Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

OPINIÓN: ¿Qué me aporta el Mobile World Congress 2019 en Barcelona?

Las empresas de telecomunicaciones más inteligentes están buscando convertirse en ser la base que le permita a sus clientes crear soluciones que digitalicen la economía, opina Alfredo Velázquez.

Nota del editor: Alfredo Velázquez es un emprendedor de tecnologías, creador de soluciones en logística viral, telecomunicaciones y sistemas de rastreo. Es fundador y CEO de Neus Mobile, un operador móvil virtual especializado en IoT e innovación disruptiva. Síguelo en su cuenta de Twitter @Alfredo_IoT . Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

BARCELONA (Expansión) – Parte de guerra, 1 de 3.

Todo sorprende, intriga, motiva, frustra, enfurece en el Mobile World Congress (MWC2019) en Barcelona … las entrevistas con los expositores resultan más intrigantes, más innovadoras, más rabiosamente excitantes de lo que había previsto, todo suma y todo aporta para bien, aunque es la atmósfera del frenesí de los pequeños lo que me mantiene alterado.

OPINIÓN: Disrupción en tecnología a la vista

La efervescencia del 5G es el hilo conductor al que todos quieren subirse, unos con pretensiones más realizadas que otros, pero al final se entiende claramente que la posibilidad de hacerlo todo mejor no es suficiente; se trata realmente de hacer lo nuevo, la innovación es una palabra tan prostituida que ya a nadie sorprende, las promesas de dudosos placeres tecnológicos se encuentran a precio de ganga en todos los puestos de este bazar mundial de tecnologías disruptivas.

Estoy particularmente interesado en entender cómo los grandes operadores telefónicos (Verizon, ATT, Telcel, Telefónica, China Mobile, etcétera) están intentando utilizar estas nuevas capacidades para atender a sus consumidores. Ya nadie menciona el negocio tradicional de vender datos crudos, todos están subidos en integrar valor a su oferta comercial agregando aplicaciones, servicios, nuevos dispositivos, análisis, hospedaje… ¡algo!

Publicidad

OPINIÓN: La 5G tendrá un impacto enorme en el mundo

Algo que pueda aportar un nuevo valor en sus servicios tradicionales y que, ojalá, permita que sus subscriptores creen a su vez nuevos negocios que traigan más datos a sus redes. La realidad es que la industria de telecomunicaciones tradicional, como la conocemos en México, está en sus últimos espasmos, ya nadie debería vender planes de datos y/o pretender hacer negocio de ello, todos deberán apostar a crecer sus modelos de negocio.

Las empresas de telecomunicaciones más inteligentes están buscando convertirse en ser la base que le permita a sus clientes crear soluciones que digitalicen la economía, que permitan crear y crecer soluciones del Internet de las Cosas (IoT) en salud, entretenimiento, finanzas, logística, seguridad, ciudades inteligentes … un largo etcétera.

Samsung presenta el Galaxy Fold, su primer smartphone con pantalla plegable

Conectividad inteligente, esa debería ser la frase con la que los directivos de las empresas de telecomunicaciones en México deberían despertar, comer y dormir todos los días. Pensar en cómo transformar la infraestructura actual para crear servicios de valor que puedan ayudar a sus clientes a brindar soluciones de negocio útiles, dejar la idea de vender datos crudos por la creación de servicios y las nuevas oportunidades que con ello se puedan concebir.

En el congreso destacan hasta ahora las soluciones que permiten a los operadores analizar el tráfico de sus datos – pero no proponen demasiado sobre lo que se podría hacer con ello, los temas de identidad digital – quién está haciendo uso de qué y cómo, pero solo para temas de gestión, control en realidad; pero otra vez sin proponer valores agregados, y también los temas de pagos digitales, que están por todos lados.

Lee: 5G, pantallas plegables y Huawei dominarán el Congreso Mundial del Móvil

La inteligencia artificial, la realidad virtual y las tecnologías que permiten identificar la ubicación del usuario recorren horizontalmente todos los pasillos, la combinación es explosiva, tiene la capacidad de imaginar nuevas realidades que transformarían radicalmente nuestras sociedades:

Imaginémonos, por ejemplo, realizando transacciones comerciales de todo tipo en donde nuestro número telefónico – nuestra SIM card - es a la vez una cuenta bancaria radicada en Vietnam o algún otro país con beneficios fiscales. Desde ese número podemos comprar o vender cualquier servicio, evadir los sistemas fiscales o corruptos de nuestros gobiernos locales y flotar libremente en el mercado de la oferta y la demanda, con el simple uso de nuestro teléfono celular.

Lee. El 5G está aquí: ¿Qué significa y cómo puedes conseguirlo?

Ejemplos como el anterior permitirían que, inscribiéndose en un “market place”, nuestros productores de naranjas en Montemorelos vendieran sus productos directamente, sin intermediarios, en todo el mundo. Que la señora de la esquina comercializara sus salsas caseras internacionalmente y que, entre otros temas, todos aquellos emprendedores que sufren por los varios esquemas que cortan sus alas, encontraran una puerta de salida a sus sueños y esfuerzos.

Falta, muy cierto, resolver el tema de la recolección y entrega de esos productos pero, afortunadamente para eso también hay solución. La “logística viral”, una especie de Uber con esteroides, es una plataforma de distribución que permite coordinar un sinfín de puntos o servicios de interconexión entre particulares que, funcionando como carreras de relevos, recolectan y entregan bienes de punta a punta hasta hacer llegar las salsas de Doña Chonita hasta China y más allá.

Lee: Los teléfonos flexibles podrían reemplazar tabletas y notebooks

La realidad es que, hasta este momento, en México la gran oportunidad la sigue teniendo el operador quien, gracias a la enorme confianza que el público en general le ha depositado, tiene la oportunidad de ofrecer servicios diferenciados de todo tipo para crear valor y para aumentar sus márgenes de ganancia. No hay quien pudiera impedir que esos operadores ofrecieran, por su propia cuenta, servicios de música, entretenimiento, comercio, relaciones y un largo etcétera.

Si algo me está aportando este año el MWC 2019 es la prisa por construir y ofrecer nuevos servicios en México, al menos para mantenernos competitivos dentro del concierto mundial de la oferta global.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad