Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

5 cambios en el comercio minorista con miras al futuro

Se deben considerar estrategias para recopilar atributos de productos, para crear una biblioteca de datos exhaustiva que descubra las necesidades, preferencias e intenciones de los clientes.
mar 30 agosto 2022 06:06 AM
(Fotografía temática de comercio electrónico)
Los que se mantengan enfocados en construir y preservar relaciones sólidas con los clientes y dominar el uso de datos y tecnología para crear experiencias excepcionales, serán quienes salgan victoriosos, apunta Sampo Parkkinen.

(Expansión) - Para los minoristas, 2022 tiene promesas y desafíos: podría ser un año excepcional para las compras, con un comercio electrónico en franco ascenso. Pero deberán superar algunos obstáculos, incluidos los problemas de la cadena de suministro, la escasez de personal y la trayectoria impredecible de la pandemia.

Asimismo, deberán considerar los nuevos patrones y expectativas de los consumidores, el objetivo y el propósito del avance del sector, y el papel cada vez más importante de la innovación tecnológica en su estrategia comercial.

Publicidad

En el análisis llamado “El panorama minorista en 2022: conquistando los desafíos del futuro” se hallaron elementos que podrían ayudar a reconstruir o fortalecer las relaciones con los clientes para maximizar el éxito en 2022 y tener una visión más clara del futuro. En él, resaltan cinco cambios a tomar en cuenta para cumplir los objetivos a corto plazo.

1. La personalización es un requisito y requiere datos

Para mantenerse al día con las expectativas de los compradores, los minoristas deben ofrecer un enfoque casi personalizado, con contenido de alta calidad, recomendaciones respaldadas por datos e incluso productos específicos.

La personalización depende de los datos. Se deben considerar estrategias para recopilar atributos de productos, para crear una biblioteca de datos exhaustiva que descubra las necesidades, preferencias e intenciones de los clientes.

Después combinar esos datos con otros (demográficos, historial de compras, programas de fidelización, etc.) para crear un genoma de cliente sólido: un perfil vivo que evoluciona en tiempo real para proporcionar una imagen precisa de su cliente. Es decir, crear estrategias de personalización inteligente.

2. Las tiendas llegaron para quedarse, pero su propósito está cambiando

El objetivo de las tiendas físicas ya no es mover el producto, sino brindar experiencias de creación de marca y profundizar la comprensión del cliente, y éste desea acudir a tiendas que les simplifiquen y agilicen las compras. La clave es un modelo híbrido: tiendas físicas que ofrezcan una experiencia diferente.

Otro cambio que moldea el futuro es el surgimiento de la tienda como modelo de medios, en el que los minoristas utilizan una combinación de tecnología (códigos QR, espejos inteligentes, pantallas inteligentes, señalización digital y teléfonos móviles) para transformar las tiendas en máquinas de marketing interactivas y envolventes, diseñadas para enviar mensajes personalizados y promociones.

3. Clientes son independientes del canal = generar estrategias omnicanal

Los consumidores esperan experiencias de compra perfectas: si algo sale mal, pueden alejarse de una tienda o marca para siempre. Así entonces, los minoristas deben adoptar estrategias omnicanal que mantengan a los clientes conectados y comprometidos en todos los puntos de contacto, lo que permite una recopilación de datos casi continua que coadyuvará a tener más personalización y comprensión del cliente, y así encontrar nuevas formas de agregar valor.

La tecnología juega un papel importante en la creación de experiencias híbridas. Los minoristas están aprovechando una combinación de IA y AR para crear momentos memorables y significativos. Por eso, es probable que más minoristas se esfuercen por convertirse en plataformas únicas, alineando el inventario, los precios y la información de compra en todos los canales.

 

4. Gen Z escribe el futuro y se preocupan por los valores de marca

La Generación Z espera que las marcas entiendan y cumplan sus expectativas, y están acelerando el ritmo de innovación de éstas. Esta generación tiende a ser compradora informada, especialmente cuando se trata de salud y belleza. Con múltiples tutoriales al alcance de la mano, dicha generación está ansiosa por buscar y distribuir información. Como tal, las redes sociales, incluido el comercio en vivo, seguirán creciendo en importancia para los comerciantes minoristas.

Otra creencia, que trasciende generaciones, es la importancia de la diversidad y la inclusión, así como la transparencia. Por ello, los minoristas deben invitar a los clientes a comprender su cadena de suministro, procesos de fabricación, ingredientes de productos, etc., para cumplir con esta expectativa y demostrar sus propios valores de marca.

5. Las asociaciones tecnológicas podrían hacer o deshacer a un minorista

Dada la responsabilidad de brindar experiencias omnicanal personalizadas, aprovechar tecnologías avanzadas y recopilar y activar continuamente datos de clientes, las marcas se apoyan cada vez más en socios tecnológicos para proyectos de innovación, recopilación de datos y más. Construir la pila tecnológica correcta y asegurar la experiencia adecuada, los ayudará a diferenciarse del resto.

Si bien nadie puede predecir el futuro, está claro que, como industria, se deben reescribir las viejas reglas del comercio minorista y adaptar herramientas y procesos ágiles y flexibles para comprender y mantenerse al día con los cambios del mercado.

Los que se mantengan enfocados en construir y preservar relaciones sólidas con los clientes y dominar el uso de datos y tecnología para crear experiencias excepcionales, serán quienes salgan victoriosos.

Nota del editor: Sampo Parkkinen es el CEO y fundador de Revieve®. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

 
Publicidad
Publicidad