Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Las acciones que deben evaluar los negocios durante una crisis

Es recomendable reevaluar las inversiones de capital planeadas y, de ser posible, posponerlas o encontrar alternativas menos costosas para conservar efectivo, opinan Carlos Hernández y Aarón García.
lun 13 abril 2020 11:59 PM

(Expansión) – Con motivo de la inminente desaceleración económica producto de la pandemia global que se vive actualmente, muchos negocios se encuentran en proceso de evaluar una lista de acciones a tomar para hacer frente al problema. A continuación, presentamos cinco ideas a considerar:

1. Las personas van primero

El recurso más valioso que toda empresa tiene es su gente. Por ello, procurar su bienestar en tiempos de crisis debe ser la máxima prioridad. Primero, deben asegurarse medidas establecidas para salvaguardar su salud.

Publicidad

En el caso puntual de una crisis sanitaria, esto incluye contar con protocolos para determinar qué hacer cuando un empleado presente síntomas. También implica analizar si las políticas de vacaciones y días de enfermedad deberían de ser reevaluadas para no crear incentivos perversos que pudieran orillar a empleados enfermos a acudir a su lugar de trabajo, contagiando así a sus compañeros y extendiendo la duración y magnitud del problema.

Por otro lado, se debe de prestar atención a su situación financiera, pues, si se encuentran en riesgo, estarán distraídos de sus labores.

Se debe de crear y/o facilitar la infraestructura necesaria para que los empleados que puedan trabajar a distancia lo hagan sin impactar su productividad. Adicionalmente, los equipos deberían de estar preparados para continuar funcionando sin la presencia de uno o más de sus miembros.

2. Crear un equipo de manejo de crisis

Toda empresa debe de contar con un equipo designado para manejar una crisis. Dicho equipo debe estar constituido por personas de diferentes departamentos de la organización, incluyendo gerencia, finanzas, legal, recursos humanos, ventas y producción, para desarrollar y ejecutar un plan de manejo de crisis.

El plan deberá enfocarse en mantener la integridad de los empleados, entender el estatus de y hacer ajustes a la cadena de suministro, investigar y planear la demanda a corto y mediano plazo, entre otras actividades, bajo diferentes escenarios previamente discutidos y evaluados que deberán ser actualizados conforme progrese la situación.

Publicidad

3. Comunicación: frecuente, oportuna y consistente

La comunicación con empleados, clientes y proveedores durante una crisis es indispensable para la supervivencia y continuidad de una empresa. Es necesario transmitir un mensaje – a través de todos los canales de comunicación utilizados por la empresa – de compromiso y solidaridad, reconociendo la situación actual y dando a conocer acciones concretas para enfrentarla.

El mensaje debe ser siempre consistente para no socavar la credibilidad de la gerencia y del negocio. Por otro lado, la empresa debe asegurar que sus empleados sientan la responsabilidad y confianza de dirigir problemas a la atención de la dirección de manera frecuente y oportuna, para así tener un mayor tiempo de maniobra y limitar las complicaciones antes de que escalen.

4. Realizar un ejercicio de valuación con diferentes escenarios

Ejecutar un ejercicio de valuación del negocio es recomendable, no necesariamente para conocer el valor de la empresa, sino porque la actividad obliga a sus diferentes departamentos a imaginar diversos escenarios de desempeño del negocio.

Dichos escenarios modelan el comportamiento de las ventas, los costos, los gastos y las inversiones necesarias bajo diferentes condiciones de mercado, de manera que se puedan identificar y priorizar las acciones más importantes en las que la gerencia debe enfocarse para generar el máximo flujo de caja posible del negocio, dependiendo del escenario que más se asemeje a las condiciones de la crisis en cuestión.

Infonavit y Fovissste lanzan plan para trabajadores por emergencia sanitaria

Publicidad

5. Mantener niveles altos de efectivo y niveles bajos de deuda

En la medida que sea posible, un negocio debe de contar con efectivo (o equivalentes) suficiente para financiar varios meses de operación. Una de las maneras de extraer más efectivo para el negocio es reduciendo los días de cobranza y extendiendo los días de pago, aunque esto no siempre sea posible.

En cuanto al inventario, se deben de analizar los méritos de mantener un inventario alto (lo que implica un costo mayor) dependiendo de la complejidad, velocidad y riesgo de disrupción de la cadena de suministro.

En relación con la deuda, se deben mantener niveles cuyos requerimientos de pago el negocio pueda cubrir incluso en tiempos de crisis. Se recomienda calcular el nivel de deuda óptimo con base en el flujo de caja generado por el negocio durante crisis anteriores, y no durante tiempos de bonanza.

Es recomendable reevaluar las inversiones de capital planeadas y, de ser posible, posponerlas o encontrar alternativas menos costosas para conservar efectivo.

Nota del editor: Carlos Hernández Goudet es Director Ejecutivo de Seale & Associates. Su experiencia incluye ventas, adquisiciones y asociaciones de empresas familiares y/o de capital privado alrededor del mundo. Contacto: chernandez@sealeassociates.com Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente a los autores.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad