Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: ¿Es más probable que desarrolles demencia si no bebes alcohol?

Las personas que toman alcohol en exceso también tienen mayor riesgo de padecer esta enfermedad, por lo que es recomendable la moderación, comenta Tom Chivers.

Nota del editor: Tom Chivers es escritor de ciencia; ha trabajado en BuzzFeed y en el diario The Daily Telegraph. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) - Según un nuevo estudio que se publicó en el British Medical Journal , las personas que beben en exceso tienen más probabilidades de desarrollar demencia. Eso no es sorpresa. Sabemos que el consumo excesivo de alcohol se relaciona con montones de enfermedades. Pero lo que podría sorprenderte es que las personas que no beben nada también tienen más probabilidades de desarrollar demencia.

Los efectos son considerables. Dicho estudio, en el que participaron 9,000 británicos de entre 35 y 55 años a mediados de la década de 1980 y a quienes se dio seguimiento a lo largo de 30 años, arrojó que las personas que no bebieron nada en un lapso de diez años o más tuvieron casi 50% más probabilidades de desarrollar demencia en comparación con quienes bebían con moderación. Las personas que bebieron en exceso —más de las 14 unidades a la semana recomendadas— también estaban en mayor riesgo.

Este hallazgo se conoce como "curva en forma de J" porque al principio, conforme bebes más, el riesgo disminuye y luego vuelve a aumentar en forma de "J" o de "palomita".

Lee: México inaugura una maltería para impulsar la cerveza artesanal

En estudios anteriores se obtuvieron resultados parecidos y de hecho se ha visto con otros trastornos. Las enfermedades cardíacas o apoplejías como la diabetes muestran un patrón similar: si no bebes el riesgo es mayor; si bebes un poco, disminuye y luego vuelve a aumentar. Pasa lo mismo con la tasa de mortalidad, es decir, el riesgo de morir en un periodo determinado.

Publicidad

Esto no significa que si no bebes debes empezar a hacerlo por el bien de tu cerebro. Para empezar, aunque un incremento del 50% del riesgo suena mal, vale la pena ponerlo en contexto.

Solo unos 400 de los participantes del estudio (poco menos del 5%) desarrollaron demencia. De los 1,300 abstemios a largo plazo, 98 (7.5%) desarrollaron demencia. El riesgo es 50% más alto, en efecto, pero el 150% de una cifra pequeña sigue siendo poco.

Los cinco beneficios de la cerveza para tu salud

En segundo lugar, no está bien claro que abstenerse de beber alcohol cause demencia… o mejor dicho, no está claro si el alcohol tiene un efecto protector. Eso se debe, al menos en la sociedad británica, a que es muy raro encontrar a alguien que no beba.

Eso se puede notar en el estudio. Es más probable que los miembros del grupo de los "abstemios" no sean blancos, es menos probable que tengan educación superior y es más probable que vivan solos.

Es probable que esos grupos sean propensos a la demencia naturalmente. En el estudio se procuró tomar en cuenta esas diferencias con métodos estadísticos, pero es complicado. "Aunque en el modelo que usen traten de tomar en cuenta estas diferencias", señala Suzi Gage, psicóloga y epidemióloga de la Universidad de Liverpool (Reino Unido), nunca puedes estar seguro de que "primero, se incluyan todas las diferencias, y segundo, que las mediciones que estás tomando abarquen todas estas diferencias".

Publicidad

Lee: Los chinos tienen sed de cerveza mexicana

Dice que, por ejemplo, la razón por la que algunas personas no beben es que su médico les dijo que no lo hicieran por motivos de salud. "Es una de las primeras cosas que los médicos te dicen" si te diagnosticaron problemas cardíacos, explica.

Si tienes muchas personas con problemas de salud subyacentes en el grupo de los abstemios no sería sorprendente que fueran propensos a la demencia (y a las apoplejías y a las enfermedades coronarias) con mayor frecuencia. Algunas personas que beben en exceso también se vuelven abstemias.

Los autores del estudio estaban bien conscientes de dichas limitaciones y procuraron no decir que el alcohol protege de la demencia, aunque creen que es posible. No está claro cómo funcionaría biológicamente. El estudio ofrece algunas posibilidades, pero como advierte Gage, "puedes proponer un mecanismo factible para casi cualquier hallazgo". "Podría ser que una cantidad reducida de alcohol tiene efectos protectores, pero no estoy convencida", señala.

Lee: La moda de los productos de aguacate. Desde cervezas hasta plásticos

Otros científicos creen que tiene un efecto protector, pero el debate continúa y parece poco probable que sea tan importante como el incremento del 50% en el riesgo del que hablamos.

Publicidad

Por ejemplo, el consejo para los británicos es beber menos de 14 unidades —unos 3.3 litros de cerveza o 7 copas de vino— repartidas a lo largo de una semana. Este estudio respalda ese consejo aunque, como indica, no debería "motivar a las personas que no beben a empezar a hacerlo debido a los efectos perjudiciales conocidos del consumo de alcohol".

Empezar a beber por el bien de tu salud probablemente sea mala idea.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad