Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Gasoductos, ¿una falla en el sistema de planeación?

El reto actual para el gobierno, más allá de la disputa legal, será mejorar la evaluación de impacto social en el sector energético, consideran Aleithya Morales y Sebastián Guzmán.
Aleithya Morales y Sebastián Guzmán
lun 08 julio 2019 01:00 PM

(Expansión) – El gas natural fue prioridad en el sexenio pasado por ser considerado un combustible importante para garantizar la transición energética; sin embargo, ahora que la política energética está cambiando y gira hacia una nueva estrategia, comienzan a pesar los costos de inversiones que en un inicio tenían un propósito específico para el futuro de la planeación eléctrica del país.

Lo que sucede en la actualidad, una guerra de privados y públicos, deja ver una falla en el sistema de planeación en el sistema eléctrico en el largo plazo pero también destapa las debilidades de un sistema de colaboración público privada e incluso social.

Publicidad

¿Por qué hablar de la colaboración público-privada-social? La raíz del problema en los retrasos de construcción, desde la perspectiva privada, tiene su origen en conflictos a nivel municipal donde se suspendieron las actividades.

Este “contratiempo” se debió a la molestia de la población y a la desinformación sobre los riesgos e impactos de esta construcción en dicha área. ¿Fue posible considerar este riesgo y tratar de contrarrestarlo?

A pesar de que está en disputa si esto fue un “caso fortuito y de fuerza mayor”, como se estipula en el contrato, queda al descubierto la vulnerabilidad de la sociedad en la conformación de proyectos de infraestructura energética.

Publicidad

El reto actual para el gobierno, más allá de la disputa legal, será mejorar la evaluación de impacto social en el sector energético. No es la primera vez que existen conflictos a nivel municipal por megaproyectos en el sector.

Estos retrasos, según la versión del sector privado, tienen costos económicos altos que pueden ser mitigados si desde un inicio se elaboran mejores planes de integración y comunicación hacia la sociedad, sin olvidar la perspectiva medioambiental.

Este tipo de proyectos han tenido impactos similares; por ejemplo, el caso más controversial en Alberta, Canadá llamado Trans Mountain pipeline un oleoducto que sigue causando controversia para los medioambientalistas y para la población indígena de la región.

Las cláusulas que cuestan millones de pesos a la CFE

Publicidad

En nuestro país, el gobierno anterior planteó dentro de los objetivos en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 e l fortalecimiento del mercado de gas natural y la red de suministro en México. A través del Programa Nacional de Infraestructura 2014-2018 fueron definidos los proyectos en materia de transporte, almacenamiento y distribución en todas las regiones del país, delineando la ruta de CFE para proyectos de inversión de nuevos gasoductos y centrales de generación, con la finalidad de mejorar las condiciones de abastecimiento y mayor disponibilidad en el despacho y generación de energía.

Finalmente, dicha estrategia quedo ratificada en el Programa de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional (PRODESEN 2015-2029 ) de manera conjunta con Plan Quinquenal de Expansión del Sistema de Transporte y Almacenamiento Nacional Integrado de Gas Natural 2015-2019 . Ambos buscaban, bajo el nuevo modelo institucional de sector establecido por la Reforma Energética, traer un beneficio conjunto tanto para las empresas productivas del estado como para el sector privado.

Lee: La otra historia de los gasoductos de la CFE

El impulso al gas natural en el consumo de la matriz energética tuvo su origen, principalmente, en la Ley de Transición Energética y la Reforma Energética. Dos instrumentos que cambiaron las reglas del juego pero también dejaban a la vista una prioridad en el largo plazo que era transitar a una matriz energética más limpia. Es decir, buscar generar electricidad reduciendo el uso del combustóleo o carbón, lo cual dio prioridad al gas natural.

Derivada de la Reforma Constitucional en Materia Energética, en donde fueron promovidas nueve iniciativas de Ley, a través de Ley de Hidrocarburos con fundamento en el Artículo 66 , se conformó una entidad cuya finalidad atendiera la gestión, administración y operación del gas natural en México. La creación del Centro Nacional de Control del Gas Natural (CENAGAS) es una clara señal por parte del la administración anterior de su apuesta por el gas natural, lo que impulsó las inversiones en los gasoductos que hoy enfrentan tal controversia.

El conflicto que actualmente existe bajo esta disputa legal, sin duda deja al descubierto otros retos en el marco normativo y la planeación del sistema energético en México. La colaboración público-privada debe enriquecerse con una perspectiva social donde las comunidades afectadas se incluyan en el proceso y así garantizar que las inversiones puedan desarrollarse según la planeación inicial.

Nota del editor: Aleithya Morales ( @aleithya_md ) y Sebastián Guzmán ( @seguzdMX ), especialistas en política energética de Ethos Laboratorio de Políticas Públicas. Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente a los autores.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad