Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

#CómoReactivarMéxico_header desktop Home Expansión
#CómoReactivarMéxico

Los líderes que México necesita

Hoy en día necesitamos líderes que transformen los tropiezos en madurez y los errores en oportunidades, opina Estefanía Mercado Asencio.
jue 02 julio 2020 05:00 AM

(Expansión) – México y América Latina enfrentan una severa crisis de liderazgo que ha generado un ciclo perjudicial: el ascenso de líderes incapaces de vislumbrar el impacto de sus decisiones y omisiones en la sociedad, y como efecto, la claudicación de líderes talentosos, con el potencial de cambiar una nación; personajes con conocimiento y experiencia, pero que desmotivados, deciden apagar la luz y vivir en el anonimato.

Claro, hay otros empecinados que luchan contra corriente. Más que conservadores o liberales, se trata de líderes reconstruccionistas, que optan por erradicar la apatía y la indiferencia. Son los líderes que México necesita.

Publicidad

Nuestro país requiere líderes actualizados, comprometidos con la nación y que vean al mundo desde una nueva óptica; que tracen un plan basado en las nuevas tecnologías. Líderes que sepan cómo funciona México, es decir, que conozcan sus fortalezas y entiendan sus áreas de oportunidad; que eviten la disrupción, que amen su tierra y reconozcan su identidad.

La experiencia reciente nos ha dejado claro que México necesita líderes inteligentes, con autodisciplina, emocionalmente sanos, que hagan equipo a raíz de sus cualidades. Gente capaz de digerir la critica, de reconocer errores y darle la bienvenida a diferentes formas de pensamiento.

Considero que el temple y la frialdad en la toma decisiones son características imprescindibles. Hoy en día necesitamos líderes que transformen los tropiezos en madurez y los errores en oportunidades.

No he encontrado el hilo negro, y no es un secreto que nuestro país requiere líderes que se conduzcan con respeto, humildad; que sean defensores de la dignidad, y que entiendan que en la vida todos somos alumnos y maestros. Creo que no es posible ser un buen líder sin un espíritu generoso.

México necesita líderes que eviten rupturas por diferencias de opinión. Que llamen a la colaboración y no propaguen la división. Que reconozcan el papel que cada uno desempeña, como en el béisbol; el pitcher lanza, el shortstop evita el hit y el bateador pega jonrón.

Publicidad
¿Cómo lograr que México salga de la crisis económica del COVID 19? | #AsíLoVemos

Una nueva comunicación. Inmersos en la revolución tecnológica, los líderes de hoy han cambiado las formas de comunicar las ideas. Todo debe ser más claro, humanista, actual y con un lenguaje sencillo.

La antigua forma de comunicar difícilmente generará un efecto positivo en las nuevas generaciones, que observan hasta el mínimo detalle del qué y cómo se dice.

Rivalidad. Un buen líder no tienen rivales. No siente amenaza ante los más inteligentes o más capaces, o bien, ante aquellos que profesan una ideología religiosa, sexual o política diferente; por el contrario, encuentran en la diversidad de pensamiento una oportunidad para fortalecer al grupo.

Renovación e innovación. El pensamiento ‘dinosaurio’ que tanto daño hizo a México no puede regir las directrices del nuevo liderazgo, pero tampoco se puede permitir que el resentimiento, la división, y las heridas del pasado operen esta nación. Creo que un buen líder nos enseña a mirar al frente sin olvidar, y nos comparte la oportunidad y la responsabilidad de poder hacerlo mejor.

La nueva generación de líderes. Hoy, más que influencers, esperamos líderes que trasciendan mas allá de la popularidad. Urgen nuevas propuestas y acción social.

Sé que esta generación aportará grandes líderes, porque las nuevas generaciones entienden que la política, la religión, raza, estrato social, edad, o preferencias sexuales, no nos definen.

La juventud exige un pensamiento equitativo, inclusivo e igualitario.

Publicidad
¿Cómo será el turismo después del coronavirus? | #CómoReactivarMéxico

El liderazgo empresarial. Sin daños a terceros, el ser no debe estar peleado con el tener, estoy convencida que ambos pueden coexistir. Es válido aspirar y trabajar para alcanzar nuestros sueños, materiales y emocionales, por más altos o descabellados que parezcan.

En el empresariado, las circunstancias exigirán que nuestras acciones y nuestra honestidad estén a la altura del interés colectivo de nuestro país, del que todos somos socios.

OPINIÓN: Líderes vacíos

Los jóvenes son el agente de cambio. A los jóvenes que anhelan una transformación empresarial, social o política: prepárense, manténganse actualizados, estudien y participen. No permitan que las circunstancias negativas los desmotiven. Los grandes logros no provienen de la fuerza física, sino de la fuerza emocional, mental y moral. Ustedes son el agente de cambio. No se rindan, sean los líderes que México necesita.

Nota del editor: Estefanía Mercado Asencio es empresaria, consultora financiera, fundadora y Secretaria General de Coparmex Riviera Maya. Síguela en Twitter . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad