Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuevos riesgos y rutas en la construcción de la reputación empresarial

El prestigio corporativo bien trabajado puede ser el pilar de una empresa ante eventualidades que cambien su entorno, incluso de un día para otro, considera Pilar Torres.
lun 22 noviembre 2021 06:00 PM
Riesgos y rutas en la construcción de la reputación empresarial
Una estrategia que anticipe riesgos de prestigio preparará a la empresa ante eventuales situaciones desfavorables, considera Pilar Torres.

(Expansión) - El futuro de cualquier empresa se nubla ante una mala reputación. Una posición desfavorable ante la opinión pública resulta desastrosa, por ello para anticiparse a los riesgos, las compañías necesitan entender las nuevas amenazas que, como las herramientas de construcción de prestigio, mutaron.

Hoy en día, los activos intangibles son altamente apreciados, ya que aportan hasta 90% del valor de una empresa, de acuerdo con el análisis del banco comercial de propiedad intelectual Ocean Tomo. Entre los ejemplos de esta clase de activos están las patentes, relaciones públicas, tecnología y reputación.

Publicidad

Un daño reputacional, que puede generarse por productos y servicios deficientes hasta por falta de ética, es motivo de preocupación al interior de cualquier organización, sin importar su tamaño. Primero, porque tendrá un impacto en su valor y, segundo, porque los primeros en exigir soluciones serán los stakeholders, la razón de ser y existir de cualquier organización.

Una ‘nueva realidad’ trae distintas áreas de oportunidad, una de ellas reflejada en la transformación del mundo laboral. Las empresas ajustan sus esquemas de trabajo -presenciales, virtuales o híbridos- y el riesgo reputacional se deja ver con mala comunicación, opacidad y decisiones apresuradas.

En esta misma línea, comunicar de manera asertiva las bondades y capacidad de adaptación de las organizaciones, para continuar sus operaciones ante las dificultades experimentadas, reforzará la buena percepción tanto interior como exterior. Crear un clima organizacional saludable es crucial, y el prestigio se genera de adentro hacia afuera, por lo que un buen salario emocional de los colaboradores permitirá mejores resultados.

Estas medidas, bien aplicadas, pueden ser la diferencia para generar una percepción positiva de los stakeholders y las audiencias clave. Siendo más concretos, es la línea entre ser percibidos como un lugar con las condiciones favorables para trabajar o un espacio incómodo, que no ofrece estabilidad y se enfrenta a realidades como alta rotación y nulo compromiso.

Riesgos en la web

Antes de 2020 y 2021, los modelos para cuidar y mejorar la reputación ya se utilizaban en el mundo empresarial, pero no tenían la relevancia de hoy. El complemento llegó con la digitalización, el mundo empresarial aceleró su transición y se encontró con cambios de fondo.

En la actualidad, el 47% de los consumidores a nivel global busca información extra en internet sobre las compañías de las que adquieren productos o servicios, de acuerdo con el estudio ‘Unlocking The Value Of Reputation’.

Esto representa campos de oportunidad y de amenaza, al no contar con una comunicación transparente en espacios digitales, como la página oficial de la empresa y cuentas de redes sociales. Incluso mensajes ambiguos emitidos por la empresa, o publicaciones donde se confronte la exclusión, discriminación o malos tratos hacia los stakeholders, derivará en un problema severo.

Publicidad

En contraparte, contar con una estrategia de comunicación digital sólida y un modelo reputacional, por medio de escuchas inteligentes digitales, indicará dónde está situada la empresa para la opinión pública.

El prestigio corporativo bien trabajado puede ser el pilar de una empresa ante eventualidades que cambien su entorno, incluso de un día para otro. Las compañías con estrategias enfocadas en cuidar la reputación sufrieron un impacto menor durante la pandemia, comparadas con aquellas que no contemplaban este intangible como prioridad, de acuerdo con el reporte ‘Lesson from the Pandemic: Corporate Reputations Drive Stock Price Outperformance In Volatile Markets’.

Las amenazas y riesgos reputacionales pueden desestabilizar una organización, y pueden generarse desde diversos frentes, por eso la anticipación toma tanta relevancia en el rubro. Está claro, una estrategia que anticipe riesgos de prestigio preparará a la empresa ante eventuales situaciones desfavorables, y por sí misma ayudará a mejorar la posición de la empresa ante la opinión pública. Sin prestigio, navegar entre tormentas es casi imposible.

Nota del editor: Pilar Torres es Directora de Corporate and Crisis Communications de JeffreyGroup México. Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad