Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El Presupuesto de Egresos de la Federación, parte II

Tamón Takahashi Iturriaga comparte algunos datos que le han parecido relevantes, divertidos, preocupantes y dignos de mencionar del Presupuesto de Egresos de la Federación.
vie 03 diciembre 2021 12:07 AM
dinero - ingresos - empleo - ingreso laboral
El Gasto Neto Total—es decir, el total-total del Presupuesto de Egresos de la Federación—en 2020 se redujo 1.6%, señala Tamón Takahashi Iturriaga.

(Expansión) - Decíamos la semana pasada que recientemente la Cámara de Diputados aprobó el Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2022. Todavía no está publicado, pero aprobado ya.

Paso a paso, vamos avanzando.

Pero como el PEF 2022 no está en línea y el 2021 aún no acaba, pues vamos a ver el PEF 2020.

Como en las luchas.

Publicidad

En esta esquina, el PEF aprobado, que salió como un tiro de San Lázaro el 22 de noviembre de 2019; y en esta otra, el PEF ejercido, que cerró el 31 de diciembre de ese año y su Cuenta Pública fue presentada desde Palacio Nacional por el mismísimo Ejecutivo Federal, en abril de este año.

Máscara contra cabellera.

¿Cuál es una y cuál es la otra? ¿El PEF aprobado lleva la máscara y el PEF ejercido va a cara descubierta y juega la cabellera? Exacto. Así es. ¿Por qué? Porque como decíamos la semana pasada, una cosa es lo que se aprueba entre ruido y parafernalia legislativa, política y de lobby con el primero… y otra lo que al final del día—del ejercicio fiscal—gastan Hacienda, el resto del Gobierno Federal, las Entidades Federativas y demás convidados del Presupuesto Federal.

Bueno, muy bien… ¿y cómo salió el de 2020?

Aquí les van algunos datos que me han parecido entre relevantes, divertidos, preocupantes y dignos de mencionar.

Primero, el Gasto Neto Total—es decir, el total-total del PEF—en 2020 se redujo 1.6%. De acuerdo con los datos de la Cuenta Pública de 2020 presentada por Hacienda, seguramente como efecto de la pandemia, el Gobierno Federal dejó de gastar más de 100,000 mdp del Presupuesto Federal aprobado por los Diputados—de 6,108 mdp a 6,008 mdp—, aunque en todo el planeta se hizo lo contrario… pero bueno, eso será historia de otra columna. Si vemos sólo al Gasto Programable—aquel que el Gobierno Federal gasta en bienes y servicios públicos para la población—, sin embargo, nos sale que ese creció 1.3%, al pasar de los 4,407 mdp aprobados a los 4,464 ejercidos.

No está mal, ¿no?

Como todo en la vida, depende.

Para saberlo, habría que ver quién del Gobierno. Aquí es dónde vienen las ¿sorpresas?

Máscara contra cabellera.

Las dos “máscaras” ganadoras del PEF 2020 fueron: Economía y Hacienda. Perdón, ¿quién? Sí, Economía y Hacienda… en año de pandemia. ¿Y Salud? ¿El IMSS? ¿El ISSSTE? No. Hacienda y Economía.

En el caso de la primera, Economía, la gran ganadora, su PEF ejercido fue 557.8% más que lo aprobado. En otros términos, los 6,256 mdp que les aprobaron los Diputados se volvieron 41,150 mdp al final del año. Un aumento de casi 35,000 mdp. Nada más. En el caso de Hacienda, de 23,657 mdp aprobados, llegaron a gastar 76,338 mdp; casi 53,000 mdp y 222.7% más.

Por el contrario, el ISSSTE recibió 11,000 mdp menos de lo aprobado—de 349.44 mil mdp a 349.43 mil mdp; un 0.003%—. Por su parte, el IMSS vio ligeramente aumentado su presupuesto aprobado, al devengar un 0.1% más—pasando de 825.1 mil mdp a 826 mil mdp. Salud sí aumentó más, pues de 128.8 mil mdp pasó a 157.5 mil mdp (28.7 mil mdp; 22.3% más). ¡Pero Economía y Hacienda, entre las dos, fueron casi 88,000 mdp más! Es decir, de cada peso que se les aumentó juntos al IMSS, ISSSTE y Salud, Hacienda y Economía recibieron tres pesos.

¡Válgame!

Ahora, me pueden alegar que el crecimiento de ambas—Economía y Hacienda—tienen sentido. En un ambiente de necesidad de reactivación económica por el choque del COVID, puede ser que el Gobierno Federal sí apoyara a las fuerzas productivas del país y nosotros no lo vimos. Tanto, que les pudo haber dado más que a las instituciones de salud.

¿Será?

Si vemos los datos, concluimos que… no necesariamente.

Publicidad

En el caso de Economía, podría ser. Los programas presupuestarios que aumentaron y explican esa variación entre el Presupuesto aprobado y el ejercido de la Secretaría fueron “Microcréditos para el Bienestar” y “Apoyo Financiero a Microempresas Familiares”. Ambos no recibieron un peso de la Cámara de Diputados al aprobarse el PEF 2020—¿se acuerdan lo que les decía la semana pasada? Pues eso—. Y al final del día, el primer programa gastó 2,371 mdp y el segundo 35,535 mdp. Para darle dimensión, sí, ambos suman menos del 1% del gasto programable total… pero también son equivalentes al 25% de lo que gastó Salud.

Entonces, de cada peso destinado a la Secretaría de Salud en el año del COVID, se le dieron 25 centavos extras a Economía para estos dos programas. Por los nombres, puede ser que hayan ayudado en algo a las familias mexicanas, no diré que no. Pero no lo sabemos aún.

¿Y los de Hacienda? Ahí sí me la ponen más difícil. Los programas “ganones” fueron cinco: “Diseño y aplicación de la política económica”; “Inclusión Financiera”; “Funciones de otorgamiento de crédito a estados y municipios”; “Operación de financiamiento para la exportación” y “Operación de financiamiento y asistencia técnica”. Los rudos. Ni máscara ni cabellera, estos sí son los rudos.

Entre los cinco, el presupuesto aumentó 53.6 mil mdp; más del 70% de todo lo gastado por la SHCP en todo el año. Y de los cinco, sólo los dos primeros tuvieron presupuesto asignado en el PEF aprobado 2020. Los otros tres salieron en ceros de San Lázaro. Ninguno suena a trabajo de la Secretaría, ni a beneficios productivos o sociales para el país. Igual y sí lo son, pero no lo parece. Suenan a bolsas de dinero.

Sí, lo sé, la semana pasada decía que, por las reglas puestas por el Congreso de la Unión en la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, Hacienda puede hacer eso y más. Pero no necesariamente tiene que hacerlo.

Bueno... ¿y quién perdió más que nadie? Sí, seguramente acertaste, querida lectora, lector. Los estados. Las participaciones cayeron 11.3% en 2020, bajando de los 951.5 mil mdp aprobados a 843.5 mil mdp; una diferencia de casi 108,000 mdp.

Es decir, lo que cayó el gasto neto total que decíamos al principio… en realidad fue lo que se recortaron las participaciones de los estados.

¿Justos por pecadores? ¿En los bueyes de mi compadre? ¿O cómo era?

Nota del editor: Tamón Takahashi Iturriaga es Director General de TKA Analytica, un centro de análisis, investigación y desarrollo de ideas. Síguelo en Twitter como @tamkahashi y @ tkanalytica y/o en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad