Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Fusiones y adquisiciones durante y después del COVID-19

Tomando en cuenta la nueva normalidad y las modificaciones que han llegado para quedarse, las compañías podrían estar modificando sus modelos de operación, considera Alejandra Vargas.
vie 23 octubre 2020 05:00 AM

(Expansión) – La pandemia no sólo vino a causar impactos en las economías, sino en todos los sentidos de lo que considerábamos una vida cotidiana tanto a nivel personal como laboral, es decir aunado a las caídas en crecimiento de los países a nivel generalizado, los patrones de consumo han cambiado adaptándose a las nuevas necesidades ocasionadas por el confinamiento. Las empresas se han visto obligadas a transformarse a una velocidad nunca antes vista, impulsando un mayor uso de la tecnología.

Por lo anterior, la compañías han considerado que es un buen momento para replantear sus estrategias, procurando una recuperación eficiente y una correcta atención de las nuevas necesidades de sus consumidores.

Publicidad

Hasta el momento los mayores impactos provocados por la crisis fueron durante el primer semestre del año, y a pesar de que podríamos seguir viendo algunos efectos negativos en los siguientes meses por incertidumbre en torno a las vacunas, temas políticos, entre otros, las empresas se preparan para la recuperación.

Tomando en cuenta la nueva normalidad y las modificaciones que han llegado para quedarse, las compañías podrían estar modificando sus modelos de operación. Estos cambios podrían traer una mayor inversión en automatización de actividades y un enfoque hacia una transformación digital.

Aunado a esto se esperaría que estas nuevas estrategias, con la finalidad de acelerar su recuperación, busquen realizar procesos de fusiones y adquisiciones estratégicas que les ayuden a complementar sus proyecciones de crecimiento, así como a protegerse de disrupciones que pudieran darse en el futuro.

Antes de la crisis, las compañías ya tenían estrategias de fusiones o adquisiciones, las cuales en algunos casos se vieron interrumpidas o aplazadas con la finalidad de conservar un mayor flujo y una posición financiera sólida. Para lo que resta del 2020 y principios del 2021 esperaría que las compañías continúen siendo cautelosas; sin embargo, no descarto que algunas empresas empiecen a tomar oportunidades atractivas.

De igual forma, en cuanto se empiece a ver una recuperación más acentuada, aquellas que se encuentran en una mejor posición financiera y que posean liquidez, estarían al acecho de empresas que puedan brindarles un complemento a sus negocios actuales, que transformen sus negocios o que los ayuden a crecer en nuevos mercados.

Hay que recordar que históricamente los periodos posteriores a las crisis han traído oportunidades de adquisiciones de empresas con valuaciones deprimidas de activos que son de alta calidad y que una vez que se recuperan pueden dar crecimientos muy atractivos.

Considerando esta premisa, me parece que podríamos ver que las empresas salgan de compras para finales de 2021, ya que algunas han guardado liquidez esperando que la pandemia se disipe, previniendo imprevistos o una recuperación mas larga de lo esperado.

Publicidad
#ReactivarMéxico: Cómo impulsar el crecimiento | Expansión Summit 2020

La encuesta del Barómetro de Confianza del Capital de EY -informe que busca medir la confianza de las empresas en el panorama económico-, menciona que más del 56% de los ejecutivos encuestados estarían optando por transformar sus compañías a través de una adquisición en los próximos 12 meses.

En lo que va del 2020 he escuchado algunos acuerdos, por ejemplo en Estados Unidos ArcelorMittal decidió vender sus activos en ese país a la minera Cleveland-Cliffs por un valor aproximado de 1,400 millones de dólares. También se ha escuchado que los bancos líderes en Suiza, Credit Suisse y UBS estarían pensando en fusionarse, lo que los convertiría en uno de los más importantes en Europa.

También se han visto múltiples transacciones relacionadas con la industria tecnológica, las cuales espero sigan ocurriendo conforme incrementen los planes de las empresas por acelerar su procesos digitales.

Cabe mencionar que según especialistas de PWC, la consultora internacional de negocios, las futuras fusiones podrían estar impulsadas por algunos factores clave como el cambio en el comportamiento grupal e individual, cambio en el rumbo de los sectores, principalmente un enfoque mayormente tecnológico, así como el crecimiento y rentabilidad que puedan brindar las nuevas adquisiciones, buscando posicionarse como líderes en la recuperación post pandemia.

A pesar de lo anterior, no hay que olvidar que la recuperación de las compañías no solo dependerá de la disipación del COVID-19, sino del sector al que pertenezcan y su evolución.

En los próximos meses podríamos estar viendo un “Black Friday” empresarial, es decir, aquellas empresas que tengan los recursos van a salir de compras y podrían estar adquiriendo activos a precios muy atractivos y con grandes expectativas de crecimiento.

Nota del editor: Alejandra Vargas es analista bursátil en Grupo Financiero BX+, financiera y un poco contadora, practica patinaje sobre hielo, yoga y le gusta leer libros de varios temas. Síguela en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad