Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Mensaje del PIB: la necesidad de un programa de reactivación económica

México debe buscar evitar las consecuencias que tendrá la caída de la inversión productiva, particularmente en el mercado laboral y el consumo de las familias, opina José Luis de la Cruz.
jue 31 octubre 2019 12:00 PM
Crecimiento económico
Para el cierre del presente año lo pertinente es establecer un programa económico emergente que tenga como prioridad finalizar con la recesión que se vive en el sector industrial, sugiere José Luis de la Cruz.

(Expansión) – Sin grandes sorpresas: el PIB del tercer trimestre del año exhibió una variación anual negativa: (-) 0.4% .

Sin lugar a duda que la debilidad de la economía mexicana se ha profundizado y permite refrendar la necesidad de aplicar un programa de reactivación que evite la continuidad del letargo económico.

Publicidad

El 2019 presentó la oportunidad de implementar una estrategia de promoción de la inversión productiva y con ello mitigar la desaceleración económica que se había observado desde mediados del 2018.

La ausencia de un programa de promoción e impulso a la inversión, así como la aplicación de un programa de gasto de gobierno restrictivo, se traducen en un crecimiento acumulado de 0% en los primeros nueve meses del 2019.

Ante ello y la tendencia negativa que subsiste en el ciclo del PIB, México debe buscar evitar las consecuencias que tendrá la caída de la inversión productiva, particularmente en el mercado laboral y el consumo de las familias.

Para el cierre del presente año lo pertinente es establecer un programa económico emergente que tenga como prioridad finalizar con la recesión que se vive en el sector industrial y cuyas consecuencias han llegado al mercado interno.

La relevancia de esto último aumenta por la contracción que se observa en la industria de Estados Unidos y los efectos adversos que ello tendrá para México.

Publicidad

Por ello es fundamental garantizar el fortalecimiento de la economía nacional. De no ocurrir así, el empleo será la siguiente variable que mostrará los efectos de los problemas que enfrenta el sistema productivo nacional.

Lee: ¿Cuándo iniciará la reactivación económica de México?

¿Qué hacer?

Los primeros pasos que dar:

1.- Reconocer la magnitud de la desaceleración económica y que ello se traduce en una fase recesiva.

2.- Implementar un programa de reactivación que comience con una modificación en materia de inversión pública: el Congreso de la Unión y el Poder Ejecutivo tienen la oportunidad de eliminar la reducción planeada en la inversión física del sector público para el 2020 (-5.4%).

3. Asociado con el punto anterior: el Gobierno de México puede garantizar que los proyectos de infraestructura y las compras de gobierno tengan un elevado contenido nacional. Ello beneficiaría al mercado laboral porque evitaría una reducción en la creación de empleo.

Publicidad

4. Pago oportuno a proveedores.

5. Garantizar la seguridad y movilidad en las vías de comunicación.

Lee: BBVA sugiere reactivar la inversión de infraestructura y energía en México

6. Evitar incremento en precios de la electricidad, gas, combustibles y transporte ferroviario.

7. Permitir la depreciación acelerada de activos y el 100% de deducibilidad en las prestaciones a los trabajadores.

8. Priorizar la reactivación de los sectores estratégicos que enfrentan los mayores desafíos, por ejemplo, de la construcción.

9.Alcanzar una mayor coordinación entre la política monetaria y la fiscal: ambas deben ir hacia la promoción del crecimiento económico a través de menores tasas de interés y expansión en la inversión pública.

10. La implementación de un Acuerdo Nacional para la conservación del empleo y el fomento a la inversión a nivel sectorial y regional: atender las necesidades prioritarias que garanticen frenar los efectos adversos de la fase recesiva.

11. Programa intensivo de sustitución de importaciones en todos aquellos sectores que enfrentan una competencia desleal en América del Norte: promover la aplicación de una estrategia conjunta con Estados Unidos y Canadá de medidas integrales que privilegien el consumo de lo Hecho en América del Norte.

Sin la aplicación de un programa de reactivación robusto e integral, México seguirá enfrentando las consecuencias negativas de un ciclo económico que se encuentra en la fase de recesión.

Nota del editor: José Luis de la Cruz Gallegos es Director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC). Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad