Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La era de la incertidumbre artificial, ¿oportunidad o desafío para las empresas?

La falta de claridad sobre el futuro político y económico genera reticencias a la hora de embarcarse en proyectos de vanguardia tecnológica.
mié 17 abril 2024 06:02 AM
La era de la incertidumbre artificial, ¿oportunidad para las empresas?
La Inteligencia Artificial ofrece herramientas poderosas para enfrentar estos desafíos y aprovechar las oportunidades que se presentan en un mundo en constante evolución, apunta Gerardo Aranda Claussen.

En un mundo marcado por la volatilidad geopolítica y económica, la incertidumbre se ha convertido en el pan de cada día para las empresas. Desde conflictos bélicos hasta tensiones comerciales entre potencias, el horizonte empresarial se ve constantemente desafiado por un entorno impredecible. Sin embargo, en medio de este caos, emerge un aliado poderoso: la Inteligencia Artificial (IA).

Publicidad

La incertidumbre global y local ejerce una influencia innegable en la adopción y desarrollo de la IA por parte de las empresas. La falta de claridad sobre el futuro político y económico genera reticencias a la hora de embarcarse en proyectos de vanguardia tecnológica. ¿Cómo puede una empresa invertir en IA cuando la certeza escasea y el riesgo acecha en cada esquina? Esta interrogante es más relevante que nunca en un momento donde la innovación es clave para la supervivencia empresarial.

Y esto sólo se acelerará cada vez más, cobrando mayor relevancia. Debemos recordar que la carrera por la supremacía tecnológica entre potencias mundiales no solo impacta en el ámbito militar, sino que también influye en la velocidad de adopción de la IA en diferentes sectores, incluidas las empresas. Por ende, en medio de estas tensiones, surge una oportunidad: la transferencia de tecnologías desarrolladas para fines militares al ámbito civil, abriendo nuevas puertas para la innovación empresarial.

Los límites actuales de la IA, en términos de comprensión del contexto, razonamiento abstracto y ética, también influyen en su adopción. Si bien la tecnología ha avanzado considerablemente, sigue siendo deficiente en áreas como la empatía y la creatividad genuina. Además, la falta de regulación adecuada plantea desafíos éticos y de seguridad que deben abordarse para garantizar un uso responsable de la IA.

Ante esta incertidumbre, ¿cómo pueden las empresas avanzar con confianza en la adopción de la IA? La clave radica en comprender dónde se encuentra la empresa en términos tecnológicos y qué metas quiere alcanzar. Es fundamental iniciar proyectos piloto y capacitar al personal para que comprenda las capacidades y limitaciones de la IA. Los líderes empresariales deben fomentar una cultura de innovación y estar preparados para adaptarse a un entorno en constante cambio.

Para superar los desafíos de aceptación pública y confianza, es esencial fomentar la alfabetización digital y promover un diálogo multidisciplinario que aborde preocupaciones sobre el reemplazo laboral, la privacidad de datos y la discriminación algorítmica. La transparencia y la colaboración entre empresas, gobiernos y la sociedad en general son necesarios para mitigar los riesgos asociados con la IA.

Publicidad

Es esencial reconocer que la incertidumbre, lejos de ser un obstáculo insuperable, puede convertirse en un catalizador para la innovación y la transformación empresarial. En un entorno caracterizado por la volatilidad y el cambio constante, la capacidad de adaptación y la apertura al riesgo se convierten en activos invaluables. La IA ofrece herramientas poderosas para enfrentar estos desafíos y aprovechar las oportunidades que se presentan en un mundo en constante evolución.

La era de la incertidumbre artificial plantea desafíos sin precedentes para las empresas, pero también abre un abanico de oportunidades para aquellos dispuestos a abrazar la innovación y la transformación digital. En un mundo donde la única certeza es la incertidumbre, la IA bien utilizada se alza como un faro de esperanza en el horizonte empresarial.

___

Nota del editor: Gerardo Aranda Claussen es Ingeniero Industrial por la Universidad de St. Mary's en San Antonio, Texas, EU. Cuenta con un MBA en EMLyon Business School en Lyon, Francia. Tiene más de 15 años de experiencia en la implementación y dirección de diversos proyectos de innovación en empresas líderes en su industria, tanto globales como startups. En la actualidad es CEO de Atomic32, una consultoría de transformación digital y desarrollo de proyectos de innovación tecnológica. Síguelo en LinkedIn y/o en X ( @elGerardoAranda ). Las opiniones publicadas en esta columna corresponden exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad

Newsletter

Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Publicidad


Publicidad