Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Desarrollo tecnológico, ¿enfrentamos la realidad o vivimos una ilusión?

En México, la política científica y tecnológica debe garantizar el financiamiento para las ciencias básicas, apunta Juan Alberto González Piñón.
vie 13 noviembre 2020 11:58 PM

(Expansión) – En los últimos 25 años el Conacyt implementó diferentes programas para estimular la innovación en el sector privado mediante apoyos directos e indirectos. En ese tiempo los sectores con mayores beneficios fueron automotriz, química, alimentos, farmacéutica, salud y aeroespacial; sin embargo, estos apoyos han tenido bajo impacto.

De acuerdo con la OCDE, en el país solo el 2.9% del total de las empresas introduce al mercado productos y/o procesos nuevos o significativamente mejorados; en casos como Canadá, Alemania y Australia, los porcentajes de empresas que realizan innovaciones correspondió al 40%, 36% y 35% respectivamente.

Publicidad

No podemos esperar a que el gobierno llene este vacío en forma exclusiva, la industria se debe poner a la altura del desafío de aplicar el nuevo conocimiento en el desarrollo de soluciones a las demandas tanto del mercado como de la sociedad; se requiere impulsar la aplicación del conocimiento científico y tecnológico hacia fines prácticos que den respuesta a la gran cantidad de problemas y necesidades que aquejan nuestra realidad.

En ello es claro que los resultados de la investigación científica no siempre pueden planificarse, sin embargo, también es cierto que se requiere respaldar la investigación que procure el bienestar general de la sociedad.

En México, la política científica y tecnológica debe garantizar el financiamiento para las ciencias básicas, de las cuales es deseable esperar una corriente constante de hallazgos que puedan traducirse en nuevos avances tecnológicos e innovación.

Las políticas públicas, en cuanto acciones de gobierno con objetivos e intereses de carácter público, deben estar sustentadas en un proceso de diagnóstico y análisis de factibilidad; por ello, la puesta en práctica de la política científica y tecnológica exige la aplicación de herramientas cuantitativas que permitan evaluar sus resultados e impactos en la atención de los problemas y necesidades del país.

Algunos de los retos son:

- Fortalecer el marco normativo y las políticas de protección industrial, dentro de los organismos o instituciones, haciendo un claro énfasis en el carácter territorial de la política científica y tecnológica; es decir, se debe dar prioridad a la gestión de propiedad industrial incorporada en bienes y servicios originados por el país.

- El sistema de propiedad industrial es una de las vías para impulsar la investigación aplicada y su posterior materialización en bienes de alta tecnología; por ello debe ser capaz de hacer cumplir los derechos de PI de las empresas, a fin de ofrecer certeza jurídica en el otorgamiento de la protección de invenciones, así como evitar la filtración inadecuada de información que ponga en riesgo la novedad y actividad inventiva de las creaciones.

La fuga de conocimientos puede inhibir la transferencia de tecnologías hacia la cadena de proveeduría nacional.

Publicidad
Una vacuna contra la crisis | Expansión Summit 2020

- El sistema de patentes debe eficientar sus procesos de gestión, optimizando la tramitación burocrática y aprovechando los mecanismos de cooperación internacional, para incentivar que las pequeñas y medianas empresas puedan traducir nuevas ideas en procesos y productos de valor para el país.

Estas limitantes también son atribuibles en parte a las dificultades técnicas y gastos inherentes al funcionamiento del sistema de patentes tal como hoy existe.

- Se requiere incrementar la cantidad y mejorar el nivel técnico de los examinadores, pues la problemática operativa más urgente del sistema nacional de patentes es la limitada capacidad de atención al volumen y la complejidad de las actividades tecnológicas, lo cual ejerce fuertes presiones en los examinadores de patentes.

- Ofrecer a los investigadores asistencia técnica y prácticas de gestión tecnológica; el actual sistema de patentes en México supone costos sociales importantes y podría desalentar la innovación más que incentivarla.

- Aprovechar los programas y apoyos provenientes de organismos internacionales, tal es el caso del Programa de Asistencia a Inventores (PAI), esta es una iniciativa de la OMPI en cooperación con el Foro Económico Mundial, es el primer programa de alcance mundial que vincula a los inventores y las pequeñas empresas de escasos recursos financieros de países en desarrollo con abogados de patentes.

Estos expertos prestan sus servicios de asistencia jurídica de forma gratuita al objeto de ayudar a los inventores en los procedimientos para la obtención de protección por patente. Este programa hoy solo es aplicado por Colombia, Ecuador, Filipinas, Marruecos, Perú y Sudáfrica.

- Establecer una política que incentive a que las empresas transnacionales con operaciones en México generen intencionalmente derrames horizontales y verticales de esas nuevas técnicas y métodos, con el fin de apoyar la acumulación de capacidades tecnológicas en la industria nacional; es decir, alentar e incentivar a que estas empresas extranjeras busquen transferir tecnología y conocimientos directamente a las empresas nacionales que son parte de su cadena de proveeduría.

Los resultados mostrados dan evidencia de que la economía mexicana no ha propiciado las condiciones favorables que permitan fomentar la actividad inventiva de forma tal que se incremente el número de patentes mexicanas conforme crece la economía.

No se ha logrado establecer una acumulación de capacidades tecnológicas, ni una trayectoria tecnológica sólida que abra las puertas a lo que pudiera ser un círculo virtuoso entre los niveles de desarrollo tecnológico y las tasas de crecimiento económico en términos reales.

Nota del editor: Juan Alberto González Piñón es director de Spark UP y académico de la Facultad de Empresariales de la Universidad Panamericana. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones expresadas en esta columna corresponden exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad