Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Adaptándonos al entorno actual profesional... y lo que viene

Cada vez más personas busquen desarrollar actividades y quizá hasta carreras completas para las cuales nadie les ofrece una capacitación formal, mucho menos universitaria, opina Jorge A. Wise.
dom 20 octubre 2019 07:00 AM
empleo - inteligencia artificial - robots - reclutamiento
El talento humano se presenta escaso en aquellas actividades que se automatizan y más aún para esas mismas actividades que requieren quién las controle, innove y perfeccione constantemente, apunta Jorge A. Wise.

(Expansión) – El mundo del trabajo contemporáneo impone nuevos retos que tenemos frente a nosotros, a los cuales muchas veces dejamos de prestarles atención, ya que se convierten en parte cotidiana de nuestra vida. Hoy en día, el mundo laboral tiene que adaptarse a lo que el mercado nos presenta.

Empezando por las profesiones y pasando por los diferentes puestos o posiciones de trabajo, todos hemos requerido ajustarnos a nuevas y más permisivas circunstancias.

Publicidad

Constantemente escucho a representantes de muchas empresas decir que buscan nuevas y mejores formas de incrementar su productividad y eficiencia. Una de las maneras en las que persiguen ese objetivo es mediante la automatización; esto es, sustituir actividades humanas por sistemas, equipos o máquinas que las realicen de igual o mejor manera, confiando en que serán más productivas.

Ejemplo de estas automatizaciones son los equipos que responden a nuestra voz en lugar de una operadora, por ejemplo, una telefonista o similar. Es creciente la forma en que las empresas instalan esas innovaciones, que desplazan a las personas que realizaban esas actividades.

Un par de preguntas que surgen ante estos escenarios de automatización, son: ¿Qué puestos de trabajo son susceptibles a ser automatizados? y ¿Qué se hará con el personal desplazado por la automatización? Estimo que la primera pregunta es un poco más amplia que la segunda, así aquí donde me concentro en identificar qué hacer con el personal que es sustituido por alguna automatización.

Al platicar de estos temas con directivos de empresas, sus respuestas son variables. A pesar de ello, la mayoría indica que prefiere buscar la manera de retener el talento que ya han desarrollado. La razón es que, manteniendo a los empleados, con ellos pueden aumentar su producción a pesar de delegar algunas actividades a robots con lo que crean nuevos puestos de trabajo con nuevas y más ventajosas competencias.

Publicidad

Lo anterior significa que las empresas están inmersas en una ampliación de competencias para su fuerza laboral y haciendo que ésta pueda complementarse con los nuevos equipos adquiridos. Los empleados requieren adaptarse a un entorno nuevo, pero que no les es del todo desconocido, implicando una actual revolución en la forma en que apreciamos los puestos de trabajo.

Es común que cada vez más personas busquen desarrollar actividades y quizá hasta carreras completas para las cuales nadie les ofrece una capacitación formal, mucho menos universitaria. La automatización está afectando a algunas profesiones y actividades más que a otras, pero en cualquier caso se debe estar preparado para lo que viene: aprender nuevas capacidades que nos mantengan ubicados en la empresa o en alguna nueva posición que busque nuestro innovado y mejorado perfil.

OPINIÓN: La tecnología no desplazará al trabajador

Por lo anterior requerimos una preparación constante, para aprender y ser competitivos en lo que hacemos. El talento humano se presenta escaso en aquellas actividades que se automatizan y más aún para esas mismas actividades que requieren quién las controle, innove y perfeccione constantemente. Aquí la oportunidad se presenta, independientemente de a qué actividad nos dediquemos.

Con eso de que existen equipos que prácticamente pueden sustituir casi cualquier actividad humana, es conveniente mantener la construcción y desarrollo de un talento que sea útil. Así que resulta esencial tener conocimiento de las áreas personales que nos impactarán y en las que podemos desarrollarnos.

Publicidad

Ninguna área está limitada; ya se cuenta con sustitutos para todo tipo de actividades humanas que van desde competencias sociales y emocionales hasta productivas. Se trata de un tema en fuerte crecimiento en la mayoría de las economías desarrolladas, que está llegando a México.

OPINIÓN: Inteligencia artificial y automatización, ¿El fin del trabajo humano?

Las personas requerimos mejorar nuestras capacidades cognitivas, creativas, así como aquéllas que involucren el procesamiento de información compleja, junto con un adecuado entendimiento de las interacciones humanas.

Esto será mejor realizarlo con adaptabilidad y simpatía para todo lo que se presente en los siguientes años. La tecnología y las personas seguiremos interactuando, nuestra adaptabilidad a esa interacción nos ayudará a sobrevivir en un mundo diferenciado al actual en un futuro muy cercano, casi ya presente.

Nota del editor: Jorge A. Wise es Director del Instituto de Alta Dirección CETYS Graduate School of Business. Es Profesor de Mercadotecnia y Negocios Internacionales, y tiene un Doctorado en Filosofía en Administración de la EGADE Business School. Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad