Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La agricultura energética de Joe Biden

El maíz es un fantástico colector de dióxido de carbono y liberador de oxígeno, y contribuye eficazmente a la lucha contra el efecto invernadero, apunta Ramses Pech.
vie 20 noviembre 2020 11:59 PM

(Expansión) – La segunda fase de la misión de Estados Unidos fue adelantada una década con esta nueva administración, que entrará en enero del 2021. La parte agrícola tendrá varios objetivos que asentarán las bases para tener una mejor calidad del aire.

Para lograrlo, en conjunto han definido ciertas acciones como: secuestrar carbono, apoyar la biodiversidad de las cosechas, mejorar la ingesta de carbono de las tierras naturales y de trabajo, reparar los sistemas de riego en mal estado para conservar el agua, ayudar a los agricultores a aprovechar las nuevas tecnologías, y equipos para aumentar la productividad y las ganancias, alineadas a reinvertir en la investigación agrícola.

Publicidad

Una parte fundamental será la agricultura, sobre todo en el mejor aprovechamiento de cada parte que la naturaleza proporciona y con esto ayudará a recuperar una parte del oxígeno que requiere el aire para que sea absorbido por los seres vivos.

Joe Biden señaló , en un comunicado en septiembre, que "una Administración Biden-Harris promoverá la energía renovable, el etanol y otros biocombustibles para ayudar a las zonas rurales de Estados Unidos y a los agricultores de nuestra nación, y honrará el papel fundamental que desempeña la industria de los combustibles renovables en el apoyo a la economía rural y el papel de liderazgo que tendrá la agricultura estadounidense. Jugar en nuestra lucha contra el cambio climático".

La agricultura energética de su administración y el apoyo a la industria de etanol derivarán en que las plantas del tipo C4 (maíz, caña de azúcar, sorgo, amaranto entre otras) aprovechen con mayor eficacia el dióxido de carbono del aire. El maíz es el cereal que mejor aprovecha el agua y que cuenta con una excelente capacidad de adaptación a las diversas regiones del mundo.

El maíz es un fantástico colector de dióxido de carbono y liberador de oxígeno, y contribuye eficazmente a la lucha contra el efecto invernadero.

Ante la nueva visión de Estados Unidos para capturar la mayor cantidad de CO2(Dióxido de Carbono) y de buscar tener una mejor calidad del aire para poder respirar en el futuro, veremos cambios radicales en el aprovechamiento de las tierras federales para crear nuevas fuentes de empleo e investigaciones para mejorar la utilización de las energías primarias; por ejemplo, se prevé que las refinerías de Estados Unidos tomarían menos crudo del subsuelo al producir un bajo octanaje en gasolinas y incrementarían el mismo con el uso de etanol.

Según el estudio de Turner, Mason & Company, “el uso del etanol en la última década ha reducido el costo de producción de gasolina, mejorado con beneficios al octanaje y en la parte ambiental ha ayudado a la dilución de azufre y tóxicos en el aire”.

Publicidad
Joe Biden gana las elecciones de EU

Sin embargo, en México seguimos desaprovechando nuestra tierra que es más fértil en diferentes zonas del país y que tienen condiciones idóneas para poder tener una agricultura energética con base en un equilibrio entre la alimentación y el uso en energía, cuyo único fin es mejorar la calidad del aire al tener una mayor diversidad de cosechas que puedan absorber el CO2 y devolver oxígeno a los seres vivos.

La agricultura será parte de la nueva visión de Estados Unidos. Según datos de 2019 del Banco Mundial, allá se invierten de forma anual en promedio alrededor de 214,000 millones de dólares y se emplea del total que está disponible en edad de trabajar alrededor del 1.3%. En México se invirtió alrededor de 37,000 millones de dólares en 2019 y se empleó el 12.4%.

¿Estamos preparados para una agricultura que aproveche al máximo la tierra bajo una conciencia regenerativa de las energías primarias bajo una economía circular en México?

Nota del editor: Ramses Pech es analista de la industria de energía y economía. Es socio de Caraiva y Asociados-León & Pech Architects. Síguelo en Twitter y/o en LinkedIn . Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad