Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad
T-MEC / header especial

Migración, aranceles y Twitter en la era de Donald Trump

La intención primaria de Trump al anunciar más aranceles a México no es descarrillar la ratificación del T-MEC, ofuscar a México, ni atender la migración, dice Juan Carlos Baker.
Juan Carlos Baker
sáb 01 junio 2019 02:53 PM
trump
México puede hacer mucho ante la crisis migratoria, pero Trump sabe que los demócratas pueden hacer más.

(Expansión) - El pasado jueves 30 de mayo, aproximadamente una hora después de que el Ejecutivo de nuestro país presentara oficialmente el Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC) al Senado para su consideración, el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció en redes sociales que, a partir del 10 de junio, impondrá aranceles a todos los productos importados de México (empezando en 5%, pero con la posibilidad de subir a 25% en octubre), “hasta que el problema de la inmigración ilegal fuera remediado” (sic).

Publicidad

Este anuncio fue desconcertante porque apenas un día antes la misma administración Trump había enviado al Congreso de su país una carta conocida como “Declaración de acción administrativa”, con la que anunció oficialmente su intención de someter el T-MEC (USMCA, en Estados Unidos) a su consideración, en los siguientes 30 días. Por lo tanto, parecería esquizofrénico imaginar un escenario en el que el mismo gobierno estuviera dispuesto, al mismo tiempo, a dos cursos de acción completamente opuestos: ratificar la integración de nuestra región con un nuevo tratado de libre comercio e iniciar una guerra comercial con México.

Para comprender lo que sucedió, necesitamos considerar el fondo de estos temas (migración y comercio), que en la mente del Presidente Trump están íntimamente ligados. Este ejercicio de reflexión nos ayudará como país a evitar confrontaciones innecesarias y, sobre todo, para diseñar mejor nuestra respuesta.

Por qué amenazar a México con aranceles, por temas de migración. Aunque el anuncio del Presidente Trump se dio en medio del inicio de los procesos legislativos para la ratificación del T-MEC en Estados Unidos, México y Canadá, me parece que su intención primaria no es descarrillar la ratificación del tratado, ni ofuscar a México, ni atender la migración. De hecho, en este sentido, la cooperación bilateral se encuentra en un nivel sin precedentes: México ha brindado visas a trabajadores de Centroamérica, accedido a que los migrantes de esa región permanezcan en nuestro país, mientras esperan resolución a sus solicitudes de asilo a Estados Unidos, e impulsó el Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica, que busca mitigar la migración hacia Estados Unidos.

Publicidad

En la narrativa del comunicado de la Casa Blanca y de varios de los tuits del Presidente Trump está la clave: México tendría que hacer muchas cosas más para resolver la “crisis migratoria” (incluyendo algunas que no le competen directamente a nuestro país), pero hay alguien que la podría resolver “fácilmente”: los demócratas. Entonces, quizá fue casualidad que este anuncio llegará minutos después de que México envío el T-MEC al Senado, pero no es casualidad que haya sido un día después de la conferencia de prensa en la que el Fiscal Especial Robert Mueller señaló que el reporte del Departamento de Justicia sobre la interferencia rusa en las pasadas elecciones presidenciales de EU no exoneraba al Presidente Trump. En síntesis, cuando hay muchas fuerzas que lo presionan en lo doméstico, Trump ha demostrado gran maestría en hacer que todos vean hacia fuera.

Cómo respondemos. Independientemente de que las motivaciones de esta amenaza tengan o no algo que ver con México, es una realidad que nos afecta y para la que tenemos que prepararnos. En Consultores Internacionales ANSLEY calculamos que el impacto aproximado sería de 1,000 millones de dólares, sólo durante el primer mes. La carta en respuesta que publicó el Presidente López Obrador unas horas después del anuncio, era un paso necesario, pero es necesario mantener abiertas todas las opciones de acción posibles. El gobierno de México debe estar listo para hacer uso de los recursos legales pertinentes para responder rápidamente. La imposición de los aranceles anunciados por Trump violaría los artículos 302 del TLCAN –no olvidemos que sigue en vigor – y el primero y segundo del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT), el acuerdo fundamental de la OMC.

Es cierto que, a estas alturas, sería ingenuo pensar que una demanda contra Estados Unidos en el marco del TLCAN o la OMC podría disuadir al Presidente Trump. Sin embargo, es importante que México sea congruente con sus compromisos internacionales y reafirme la importancia de recurrir a las instituciones. Ello validaría ante la comunidad internacional la estrategia de respuesta que decidamos elegir, y confirmará que México es un país que privilegia las instituciones por encima de las acciones unilaterales.

El gobierno enfrenta un reto muy complejo, y en más que nunca se le debe apoyar. Pero el reto que enfrentan las empresas, productores, exportadores e importadores de nuestro país no es tampoco menor - son ellos quienes sentirán en sus bolsillos los efectos de las medidas que se implementen en ambos lados de la frontera. Por ello, creo que la mejor respuesta ante las amenazas de Trump debe contemplar, no sólo posible una retaliación en términos arancelarios de ser necesaria, sino también una estrategia conjunta de gobierno y empresas para llevar los productos mexicanos a otros mercados y emprender alianzas con sus contrapartes de Estados Unidos y otros países, que les brinden la certidumbre que necesitan para hacer negocios.

Todo lo ocurrido en los últimos dos años en la agenda comercial de América del Norte y a nivel global, nos reitera que el mundo no volverá a ser el mismo, que el modelo de integración en América del Norte está cambiando, y que los países y las empresas debemos estar en una búsqueda constante por desarrollar varios motores de crecimiento de manera simultánea, a través de las nuevas tecnologías y, sin dejar de buscar llegar a cada vez más mercados.

Nota del editor: El autor es catedrático de la Escuela de Gobierno y Economía de la Universidad Panamericana, y fungió como Subsecretario de Comercio Exterior entre 2016 y 2018. Síguelo en Twitter como @jcbakermx Actualmente es el CEO y Socio Fundador de Consultores Internacionales Ansley. Todas las opiniones se reflejan a título personal.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad