Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

E-commerce contra el coronavirus_header desktop Home Expansión
E-commerce contra el coronavirus_galería desktop Home Expansión

La transformación digital es el motor de las empresas resilientes

las empresas más preparadas y avanzadas en su transformación son las que no deberían diferenciar el nivel de productividad generada por vía remota, opina Roberto De La Mora.
lun 25 mayo 2020 11:51 PM

(Expansión) – Empresas resilientes, un concepto que es posible vislumbrar como principal aprendizaje de la crisis por la pandemia y que nos ha dejado la enorme contribución de la tecnología y digitalización en todos aspectos. Estamos formando empresas resilientes ante crisis y ante el futuro que no es más que el presente apresurado.

Las empresas e individuos que hoy están adoptando nuevas formas de trabajo y colaboración vía remota y digital están preparándose para una más ágil recuperación cuando esta contingencia nos permita regresar a una operación física.

Publicidad

Aún aquellas empresas que están experimentando un avance con muchos esfuerzos y disrupciones en sus procesos operativos, hoy son empresas más preparadas para mantener continuidad inmediata de sus actividades, seguir conectadas con sus clientes, empleados y proveedores de manera efectiva y entregar valor diferenciador aún en situaciones poco favorecedoras. Estas empresas saldrán fortalecidas, la transformación digital se ha convertido en su motor clave de sobrevivencia.

Pero esto no es cuestión de suerte, claramente las empresas más preparadas y avanzadas en su transformación son las que no deberían diferenciar el nivel de productividad generada por vía remota o estando en condiciones regulares de operación.

Los objetivos y retos de las compañías no deberían cambiar aún en crisis, de hecho, siempre ha sido crucial mantener la colaboración, incrementar el nivel de compromiso y conexión con los clientes, aunque ahora esto va condimentado con algunos nuevos retos como el trabajo a distancia y cuestiones de cultura organizacional del trabajo moderno -tema aparte-, es real que pronto podríamos alcanzar la capacidad de adaptación inmediata y completa continuidad.

¿Qué pasa, entonces, con aquellas compañías que por mucho tiempo se resistieron a la migración a modelos digitales y basados en tecnologías como la nube o la Inteligencia Artificial? En los mejores casos, esta crisis ha sido un acelerador de su transformación. Muchas empresas se han visto obligadas a apresurar la implementación de tecnología en sus procesos, se enfrentaron a una realidad rebasada y esto las ha forzado a adoptar una realidad como es y no necesariamente como quisieran que fuera.

Estas compañías han sufrido un proceso transformador acelerado y con muchos topes en el camino, pero debe quedar la conciencia de que se está apostando por tener compañías altamente competentes y con bases tecnológicas, lo suficientemente fuertes para enfrentar cualquier otra situación en el futuro.

Publicidad

Sería difícil hablar de negocios resilientes sin señalar la importancia del cómputo en la nube como pieza clave de la transformación. La nube dejó de ser tendencia para convertirse en un elemento indispensable para el desarrollo de los negocios.

Su funcionamiento va más allá del alojamiento de los datos, es un grupo de servicios y tecnologías que permiten, no solamente el manejo adecuado de información en una escala masiva, nunca disponible antes, sino también la distribución de recursos de cómputo y acceso a aplicaciones de misión crítica de forma ágil y efectiva a través de las diferentes áreas de las compañías sea cual sea el sector, pero, sobre todo, es la plataforma que permite una continuidad inmediata de las operaciones de una forma segura y que habilita a romper la cadena del trabajo en sitio, sin poner en riesgo ningún eslabón operativo.

Hoy en día la nube ofrece el cómputo del tamaño requerido, la velocidad, eficiencia, calidad y almacenamiento necesarios, incluso para servicios avanzados de inteligencia artificial y proyectos de machine learning para trabajar con algoritmos de predicción para, por ejemplo, el manejo de inventarios y su demanda, y para incrementar la eficiencia de rutas de entrega.

Adicionalmente, al destacar que la seguridad es hoy un factor que puede jugar a favor o en contra de esta transformación, podríamos decir que la nube es la plataforma más segura, monitoreada 24 horas al día, todos los días, para detectar y atajar riesgos cibernéticos. Cuando se tiene confianza de todas las operaciones en remoto, el resto viene por añadidura.

Todo lo anterior explica por qué hoy los servicios relacionados con internet, como el cómputo, el almacenamiento y la conectividad, han sido nombrados infraestructura esencial y se ha dado prioridad a su mantenimiento óptimo para que las empresas continúen sus labores durante todo este tiempo.

Publicidad

La continuidad de los negocios está basada en servicios de alta confiabilidad, disponibilidad y probidad; la nube es uno de estos servicios transformadores que permitirán tener empresas resilientes, capaces de adaptarse a las nuevas realidades que nos traerá el futuro.

Nota del editor: Roberto De La Mora es Director de Tecnología de Microsoft México. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad