Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Facebook pagará una multa de 5,000 mdd por violaciones a la privacidad

La tecnológica Facebook pagará una multa de 5,000 millones de dólares a la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos. El monto es a causa de vulnerabilidades en la privacidad.
mié 24 julio 2019 11:13 AM
Facebook CEO Mark Zuckerberg makes his keynote speech during Facebook Inc's annual F8 developers conference in San Jose
La empresa liderada por Zuckerberg tendrá que pagar esta multa por los escándalos de Cambridge Analytica.

Por Brian Fung, Washington.-
La Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) anunció un acuerdo de pago de 5,000 millones de dólares con Facebook el miércoles, con lo que finaliza una investigación de los reguladores sobre la pérdida de control de la empresa sobre cantidades masivas de información personal y el mal manejo de la comunicación con sus usuarios. Es la mayor multa en la historia de la FTC, sin embargo sólo representa cerca de un mes de ganancias para Facebook.

El acuerdo se da en un contexto en que Washington exige cada vez más que las empresas de tecnología incrementen su transparencia y responsabilidad, pues su poder sobre los movimientos sociales así como sobre la información personal se estima cada vez más peligroso por los políticos, usuarios, e incluso uno de los cofundadores de Facebook .

Publicidad

Facebook aceptó el acuerdo luego de años de admisiones perjudiciales sobre las prácticas de privacidad de la compañía, como la exposición involuntaria de información de hasta 87 millones de usuarios, a la firma de análisis político Cambridge Analytica.

El acuerdo resuelve una queja formal de la FTC que afirma que Facebook "utilizó declaraciones y configuraciones engañosas" que erosionaron la privacidad del usuario y violaron un acuerdo previo que firmó la tecnológica con la comisión en 2012.

Facebook también violó la ley, según la FTC, al usar indebidamente los números de teléfono obtenidos con fines de seguridad de la cuenta para orientar también los anuncios a sus usuarios. Y la compañía supuestamente engañó a "decenas de millones de usuarios" al implicar que una función de reconocimiento facial en el servicio, que no se había habilitado de forma predeterminada, cuando en realidad lo había hecho.

Lee: ¿Es efectivo el plan de privacidad de Facebook?

Publicidad

"La magnitud de la multa de 5,000 millones de dólares y la radical indemnización por conducta no tienen precedentes en la historia de la FTC", dijo el presidente Joseph Simons en una declaración. "La indemnización está diseñada no solo para castigar futuras violaciones sino, lo que es más importante, para cambiar toda la cultura de privacidad de Facebook para disminuir la probabilidad de violaciones continuas".

En una publicación de Facebook emitida poco después del anuncio de la FTC el miércoles, el CEO de la compañía, Mark Zuckerberg, dijo: "Hemos acordado pagar una multa histórica, pero aún más importante, vamos a hacer algunos cambios estructurales importantes en la forma en que construimos productos y dirigimos esta empresa. Tenemos la responsabilidad de proteger la privacidad de las personas. Ya trabajamos arduamente para cumplir con esta responsabilidad, pero ahora vamos a establecer un estándar completamente nuevo para nuestra industria".

El miércoles, por separado, la Comisión de Bolsa y Valores, de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) anunció que Facebook había acordado pagar 100 millones de dólares para liquidar "los cargos... por hacer declaraciones engañosas sobre el riesgo de uso indebido de los datos de los usuarios de Facebook".

Las acciones de Facebook bajaron ligeramente cuando el mercado abrió sus puertas el miércoles por la mañana, y además el día de hoy la plataforma emite su reporte trimestral a inversionistas.

No tan rápido Facebook, el gobierno de EU tiene algo que decir sobre Libra

Publicidad

El acuerdo de la FTC, que también cubre a las subsidiarias de Facebook, Instagram y WhatsApp, podría establecer el tono para una ola de nuevas acciones por parte de los responsables políticos de todo el mundo, a la vez que intentan frenar a los jugadores más poderosos de Silicon Valley.

La multa de 5,000 millones de dólares es casi 30 veces la pena civil más grande de la FTC hasta la fecha (168 millones, que se impuso a Dish Network en 2017), lo que refleja la enorme escala de las operaciones de Facebook, así como la enormidad de sus errores admitidos.

Te recomendamos: Tu teléfono es puerta de entrada para que te localicen en Facebook

Además de la sanción civil récord, Facebook también acordó aceptar una mayor supervisión de sus prácticas de privacidad. Según el acuerdo de la FTC, la junta de Facebook formará un comité de supervisión de la privacidad formado por miembros independientes que no pueden ser despedidos sólo por Zuckerberg. Ese comité se encargará de designar a otros funcionarios que deben certificar de manera periódica y veraz que Facebook está cumpliendo con el acuerdo de la FTC, o correr el riesgo de ser responsabilizados personalmente. Zuckerberg también deberá hacer esas mismas certificaciones, dijo la FTC.

"Las certificaciones falsas someterían al Sr. Zuckerberg y a los [funcionarios de cumplimiento designados] a responsabilidad personal, incluidas sanciones penales y civiles", dijo Simons en una declaración conjunta con los otros dos miembros republicanos de la Comisión, Christine Wilson y Noah Phillips.

La FTC también exigió que las evaluaciones periódicas de terceros de las prácticas de privacidad de Facebook no se basen en los materiales de la compañía, sino en la propia investigación del auditor.

Facebook pagará una multa, pero también modificará su plan de privacidad

La FTC votó 3 a 2 para aprobar el acuerdo, con los dos demócratas de la agencia en desacuerdo porque creían que la medida no era suficientemente extrema. En desacuerdo, los comisionados Rohit Chopra y Rebecca Slaughter dijeron que creían que las multas eran demasiado pequeñas, y que la FTC le dio otra oportunidad a Zuckerberg y la directora de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg.

"El hecho de no responsabilizarlos solo alienta a otros funcionarios a ser igualmente negligentes en el cumplimiento de sus obligaciones legales", escribió Chopra. "Desde mi punto de vista, es apropiado acusar personalmente a los funcionarios y directores cuando hay razones para creer que han participado de manera significativa en una conducta ilegal, o que se han hecho de la vista gorda frente a las acciones de sus subordinados".

Otros destacados críticos de la tecnología, incluido el senador demócrata Richard Blumenthal de Connecticut y el senador republicano de Missouri Josh Hawley, han dicho que una multa de 5 mil millones de dólares sería "una ganga" para Facebook. En un informe de ganancias a principios de este año, Facebook dijo que estaba reservando 3 mil millones de dólares para ayudar a cubrir los gastos relacionados con la multa esperada. La empresa reportó ingresos trimestrales de 15 mil millones de dólares en ese momento y sus acciones subieron después de que anunció el cargo, lo que indica que los inversionistas se sintieron aliviados por el resultado probable.

Una época de escándalos

Facebook, alguna vez el favorito de los legisladores y un ejemplo del ingenio estadounidense, ha pasado más de un año saltando de una crisis a otra.

En octubre pasado, por ejemplo, Facebook reveló que los hackers habían comprometido decenas de millones de cuentas al explotar una serie de fallas de software, que culminaban en su capacidad de hacerse pasar por usuarios y hacerse cargo de sus perfiles.

El mes siguiente, Facebook reconoció que se había abusado de su plataforma en Myanmar para "fomentar la división e incitar a la violencia", citando una revisión de los derechos humanos de Facebook que la empresa había encargado. En ese momento, Facebook dijo que estaba de acuerdo con el informe independiente y que "podemos y debemos hacer más".

Los críticos han señalado repetidamente el papel de Facebook en la difusión de información errónea, discursos de odio y teorías de conspiración en sus plataformas. La compañía fue atacada en marzo cuando los informes mostraron que la herramienta de búsqueda de Facebook recomendaba grupos y páginas antivacunación a los usuarios de la plataforma. Facebook publicó un blog que decía que estaba desarrollando nuevas políticas para manejar el problema, pero la información errónea persistió incluso después de que comenzó la nueva normatividad.

Lee: Nueva Zelanda exige a Facebook respuestas

Ese mismo mes, Facebook se enfrentó a nuevas críticas por los esfuerzos de moderación de su contenido cuando el video de Facebook Live que parecía mostrar a un hombre armado que masacraba a los fieles en Christchurch, Nueva Zelanda, amenazaba con salirse de control. Aunque Facebook cerró la cuenta del atacante y eliminó más de un millón de copias del video de sus servicios, la compañía tuvo dificultades para contener el video viral.

Con el anuncio del miércoles, la FTC intentó demostrar su determinación como el principal policía de privacidad de la nación, intentando demostrar que es un inspector sólido y creíble en un momento en que la tecnología domina casi todos los aspectos de la vida moderna, desde la publicidad hasta las comunicaciones y el entretenimiento.

A lo largo de más de un año, la investigación de la FTC cobró mayor importancia como una prueba del compromiso y habilidad de Washington para regular Silicon Valley. Esto marcó un contraste fuerte con la era Obama en la que los ingenieros y emprendedores de Silicon Valley eran frecuentes visitantes de la Casa Blanca, y en muchas ocasiones, ocuparon puestos clave de la administración. Ahora, en un momento en que las empresas de tecnología se encuentran bajo un mayor escrutinio del Congreso y del otro lado de los golpes del presidente Trump en las redes sociales, los analistas afirman que la FTC estaba bajo presión para llegar a un acuerdo extremo con Facebook.

Pero el acuerdo, que aún debe ser aprobado por un juez, resultó ser mucho más débil de lo que algunos comisionados habían esperado. Chopra y Slaughter dijeron que las consecuencias de largo alcance de los errores de Facebook exigían una acción más agresiva.

El gobierno federal debería haber llevado a Facebook a los tribunales para disuadirlo de violar la ley en el futuro, escribió Slaughter en su desacuerdo.

"Los litigios habrían brindado transparencia pública y responsabilidad para la compañía, sus líderes y la Comisión", escribió. "Enviaría un mensaje al mercado y al público en general de que la Comisión está dispuesta a ir al ring para garantizar el cumplimiento de sus órdenes".

El acuerdo no requiere que Facebook se separe de Instagram y WhatsApp; los expertos antimonopolio han dicho que un procedimiento de ruptura probablemente requeriría una demanda por separado que afirme que Facebook violó las leyes de competencia de la nación, en oposición a una orden de liquidación anterior.

Los funcionarios de la FTC inicialmente querían una multa en las "decenas de miles de millones", pero temían que no fuera aprobada por un juez, informó el martes el Washington Post.

Simons reconoció algunas de las limitaciones de la agencia el lunes cuando anunció un acuerdo multimillonario con la agencia de informes de crédito Equifax por su violación de datos de 2017. En una conferencia de prensa, Simons dijo que la FTC no golpeó a Equifax con una multa porque la comisión no tiene el poder de buscar esas sanciones en la primera ofensa.

Los defensores de la FTC también han dicho que la agencia necesita más recursos para servir mejor como un regulador efectivo. En 2018, la FTC reportó un presupuesto total de aproximadamente 350 millones de dólares, aproximadamente el dos por ciento de los ingresos reportados de Facebook en el primer trimestre de 2019.

La FTC dijo el martes, por separado, que había presentado quejas en contra y llegó a acuerdos con el ex CEO de Cambridge Analytica, Alexander Nix y el desarrollador de aplicaciones Aleksandr Kogan por sus supuestos roles en el uso indebido de los datos de los usuarios de Facebook. Los acuerdos limitarán la capacidad de Nix y Kogan para "realizar cualquier negocio en el futuro", dijo la FTC.

Te puede interesar: Esto cuesta el cibercrimen a bancos mexicanos

Los anuncios de la FTC esta semana pueden agregar presión al Congreso para otorgarle más poder a la agencia o para desarrollar una ley nacional de privacidad, dijeron algunos analistas.

"Hay una necesidad y una demanda de legislación independientemente de este acuerdo [de Facebook]", dijo Hal Singer, economista del Instituto de Políticas Públicas de la Universidad de George Washington.

Un proyecto de ley de este tipo podría tener efectos de gran alcance, que podrían afectar a todos los rincones de la economía a medida que la tecnología se abre camino en nuevas áreas. Pero el progreso en la legislación ha sido lento, y muchos expertos en políticas dicen en privado que cada vez más dudan que se pueda aprobar un proyecto de ley este año.

Facebook se enfrentó a un interrogatorio agudo del Congreso la semana pasada, a la vez que un panel clave del Comité Judicial de la Cámara de Representantes continuó una revisión antimonopolio "de arriba abajo" de la industria tecnológica. Los legisladores de otros comités analizaron los planes de Facebook para lanzar una moneda digital, Libra, y muchos argumentaron que Facebook debe reformarse antes de intentar irrumpir en el sistema financiero mundial.

Incluso algunos de los primeros inversionistas de Facebook han cuestionado los efectos de la plataforma en la sociedad, ya que se ha convertido en una herramienta de comunicación vital para miles de millones de personas. El cofundador de Facebook, Chris Hughes, repudió públicamente el producto que ayudó a construir este año, escribiendo un artículo de opinión del New York Times en el que argumentaba que su cofundador, el CEO Mark Zuckerberg, había creado un negocio de monopolio que reprime la competencia e instó a los reguladores a dividir a la compañía.

Un desarrollador de aplicaciones de RU entregó documentos confidenciales sobre Facebook

El "techlash", como lo han llamado algunos observadores, es una ruptura notable con respecto a la historia reciente, especialmente para muchos demócratas que, de otro modo, comparten estrechos vínculos culturales y financieros con Silicon Valley. Para la industria tecnológica, representa un cambio dramático en las actitudes sobre su papel en la sociedad civil.

"Estas preguntas de confianza y privacidad no se limitan a Google y Facebook", dijo Todd McKinnon, CEO de la compañía de servicios en la nube Okta. "Si eres una lavandería y tienes una aplicación móvil que permite que tus clientes ingresen allí, eres una empresa tecnológica, por lo que la tecnología va a afectar a tu lavandería. Suena raro, pero es cierto".

Mientras tanto, en la campaña electoral, los candidatos presidenciales como los senadores Elizabeth Warren y Bernie Sanders han criticado a los gigantes tecnológicos por ser demasiado poderosos y son parte de una ola de concentración corporativa que debe ser derrotada. En marzo, Warren dio a conocer una propuesta de campaña que casi desmantelaría a gigantes como Amazon, Facebook y Google. La senadora Amy Klobuchar, otra candidata demócrata de 2020 dijo que la industria de la tecnología ha contribuido a un "gran problema de monopolio" en Estados Unidos.

Facebook ha afirmado que una ruptura podría dificultar, en lugar de facilitar, abordar problemas como la desinformación y el discurso de odio, y que la regulación excesiva pondría en ventaja a las empresas tecnológicas extranjeras.

Republicanos como la senadora Marsha Blackburn también han pedido mayores límites para las compañías de tecnología. En un discurso reciente ante la Cámara de Comercio de EU, Blackburn dijo que es demasiado pronto para considerar la posibilidad de dividir grandes plataformas tecnológicas, pero que compañías como Facebook han demostrado que ya no pueden regularse a sí mismas.

Sin embargo, no es probable que el acuerdo del miércoles disuada a los estados que están observando minuciosamente a Silicon Valley.

Múltiples fiscales generales del estado han sugerido que podrían realizar sus propias investigaciones o demandas contra la industria tecnológica. En diciembre, Karl Racine, el fiscal general del Distrito de Columbia, se convirtió en el primero cuando su oficina demandó a Facebook por la debacle de Cambridge Analytica.

Y la propia FTC podría abrir investigaciones adicionales, dijo Harold Feld, vicepresidente senior del grupo de consumidores PublicKnowledge. Un grupo de trabajo recientemente establecido encargado de revisar fusiones tecnológicas pasadas podría, por ejemplo, tratar de determinar si la adquisición de WhatsApp o Instagram de Facebook resultó perjudicial para la competencia.

"Está muy claro que el acuerdo no es el final del juego", dijo Feld.

Te recomendamos: Estados Unidos multa a Facebook

¿Quieres enterarte de lo más reciente de la tecnología?
Entrevistas, noticias y reseñas sobre los últimos gadgets e innovaciones.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad