Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿Sería viable disminuir el pago de impuestos?

Si lo que como sociedad buscamos es una mejor calidad de vida, lo que se requiere es una mayor recaudación, opina Erendira Yaretni Mendoza Meza.
lun 04 noviembre 2019 10:58 AM
Reforma_Bacheo-1.jpg
Una mejor recaudación se traducirá en más y mejores servicios públicos, opina Erendira Yaretni Medoza.

(Expansión) - Mucho se ha discutido sobre el tema de los impuestos, y es así como se han generado múltiples propuestas para su disminución. Pero ¿Qué son los impuestos? es aquel tributo que se paga con la finalidad de dar soporte a los gastos del Estado, es decir, una forma de obtener recursos y financiamiento para sus funciones.

El Estado es el principal proveedor de los bienes y servicios públicos, es decir, del alumbrado, alcantarillado, servicios educativos, asistencia médica, pavimentación, recolección de basura, seguridad, entre muchos más. A su vez, funge como generador de empleos, por lo que los salarios son pagados a su vez con el presupuesto del gobierno.

Hasta este punto se considera que el pago de las tributaciones resulta de suma importancia, ya que sin él no tendríamos servicios públicos, habría desempleo y un incremento de nuestros gastos para satisfacer aquella dotación que el Estado nos provee.

Publicidad

Este gasto adicional que se podría generar, en caso de no pagar gravámenes, propiciaría que nuestro ingreso disponible fuera menor y por lo tanto se generaría una disminución en el consumo, y si esto ocurre vendría una caída en la producción, y como consecuencia principal tendríamos una economía inestable. Por lo tanto, los impuestos resultan de vital importancia en nuestra economía.

Entonces ¿sería viable disminuir el pago de impuestos? No, si lo que como sociedad buscamos es una mejor calidad de vida, lo que se requiere es una mayor recaudación.

En palabras sencillas si hay menos impuestos el Estado tendrá un menor presupuesto.

Analicemos un poco más, actualmente en México por cada 100 mexicanos solamente alrededor de 20 pagan sus impuestos, en pesos esto se traduce en que por cada 1 peso gastado del Estado, éste solo recauda 0.20 pesos de este gravamen, generando un déficit y por lo tanto incrementando la deuda por parte de gobierno.

Publicidad

Pero en los países más desarrollados, es decir, con mejor calidad de vida, por ejemplo, Noruega, Dinamarca, Holanda, Finlandia e incluso Estados Unidos, sus impuestos ascienden a entre el 40 y 60% de sus ingresos, y a pesar de ello, sus ciudadanos estarían dispuestos a un incremento, ¿por qué? ¡Tan sencillo! tendrían mejores servicios públicos y por lo tanto un mayor desarrollo.

Por otro lado un incremento en los impuestos en México tampoco es viable en el corto plazo, ya que el salario no es suficiente, dejando a la población trabajadora con menores ingresos para su consumo.

Aun a pesar de dos panoramas obscuros existen soluciones eficientes, una de ellas sería que el Estado lograra recaudar 1 peso por cada peso gastado, es decir, que lograra que la población en su totalidad pagara impuestos, un reto aún más importante.

Pero ¿Cómo lograr que la población pague impuestos? Quizá las medidas convencionales aún no han dado el fruto esperado, ya que solamente la población empleada en trabajo formal es quien aporta este gravamen, y en gran medida aquellas personas empleadas en áreas informales están evadiendo impuestos. Temo decir que en su mayoría son oficios como albañilería, herrería, preparación de alimentos, e incluso áreas especializadas como la medicina, quienes han encontrado un área de oportunidad eludiendo el pago de sus responsabilidades, sin embargo, se ven beneficiados de los servicios públicos que el Estado provee.

Lee: Se recauda poco por la baja confianza sobre el "uso de los recursos".- Herrera

Publicidad

Es por ello que la reforma fiscal deberá en cierta medida buscar incentivos fiscales para recaudar mayor monto, pero a través de un mayor número trabajadores.

Todo lo anterior se resume en pobres y deteriorados servicios públicos, así como recurrentes quejas de los ciudadanos, ya que con la aportación de 20 ciudadanos se busca cubrir la necesidad de 100, y a su vez el Estado ampara a la población más vulnerable a través de diferentes programas de asistencia social, sin lugar a dudas un tema nos lleva a otro dando lugar a nuestra próxima aportación.

Nota del editor: Erendira Yaretni Mendoza Meza es licenciada en Economía, maestra en Gobierno y Desarrollo Regional por El Colegio del Estado de Hidalgo y doctora en Ciencias Sociales por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. Es profesora de la máxima casa de estudios de la entidad. Síguela en su cuenta de Twitter como @yaretni .

Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad