Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Tasas de interés y precio de las acciones, ¿una relación tóxica?

El mayor ajuste en semanas recientes se ha observado en el sector de las tecnológicas, las que a su vez habían visto las mayores alzas en 2020 y principios de 2021, explica Eduardo López Ponce.
jue 25 marzo 2021 11:59 PM

(Expansión) - Una de las relaciones más largas y estudiadas en el medio bursátil es la que existe entre las tasas de interés y el precio de las acciones. Simplificando, cuando las tasas suben, las acciones bajan y viceversa. Estadísticamente es una correlación negativa, aunque no necesariamente tóxica.

En las últimas semanas hemos observado un repunte en el rendimiento de los bonos del tesoro en Estados Unidos, el cual ha vendido acompañado de disminuciones en el precio de las acciones, de forma más notoria en las empresas tecnológicas, ya que algunos sectores cíclicos (aquellos que se beneficiarían de la recuperación económica) se han visto más defensivos.

Publicidad

Son varias las causas que pueden explicar las variaciones en el precio de una acción, algunas muy específicas para cada empresa, como sus utilidades, otras de acuerdo con las dinámicas de cada sector y también las de índole macroeconómica.

En el último grupo se encuentran las tasas de interés, en donde encontramos tres razones que explicarían su relación negativa con las cotizaciones de las acciones.

En primer lugar, es claro que los inversionistas constantemente analizan opciones, en busca de obtener el mejor rendimiento con el menor riesgo posible. Por lo tanto, un mayor rendimiento de la deuda aumenta su atractivo como alternativa de inversión.

Adicionalmente, los bonos del tesoro estadounidense se consideran uno de los activos con menor riesgo a nivel global. Entonces, es natural que algunos inversionistas ajusten sus portafolios, disminuyendo su exposición en acciones y aumentándola en deuda.

Cabe señalar que el mayor ajuste en las semanas recientes se ha observado en el sector de las empresas tecnológicas, las que a su vez habían visto las mayores alzas en 2020 y principios de 2021, por lo que podemos asumir que los inversionistas han decidido tomar sus utilidades en estas acciones y moverse a otros activos, entre ellos la deuda, así como otros sectores que se beneficiarían más de la reapertura económica.

El segundo elemento que explica porque las mayores tasas afectan el precio de las acciones se relaciona con la valuación. En otras palabras, en finanzas asumimos que el valor de un activo depende del flujo de efectivo que éste generará en el futuro.

Pensando en una empresa, y manteniendo otros factores constantes, a mayores tasas de interés aumentan los costos de financiamiento y, por ende, disminuye el flujo de efectivo disponible para los accionistas.

La tercera razón se relaciona con la anterior, aunque incorpora otro concepto básico en finanzas, el valor presente, que parte de la idea generalizada de que el dinero vale más hoy de lo que valdrá en unos años, debido a la inflación. Por lo tanto, los flujos que esperamos en el futuro deben ser descontados a una tasa, para obtener el valor presente de ese dinero.

 
¿En qué te afectan las tasas de interés negativas de los bancos centrales?

Las tasas de descuento están relacionadas con las tasas de interés en la economía. A mayores tasas, mayor descuento y menor valor presente. De esta forma, los analistas del mercado que estiman los precios de las acciones con base en la proyección de flujos de efectivo podrían revisar a la baja sus estimados de precios.

Como mencionamos, las tasas no son el único factor que entra en juego. Si la economía va bien, esto podría traducirse en un mayor flujo para las empresas. Entonces, el efecto del mayor flujo contrarrestaría el impacto de las mayores tasas. Esto puede aclarar el mejor desempeño que se ha observado recientemente en las acciones de empresas cíclicas comparadas con las tecnológicas.

Volviendo al movimiento reciente de los mercados, ahora podemos entender por qué se relacionan negativamente con las tasas; sin embargo, con una perspectiva de mayor plazo, las tasas de interés aún se encuentran en niveles históricamente bajos, sin mencionar que la Reserva Federal ha manifestado que mantendrá el estímulo monetario por algún tiempo. Lo anterior, sumado a la recuperación de la economía, debería seguir dando soporte al mercado accionario este año.

Nota del editor: Eduardo López Ponce es Analista Bursátil en Grupo Financiero Ve por Más, es economista de profesión, con más de seis años dedicados al análisis bursátil. Síguelo en Twitter y/o en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

 
Publicidad
Publicidad