hacerle a Zuckerberg

Pasa lo mismo con el furor que llevó a que Mark Zuckerberg compareciera finalmente ante el Congreso de Estados Unidos en medio de las dudas sobre Facebook, el manejo de los datos personales y la privacidad.

Publicidad

Su comparecencia viene acompañada de acusaciones de que la información que Facebook recabó pudo haber sido esencial para asegurar el triunfo electoral de Donald Trump y la decisión de que Reino Unido saliera de la Unión Europea.

Ya era hora de que Facebook se sometiera a un escrutinio adecuado. En su poder tiene montones de información sobre 2,000 millones de personas, más que la población de cualquier país y casi una tercera parte de la población mundial. Ha llegado a esto en menos de dos décadas y por ende no ha tenido tiempo para pensar en cómo funciona su negocio.

OPINIÓN: Miles de empresas te espían, no solo Facebook

Facebook no ha sido honesto en muchos de sus argumentos y en sus disculpas. La empresa sabía, en 2014, que varias aplicaciones de terceros que usaban sus toolkits estaban recabando información de los amigos de sus usuarios en Facebook, como ocurrió con la controversia de Cambridge Analytica. Lo sabía porque esta era una función de su toolkit, que dejó de ofrecerse a todas las aplicaciones en 2015.

Publicidad

nullFacebook sabía que Cambridge Analytica había obtenido millones de archivos en 2015 porque el periódico británico The Guardian se lo hizo saber. En ese entonces, la noticia no despegó, así que tomaron medidas mínimas: le pidieron a la empresa que borrara la información, pero nada más.

OPINIÓN: Dejé de usar Facebook y todo ha estado bien

Aun en sus declaraciones más recientes, vemos el descaro de Facebook. Uno de los "abusos" que ha hecho del conocimiento de sus usuarios es que las empresas y las personas pueden encontrar la cuenta de una persona en Facebook buscando su correo electrónico o su número telefónico, cosa que según indican, se ha hecho al menos una vez con cada uno de los 2,000 millones de usuarios del sitio. Facebook afirmó que ya desactivó esta función; sin embargo, los usuarios expertos, que entienden el modelo de negocios de Facebook, se preguntan si la verdadera intención es proteger la privacidad de los usuarios o si están intentando asegurar la situación financiera de Facebook.

Uno de los mejores productos que la red social ofrece a los anunciantes es la capacidad de conectar sus propias bases de datos de clientes (correos electrónicos o números telefónicos) para dirigir su publicidad a estas personas o a gente como ellos en Facebook. Digamos que tienes una base de datos de personas que han comprado tus productos. Esta función te sirve para que les dirijas un anuncio en Facebook y les ofrezcas un descuento para que vuelvan a comprar tu producto. Facebook también puede recomendar palabras clave para encontrar más personas parecidas a tus clientes, lo que te ayuda a encontrar compradores potenciales. Es un producto poderoso.

Publicidad

Lee: Mark Zuckerberg y el reto de gustar a los legisladores de EU

Al dificultar que otras entidades relacionen los perfiles de Facebook con correos electrónicos y números telefónicos, Facebook está protegiendo el valor de un servicio que ofrece… a menos que su intención sea revocar por completo dicho producto (cosa que ciertamente no ha dicho que hará).

Desde hace más de una década, Zuckerberg y Facebook han tratado de calmarnos, nos han dado pocos detalles y han hecho muy pocos cambios.

Pero ahora, Facebook tiene que ir mucho más lejos si quiere que le creamos. De otra forma, tendríamos razón en suponer que está tratando de proteger y defender su lucrativo modelo de negocios actual.

Publicidad

Lee: Casi un millón de mexicanos afectados por Cambridge Analytica

Necesitamos entablar un debate mucho mejor informado sobre cómo se compran, se empaquetan y se venden nuestros datos personales, esa información que compone prácticamente todos los detalles de nuestra vida diaria y de nuestra personalidad. Sin embargo, también tenemos que darles el contexto adecuado a las afirmaciones de algunos de los detractores de Facebook.

Según Facebook, Cambridge Analytica obtuvo los datos personales de alrededor de 87 millones de personas, incluidos un millón de británicos. Anteriormente se pensaba que la base de datos contenía la información de unos 50 millones de personas. Es posible que la base de datos haya crecido desde que se denunció su existencia, aunque es imposible que haya crecido después de principios de 2015. También es posible que solo 50 de los 87 millones de personas estuvieran en Estados Unidos y que la información de las demás se haya desechado.

Esta pregunta se podrá responder conforme más personas comparezcan ante los legisladores y es importante responderla. ¿Por qué? Porque esta base de datos (y el millón de ciudadanos británicos) puede ser una razón para repetir el referéndum sobre el brexit. Sin embargo, esta información se recabó con el fin de ayudar a las campañas estadounidenses y se centra en los usuarios estadounidenses.

Publicidad

nullInsinuar que esta base de datos, que accidentalmente contiene los detalles de un millón de usuarios británicos, pudo haber sido instrumental en un referéndum que se ganó por un margen de 1.3 millones de votos es algo grave y nadie ha podido presentar pruebas sólidas para demostrarlo.

Facebook ha estado en el centro de muchos debates inmensamente complejos y polémicos.

¿Cuánta información nos parece aceptable intercambiar por redes sociales gratuitas? ¿Cuánta influencia tuvo la propaganda rusa en las elecciones de Occidente? ¿La recopilación ilícita de datos fue esencial para el triunfo electoral de Donald Trump o para el resultado del voto por el brexit en Reino Unido? ¿Debería haber límites a lo que puede anunciarse en Facebook? ¿Quién debería imponerlos?

Lee: El ABC para borrar las apps que saben todo de ti

Publicidad

Es claro que Facebook tiene ciertas intenciones cuando responde a muchas de estas preguntas, al igual que muchos activistas que se oponen apasionadamente al resultado de las elecciones recientes.

Discernir la verdad entre tanto alboroto y encontrar la forma de lidiar con los nuevos desafíos a los que nos enfrentamos es una tarea titánica. Se necesitará más que una comparecencia ante el Congreso para lograrlo.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad