Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Disrupción en medio de una crisis

La seguridad de los bienes puede ser real, pero mucho más intangible, ya que las empresas viven de la protección y buen manejo de su información, opina Dionisio Castillo.
mié 02 octubre 2019 03:00 PM
Disrupción y tecnología
Si bien hay innumerables lecciones de vida alrededor de un evento natural, diversas soluciones tecnológicas permiten que miles de empresas continúen con su trabajo sin necesidad de estar físicamente en un lugar, opina Dionisio Castillo.

(Expansión) – Según la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), únicamente el 6% de las pymes tiene alguna protección en caso de desastres naturales, lo que significa que el 94% restante puede perder todo al no estar preparado.

Si ponemos en una balanza que en la últimas cuatro décadas los desastres naturales se han cuadruplicado y a eso le sumamos que México se encuentra ubicado en el contexto de cinco placas tectónicas, es entendible que el país es propenso a sufrir – como ya sabemos y tenemos claro – de sismos y fenómenos meteorológicos de todas la índoles debido a su ubicación geográfica en el planeta.

Publicidad

La seguridad de los bienes puede ser real, pero mucho más intangible, ya que las empresas viven de la protección y buen manejo de su información, la cual corre un alto peligro si no se está preparado para un suceso de índole meteorológico y en México al estar tan expuestos, ¿qué hemos aprendimos de estos acontecimientos?

Si bien hay innumerables lecciones de vida alrededor de un evento natural, diversas soluciones tecnológicas permiten que miles de empresas continúen, a pesar de la adversidad, con su trabajo sin necesidad de estar físicamente en un lugar, que sin duda ayudaron a resguardar información clave y que permitieron privilegiar la seguridad de los datos y de las personas en medio del caos.

¿Pero qué pasa cuando algo así ocurre a nivel empresarial? Vayamos de lo inmediato a lo estratégico:

Las redes sociales

Si bien se han convertido en mecanismos primarios de información son elementos que deben usarse con responsabilidad a fin de compartir data confirmada.

Son una ventana de ubicación en tiempo real que nos da opciones como empresas de ubicar a nuestros colaboradores en medio de la emergencia, primero para saber qué están bien y después para girar instrucciones de los pasos a seguir por la compañía.

La iluminación y el audio inteligente

Juegan un papel primordial en el momento de un evento natural; sensores que se activen para facilitar la evacuación de un lugar, que midan temperatura y movimientos, y que a su vez, eviten las corrientes eléctricas para prevenir un conato de incendio son elementos utilitarios que debemos considerar como empresas.

Publicidad

¿En tu presupuesto anual están parámetros similares? En caso de que aún no, reflexiona qué pasaría la próxima vez si los tuvieras.

Drones

Una de la tecnología más rápida y eficaz para evaluar las zonas de desastres, cuando aeronaves más grandes representan riesgos. Sin embargo, aquí debemos cuestionarnos temas de legislación y control de los mismos.

La discusión alrededor de estas herramientas continúa en el debate internacional, pero sin duda debe ser uno de los primarios para aterrizar en zonas propensas a desastres como sismos.

La Nube

El gran aliado de las grandes empresas. Ese mítico intangible que nos permite evaluar, programar y medir riesgos en la mayoría de las circunstancias. Como empresas, debemos confiar cada vez más en ella, dada la facilidad que tenemos de acceder a nuestros datos desde cualquier parte del mundo, es económico, nos permite estar disponibles a todo momento y con la ventaja de que cada vez es más seguro.

En un ejemplo inmediato para los mexicanos ¿Funcionó en el 2017? Sin duda, fue el gran aliado de decenas de clientes que pudieron prever, gestionar y operar a distancia decisiones clave de sus negocios.

Softwares

Cada vez más especializados, aquellos que nos alertan de un posible sismo y los que nos permiten tener un control claro de nuestra gente, nuestros ingresos y egresos, entregables, stock e incluso aquellos que hoy pueden estimar nuestro futuro comercial pasada una crisis natural, son la realidad que tenemos que pensar como empresarios.

Publicidad

Vivimos en un mundo cambiante y en cualquier momento puede ocurrir algún desastre y las contingencias deben ser un referente para evitar tragedias mayores en el futuro.

Nota del editor: Dionisio Castillo es CEO de Intelisis, empresa mexicana enfocada en tecnologías de información a nivel nacional, cuyo portafolio de soluciones se basa en las ERP (Enterprise Resource Planning) complementadas con la tecnología en la Nube. Con presencia en ocho países de Latinoamérica, Intelisis provee soluciones empresariales de alto valor en diversos sectores y desde 2008 forma parte de Grupo Aspel con quien consolida información financiera en INBURSA de Grupo Carso. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad