Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿Es buen momento para comprar dólares?

En momentos de incertidumbre, el dólar estadounidense ha sido visto como la moneda de resguardo de valor por excelencia, apunta Iván Barona.
vie 29 mayo 2020 06:03 AM

(Expansión) – Los consejos que logran aguantar el paso del tiempo suelen ser los que han demostrado eficacia. En ocasiones hemos escuchado: hay que invertir en ladrillos, el oro es buena inversión y siempre hay que tener un guardadito en dólares. Si bien estas recomendaciones no sobran en una estrategia patrimonial, y hoy en día podemos acceder a muchos instrumentos que cubren estas necesidades de manera eficiente, hoy abordaré el tema de dólar.

Pocas preguntas han sido tan recurrentes en mi carrera, desde que comencé en los mercados financieros hace más de 15 años. En dicho periodo hemos observado una tendencia alcista en el tipo de cambio dólar-peso, la cual se ha visto más pronunciada durante episodios de volatilidad en los mercados.

Publicidad

¿Qué lo hace atractivo?

En momentos de incertidumbre, el dólar estadounidense ha sido visto como la moneda de resguardo de valor por excelencia. Y a pesar de que las tasas de interés muestran un nulo premio, recordemos que hoy en día el bono de 10 años alemán y suizo pagan tasas negativas.

Y así como después de un temblor, robo o choque, uno suele buscar contratar un seguro, es que en esta ocasión resuena en nuestra cabeza, hay que comprar unos dólares (tras haber alcanzado niveles cercanos a 26 pesos a principios de abril).

Hace un par de años (2017) compartí una nota donde comentaba que la decisión de adquirir dólares dependerá del objetivo. ¿Qué hacer si tengo previsto un gasto en dólares, si es una estrategia patrimonial o un fin especulativo?

En primer lugar, voluntaria o involuntariamente, todos participamos en este trade. Por más ajenos que seamos al mercado, sabemos que una depreciación pronunciada tiene relevancia en nuestro patrimonio. Ya sea por el consumo de productos denominados en moneda extranjera, o por el impacto indirecto en insumos dolarizados o importados. En el argot financiero solemos tener una posición naturalmente corta en dólares.

En consecuencia, las fluctuaciones cambiarias suelen generar ansiedad en muchos inversionistas. Pareciera que no solo los mueve el interés de participar adquiriendo un activo que sube de valor, sino también la presión de verse impactado negativamente al no participar.

Publicidad

En esta ocasión me gustaría hablar un poco más de la delgada línea roja que existe entre quien quiere especular y acaba participando patrimonialmente. Algo así como los traders que se vuelven value investors por ocasión, mas que por vocación.

Quienes quieren participar con una estrategia de trading, en ocasiones olvidan reglas claras, como: tener un precio objetivo, un horizonte determinado y un stop loss. Es decir, dejar claro a qué nivel materializarían su ganancia, cuánto tiempo permanecerán con esta operación, y a qué nivel de precio tomarían la pérdida.

Pareciera que el trader inexperto, suele subirse tarde a la ola, y una vez que el precio regresa, “decide” tomarlo como una posición patrimonial. O en caso de ver una depreciación mayor, donde el dólar alcance su precio objetivo, titubea en realizar la venta por la carga psicológica que puede tener este trade en particular.

LEE: El dólar seguirá brillando en medio de pandemia del coronavirus

Existen verdaderos expertos que acostumbran a hacer estas operaciones día a día. Utilizan herramientas sofisticadas y modelos estrictos probabilísticos, donde tratan de desprenderse de corazonadas o sesgos psicológicos que los saquen de su carril.

Para los inversionistas principiantes existen opciones como fondos de inversión con exposición a instrumentos dolarizados, o incluso ETFs (o fondos indizados que cotizan como acciones) como el SHY o SHV, que en su composición tienen bonos del tesoro de Estados Unidos a corto o mediano plazo, siguiendo un comportamiento similar al dólar.

Sea cual sea tu estrategia, recomiendo que tengas claro tu objetivo y busques un mecanismo eficiente y regulado para participar.

Nota del editor: Iván Barona estudió Administración y Finanzas en la Universidad Panamericana. A lo largo de 15 años en GBM se desempeñó como analista, Estratega México, Director de GBMhomebroker y Business Intelligence. Es profesor por asignatura en la Universidad Panamericana, en CENTRO, y Lead Mentor en Collective Academy. Socio Fundador de Left Right Kapital. Actualmente se desempeña como Director de Finanzas de Tiendas Bama. Síguelo en Twitter y en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad