Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

#CómoReactivarMéxico_header desktop Home Expansión
#CómoReactivarMéxico

Vas tarde, empresario

Suspender operaciones hasta nuevo aviso o cerrar tu negocio no significa solucionar tus problemas; más bien, es una parálisis porque no sabes qué hacer, opina Rigoberto Acosta.
mié 22 abril 2020 11:56 PM

(Expansión) – La sombra de una Fase 3 se cierne sobre el cielo mexicano. A ello habrá que sumar contracción del 8% del Producto Interno Bruto (PIB), de acuerdo con Bank of América. Otros analistas se han aventurado a vaticinar una contracción de 5%, sin embargo, los especialistas coinciden en que 2020 será uno de los años más críticos para la economía de México.

Estamos en la zona de realidades, de la verdad confrontativa. ¿Cómo se están preparando los empresarios para manejar este nuevo escenario que a muchos no les va a gustar? Porque, seamos honestos, la mayoría está viviendo una de las peores crisis en la historia de su negocio. No obstante, hay quienes, es real, ven a este momento histórico como varias ventanas que se abrieron cuando una puerta se cerró.

Publicidad

Hace apenas un par de semanas aún era posible preparar emergentemente tu negocio para blindarlo ante esta crisis económica mundial. Sin embargo, hoy las cartas están echadas y sí, empresario, si no te preparaste con un plan anticrisis, vas tarde. No basta con “bajar la cortina de tus instalaciones”, pedir comprensión o prórrogas porque, como versa el microcuento de Augusto Monterroso: “Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí”.

Suspender operaciones hasta nuevo aviso o cerrar tu negocio no significa solucionar tus problemas; más bien, es una parálisis porque no sabes qué hacer. Ni tu cabeza puede estar en paro, mucho menos tu negocio. Es como el COVID-19: muchos dudan de su existencia, pero sí creen en el monstruo del lago Ness. El equivalente sería creer que reabrir hasta nuevo aviso es una estrategia de negocios y que hacerlo crecer de una manera sostenida, aún en medio de la crisis, no.

¿Existen oportunidades reales de sobrevivencia de negocios? Sí. ¿Y es real la posibilidad de crecer un negocio a pesar de esta fuerte crisis? Sí. ¿Cómo? Definitivamente, no mirando hacia el pasado. Lo primero que tienes que hacer es reconocer cuál es tu actitud empresarial en este momento:
1. “No sé qué hacer, voy a quebrar”,
2. “Cierro mientras pasa todo esto” o
3. “A partir de aquí es mi responsabilidad salvar y crecer mi negocio”.

Esta crisis acelerará lo inevitable. Si es inevitable que tú crezcas, crecerás porque te preparaste. Y si es inevitable que tú desaparezcas porque no estás alineado estratégicamente con tu negocio, temo informarte que desaparecerás. La crisis no hace ninguna distinción –como el COVID-19, que apunta a que se llevará primero a los que ya padecían un cuadro médico que comprometía su sistema inmunológico o tenían padecimientos anteriores–.

Publicidad

Bajo esta premisa, es de vital importancia que una vez que te reconozcas en alguna de las tres actitudes mencionadas, hagas un examen de consciencia y decidas tomar las riendas de tu destino como dueño de negocio. Allá afuera no hay fórmulas mágicas ni videntes que aseguren un futuro; sin embargo, sí hay una posibilidad de salvación y crecimiento para quienes están dispuestos a aceptar el reto de prepararse para tomar el rol de un empresario en forma.

Planta los pies en la tierra. Deja de imaginar escenarios apocalípticos, aplica un análisis FODA a las finanzas de tu empresa y define el impacto real que tendrá a consecuencia de esta crisis mundial. Este ejercicio financiero te despejará la mente y podrás establecer medidas contingentes y emergentes en tu negocio.

Mucha “consultoría” de negocios que está invadiendo los canales de comunicación, en un acto de empatía con la comunidad, está ofreciendo claves para poder salir, aunque sea un poco, de la crisis. Sin embargo, las pymes no requieren este estímulo emocional momentáneo para que los negocios sobrevivan, requieren en realidad una guía estratégica completa para fortalecerse y crecer ante la crisis.

OPINIÓN: Las acciones que deben evaluar los negocios durante una crisis

La realidad es que la ausencia de un plan en las empresas las condena a desaparecer con o sin pandemias. Pero, específicamente para este momento crítico, existe un plan emergente de 90 días que te ayudará a crear la certidumbre que tu negocio necesita para sobrevivir y crecer.

Publicidad
5 formas en las que puedes apoyar la economía local sin salir de casa

Este plan deberá enfocarse en seis áreas clave: marketing, ventas, capital humano, control del negocio, distribución y servicio, y control financiero. Como ves, se trata de actuar de manera emergente para trazar la ruta crítica y comprometerte a cumplir las metas en ventas, clientes, costos, flujo de efectivo y utilidades.

Por eso, si eres dueño de un negocio y quieres no solo sobrevivir, sino acelerar tu crecimiento, te digo que esta es la última llamada para que tu negocio sea rescatado. Es la última llamada para trascender esta crisis. ¿Estás listo?

Nota del editor: Rigoberto Acosta es CEO de COACH Latinoamérica . Escríbele a contacto@coachlatinoamerica.com y síguelo en LinkedIn. Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad