Publicidad
Publicidad

Las alianzas del PRI se ‘tambalean’

Aliados tradicionales del tricolor exploran la posibilidad de competir con un candidato propio en la elección presidencial de 2018 e, incluso, de sumarse al frente opositor que plantean PAN y PRD.
Vieja alianza
Vieja alianza Los dirigentes del Partido Verde, Nueva Alianza y Encuentro Social (sentados de izquierda a derecha) analizan mantenerse o no en el bloque del PRI de cara a la elección presidencial de 2018. (Foto: DIEGO SIMON SANCHEZ)

La gran alianza del PRI se tambalea.

A menos de un año de las elecciones de 2018, en las que se renovarán más de 3,000 cargos incluida la Presidencia de la República, los aliados tradicionales del partido del presidente Enrique Peña Nieto manifiestan abiertamente dudas o de plano rechazo a participar en coalición con el tricolor.

El PRI encara estos amagos de parte de dos de los llamados “chiquipartidos” y de otro considerado de tamaño mediano, cuando las encuestas rumbo a la elección presidencial lo colocan en tercer lugar —detrás de Morena y del PAN— y las mediciones de popularidad ubican a Peña Nieto en uno de sus peores momentos.

Líderes del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) —aliado electoral y parlamentario del PRI desde 2003, y al que incluso se le ha llamado “satélite” del tricolor— han señalado que analizan la posibilidad de postular a un candidato presidencial propio, o apoyar al hipotético frente opositor que impulsan los dirigentes nacionales del PAN y del PRD .

Publicidad

El mes pasado, una veintena de legisladores y decenas de alcaldes del PVEM en Chiapas —estado donde gobiernan y tienen su mayor presencia política— publicaron un desplegado titulado “Llegó la hora del Verde” , en el que plantean a su dirigencia nacional ir solos y proponer un gobierno de coalición en la campaña del próximo año.

Lee: Beltrones suma ‘votos’ a favor de los gobiernos de coalición

Carlos Puente, vocero del Verde, dijo a inicios de julio que su partido está abierto a sentarse a la mesa de negociación del Frente Amplio Opositor que el presidente del PAN, Ricardo Anaya, y la del PRD, Alejandra Barrales, perfilaron desde mayo con el objetivo de sacar al PRI de Los Pinos y “transformar al país”.

El presidente del Senado, Pablo Escudero, otro militante del PVEM, incluso mencionó que Puente es un potencial candidato presidencial.

Publicidad

El Partido Nueva Alianza (Panal) es otro que ha ‘coqueteado’ con la idea de integrarse a la eventual coalición encabezada por el PAN y el PRD.

Aunque el instituto político —impulsado en sus orígenes por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), entonces liderado por la dirigente de los maestros, Elba Esther Gordillo — ha competido con candidatos propios en las elecciones federales, ha respaldado en el Legislativo diversas iniciativas del tricolor y también se ha sumado a candidaturas de priistas a nivel estatal.

En la pasada elección del Estado de México, el respaldo de los partidos pequeños fue clave para el triunfo del candidato a gobernador Alfredo del Mazo, debido a que el PRI por sí solo obtuvo menos votos que la abanderada de Morena, Delfina Gómez, pero consiguió imponerse al sumar los votos de sus coaligados: PVEM, Panal y Partido Encuentro Social (PES).

El PES de plano rechazó apoyar al bloque del PRI en la próxima elección presidencial. El dirigente nacional del partido, Hugo Eric Flores, informó este domingo que así lo aprobó su Congreso Nacional, al resaltar que la intención es reforzar su “identidad propia” .

Publicidad

“Un gran número de asistentes se pusieron de pie para gritar a coro: ‘Hugo para presidente’, lo cual dejó en claro que la militancia lo propuso para encabezar la candidatura al Ejecutivo federal en los comicios del siguiente año”, indicó el PES en un comunicado.

De acuerdo con la encuesta de la semana pasada de El Universal, el PRI, con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, como candidato presidencial, obtendría una votación de 16%; el PVEM abarcaría 5%, el Panal 2% y el PES 1%. El PAN, con Margarita Zavala, tendría 20% de las preferencias, y el ganador sería el líder nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, con 27%.

Pero el PRI no se da por vencido y buscará, a través del ofrecimiento de un gobierno de coalición, ‘seducir’ a sus posibles aliados.

“Hemos autorizado en la Asamblea Nacional la posibilidad para la presidenta o presidente electo priista para que se establezca en 2018 un gobierno de coalición que permita mejorar las condiciones de gobernabilidad. En ese sentido, a lo largo de este año, estaremos en conversación con los distintos partidos políticos en el país a partir de los cuales estableceremos una coalición electoral”, dijo este sábado el dirigente nacional priista, Enrique Ochoa.

Publicidad

‘Guerra’ con el PAN

Fuera del plano electoral, el PRI recientemente ha tenido problemas con el PAN, partido con el que construyó las reformas estructurales de inicios de este sexenio, a través del Pacto por México .

Publicidad

El dirigente Ricardo Anaya declaró al PAN “en franco estado de guerra” con el PRI y el gobierno de Peña Nieto, al que señala de realizar filtraciones a la prensa sobre su patrimonio y el de su familia como medida de presión en el marco de las negociaciones en torno a la Fiscalía General de la República .

“Estamos en una batalla frontal contra el PRI en tres frentes: 1) El del fiscal a modo, que no lo vamos a permitir. 2) El PRI hoy está en todas las encuestas en tercer lugar y van a hacer todo lo posible por atacar al PAN; van a tratar de evitar a toda costa el Frente Amplio Opositor, para repetir el ‘panzazo’ irrepetible que tuvieron en el Estado de México, porque saben que si logran que toda la oposición vaya fragmentada y dividida van a ganar. 3) No es una alianza entre partidos, sino con la sociedad civil, académicos, intelectuales y sociedad en general ”, reiteró este lunes en conferencia de prensa.

Ochoa, al ser cuestionado sobre estos señalamientos, respondió que su partido está “concentrado en ganar el futuro”, y no “perderá el tiempo peleando con niños llorones”.

“De la misma manera que no todo priista es como Javier Duarte, no todo panista es como Ricardo Anaya. Es muy claro que está tratando de generar un conflicto entre partidos donde no lo hay”, dijo recientemente.

Publicidad

Este ‘choque’ se da a unos días del inicio del periodo ordinario de sesiones en el Congreso, que tiene en la agenda pendientes clave como la Ley de Seguridad Interior , el mando policial, el fiscal general y los magistrados del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), entre otros.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad