Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El Orwell en la CDMX

Recordemos que se vienen temporadas de elecciones, en las cuales el mundo digital es factor clave para lograr sumar adeptos a la causa personal de cada figura política, señala Carlos Ramírez.
vie 20 noviembre 2020 11:57 PM

(Expansión) – La CDMX implementa desde el 18 de noviembre el “Sistema obligatorio de identificación de contagios en espacios cerrados”, algo que no es más que un registro de datos cruzados con la finalidad de alertar para prevenir. Suena simple, pero no es así…

Estamos ante un escenario de fallida atención hacia el manejo de la pandemia y la poca autoridad que las figuras políticas que gobiernan al país y a la demarcación de la Ciudad de México cuya eficacia ante el control del COVID-19 deja en claro que los muertos y los contagios van en aumento.

Publicidad

Para subsanar esta fallida atención sanitaria llega el control digital, el estilo de aquel texto referido como 1984. La realidad orwelliana se está haciendo cada vez más presente. El programa orquestado en las entrañas de la CDMX implica la recopilación de datos personales de alta 'criticidad', pues, al hablar de un estado de salud de inmediato se encienden los focos rojos sobre el manejo que esto pudiera tener.

Una de sus funcionalidades es la de avisar si alguien ha estado en contacto con alguien contagiado por COVID, de inmediato identificados como “los apestados”, cuya discriminación se haría sin duda notoria, buscando algún tipo de escarnio y rechazo por el hecho de desconocer su estatus de salud, hasta que la aplicación lo indique.

No hay que ir al fondo para indagar que detrás hay mecanismos tecnológicos de identificación a cualquier persona, cuya ubicación, CURP, número personal, estarán ligadas, cosa que ya ocurre con la app de la CDMX. Para este caso se presume que para tener un poco de seguridad hay que ceder privacidad.

Existe una técnica digital llamada perfilamiento o profiling, la cual a simple vista se podría identificar como una estrategia de marketing para lograr un mayor impacto, analizando hábitos, otras veces basta con el simple hecho de tener un registro con fecha de nacimiento y nombre para indagar, una locación de movilidad y uso, etc.

Si bien las autoridades afirman que no se vulnerará algún tipo de dato personal, no se descarta la posibilidad de que existan terceras personas malintencionadas que lo utilicen para el perfilamiento más allá del control.

Recordemos que se vienen temporadas de elecciones, en las cuales el mundo digital es factor clave para lograr sumar adeptos a la causa personal de cada figura política, dándole a cada uno lo que quiera ver, seccionados en grupos acorde a las edades, a las zonas de vivienda en donde el GPS tenga mayor actividad en las consultas.

Existen también ataques digitales donde se involucra el uso de códigos QR para llevar a cabo alguna redirección a un sitio web apócrifo, inyectar malware, etc. No descarto tampoco la posibilidad de que sea sustituido el punto de escaneo con una calcomanía previamente impresa por un atacante que busque dañar o algún beneficio económico o de información a los comensales que acudan a algún restaurante sumamente concurrido.

Publicidad
Ciberseguridad, la otra vacuna que México necesita | Expansión Live

En cualquiera de los escenarios, el control es el factor que dará pie al uso de herramientas copiadas de un plano europeo donde se descartaron al ser catalogadas como intrusivas y vulneren los derechos digitales.

Si pensamos un poco en las consecuencias de negarse a escanear un QR y nos niegan la entrada caería el establecimiento en un acto de discriminación, a la par de que la población sin acceso a un móvil o simplemente haberlo olvidado en casa o en algún otro sitio, nos imposibilitaría el poder acceder a tan valioso registro de datos.

OPINIÓN: Sin intimidad y con más impuestos...

Recordemos que con un poco más de tecnología aplicada, aunque pareciera algo simple y preventivo, si se utiliza tecnología de Big Data para el análisis de todo, estamos hablando que el escenario se vuelve más intrusivo y la base de datos generada se haría oro molido para diversas personas.

A la CDMX le faltó autoridad para un mejor manejo sanitario. Ahora que todo está fuera de sus manos buscarán el control por esa herramienta de uso cotidiano que todos utilizamos, incluso para leer esto, el móvil.

¿Cuánto vale tu información?

Nota del editor: Carlos Ramírez Castañeda es especialista y apasionado por el Derecho Informático, particularmente en ramas de Ciberseguridad, Cibercriminalidad y Ciberterrorismo. Tiene un Máster en Derecho de las Nuevas Tecnologías de la Información y Comunicaciones de Santiago de Compostela España, Doctor en Administración y Políticas Públicas de México. Es colaborador de diversas instituciones académicas y gubernamentales, profesional siempre interesado en temas de ciberprevención particularmente con sectores vulnerables. Síguelo en Twitter como @Ciberagente . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad