Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La nueva visión de EU sobre energía

El objetivo que la nueva administración en Estados Unidos adoptará es revertir la pérdida y la mala utilización de las energías primarias, señala Ramses Pech.
jue 12 noviembre 2020 11:59 PM

(Expansión) – En Estados Unidos los resultados de las elecciones presidenciales señalan al candidato Joe Biden y es muy complicado que puedan ser revertidos por la singularidad de la forma en la selección del administrador de esta nación.

Los mercados han reaccionado de forma positiva y los commodities han empezado a recuperarse, como el precio del barril al regresar a intervalos en el futuro en rangos de 38 a 42 dólares; se espera que se mantenga en este valor en las próximas semanas.

Publicidad

A partir de la nueva administración, que entrará en vigor en enero del 2021, veremos nuevas empresas, o las que están actualmente en el mercado energético estadounidense, migrando a un nuevo modelo de negocio.

Tendrán una ventaja competitiva respecto a los mercados en donde las políticas públicas en energía están ligadas a la industria de los hidrocarburos y no a la mejor forma de aprovechar a las energías primarias en un periodo más largo.

En el país de las barras y las estrellas, la nueva visión de la próxima década para la misión del 2050 contempla reducir la brecha de la energía rechazada (no utilizada) por debajo del 50%. Actualmente del total de energía primaria tomada y transformada solo se aprovecha en 33% y la diferencia desperdiciada -principalmente por las tecnologías que actualmente hay para consumir a todos los portadores de energía (combustibles – electricidad), cuya bajo eficiencia tiene como resultante calor (energía)- es enviada al ambiente, causando el cambio climático.

El objetivo que la nueva administración en Estados Unidos adoptará es revertir la pérdida y la mala utilización de las energías primarias, lo cual traerá menor compra y utilización del petróleo crudo.

Estados Unidos se está moviendo en la dirección correcta, pero con demasiada lentitud y con la nueva administración podrán realizar, en un menor tiempo, las bases para el cambio, que deberá concluir en el 2050.

Lo lograrán aprovechando la inversión en nuevas tecnologías en el transporte, disminuyendo la cantidad de petróleo tomada de la naturaleza y con ello disminuir la cantidad de calor que emane a la atmósfera por los escapes el calor que proviene de la combustión, migrando a carros híbridos, eléctricos y posteriormente a eléctricos con hidrogeno. Pero dependerá de la forma en que se genere la electricidad en función de la materia prima o de los recursos que tomen de la naturaleza.

La nueva misión de ese país es tener una eficiencia energética en un modelo de negocio nuevo que incremente las inversiones y recupere los empleos que la industria de hidrocarburos ha perdido este año a través de la generación de nuevas profesiones, técnicos o administrativos alineados en aprovechar de una mejor forma las energías primarias.

Publicidad
Joe Biden gana las elecciones de EU

Esta nueva misión no significa que de forma tajante eliminará la utilización del petróleo o que cambiará la forma de generar electricidad, es un proceso evolutivo ordenado y de acuerdo a las posibilidades financieras, las políticas públicas y la aplicación de las nuevas tecnologías que se lleven a cabo.

La pérdida de estados por parte de los republicanos pudo haber sido por la visión de largo plazo donde vieron que su crecimiento económico no podría ser sin el acompañamiento de la energía, alineados al nuevo modelo adelantado de la misión por parte de los demócratas.

Entre las acciones que la nueva administración pretende realizar para hacer el cambio en aprovechar las energías primarias están:

- Inversión acelerada en el cambio climático y llevar un rumbo irreversible para cumplir con el plan que la ciencia demanda.

- Creación de un millón de nuevos empleos en la industria automotriz estadounidense, en las cadenas de suministro nacionales y la infraestructura automotriz, desde partes hasta materiales y estaciones de carga de vehículos eléctricos, en las diferentes modalidades para aprovechar la energía rechazada.

- Ciudades con más de 100,000 o más habitantes con opciones de transporte público de alta calidad y cero emisiones, en coordinación con la inversión privada.

- Avanzar ambiciosamente para generar electricidad limpia fabricada por empresas de Estados Unidos y lograr un sector eléctrico libre de contaminación por carbono para el año 2035.

- Creación de un millón de puestos de trabajo, una mejora de 4 millones de edificios y la climatización de 2 millones de hogares en 4 años.

- Creación de una nueva Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada sobre el Clima.

La misión adelantada por la nueva administración que entre en 2021 busca marcar una inversión histórica en eficiencia energética, energía limpia, sistemas eléctricos e infraestructura de líneas que faciliten la electrificación del transporte y una nueva infraestructura de transmisión y almacenamiento de baterías, que abordará los cuellos de botella para desbloquear el potencial total de energía limpia de Estados Unidos.

Nota del editor: Ramses Pech es analista de la industria de energía y economía. Es socio de Caraiva y Asociados-León & Pech Architects. Síguelo en Twitter y/o en LinkedIn . Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad