Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Shou Zi Chew, ¿quién es el nuevo CEO de TikTok?

Esta decisión llega después de ocho meses de la renuncia de su anterior presidente ejecutivo.
mar 04 mayo 2021 12:00 PM
Facebook quiere parecerse a TikTok
TikTok se ha descargado 3,600 millones de veces, mientras que Facebook ha perdido usuarios.

TikTok dio a conocer que Shou Zi Chew es el nuevo presidente ejecutivo de la compañía, luego de ocho meses de que su antiguo CEO, Kevin Mayer, renunciara por conflictos con el gobierno de Estados Unidos, el cual la acusaba de espionaje y por dicha razón buscaba prohibir la aplicación.

Chew se incorporó al equipo de la matriz de TikTok, ByteDance, a inicios del 2021 como su director financiero. Sin embargo, tras este movimiento no dejará dicha posición y se encargará de ambas labores. “El viaje de TikTok apenas está comenzando”, comentó Vanessa Pappas, quien asumió el cargo de directora de operaciones en la red social.

Shou Zi Chew, dijo que trabajará desde su oficina en Singapur, su ciudad natal, mientras que Pappas se encargará de las labores desde Los Angeles, esto se dio a conocer en un comunicado de la empresa. Este movimiento resulta interesante, pues da la impresión de que la compañía no necesita un líder en los Estados Unidos.

Publicidad

Cabe recordar que el año pasado, Mayer, quien contribuyó al lanzamiento del servicio de streaming Disney Plus, sólo estuvo tres meses al mando de TikTok. Además, en su carta de renuncia mencionó que una de las razones de su partida era la amenaza del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, de prohibir la red social a menos que esta fuera vendida a una entidad estadounidense.

“Shou aporta un profundo conocimiento de la empresa y la industria, habiendo dirigido un equipo que estuvo entre nuestros primeros inversores y habiendo trabajado en el sector de la tecnología durante una década. Aportará profundidad al equipo, centrándose en áreas que incluyen el gobierno operativo e iniciativas comerciales a largo plazo”, comentó Yiming Zhang, CEO de ByteDance en un comunicado.

Shou Zi Chew, de 38 años, estudió una licenciatura en Economía en el University College London en 2006. Posteriormente se unió a Goldman Sachs en Londres, donde pasó un par de años enfocado en inversiones en tecnología, medios y telecomunicaciones.

En el 2010 se unió a la firma de inversión Internet DST, propiedad del multimillonario uso Yuri Milner, en donde participó en en las participaciones de esta firma con gigantes tecnológicos chinos como JD.com o DiDi.

 

Cabe mencionar que su relación con ByteDance no es fortuita, pues en el 2013 dirigió un equipo que se convirtió en uno de los primeros inversores que confío en la compañía tecnológica.

Su siguiente paso en el ecosistema fue asumir como director financiero y presidente de negocios internacionales de Xiaomi, donde ayudó a llevar los productos del fabricante de teléfonos inteligentes al mercado global. Asimismo, en 2018 logró una de las cotizaciones más grandes en el mundo de la tecnología, en China, al hacer pública a Xiaomi en la bolsa de valores de Hong Kong.

La relación de TikTok con Estados Unidos

Durante los últimos meses, TikTok ganó popularidad entre el público estadounidense y actualmente cuenta con cerca de 100 millones de usuarios en todo el territorio. Si bien tuvo una tensa relación con el gobierno de Donald Trump, las aguas se han calmado desde que Joe Biden asumió como presidente.

 

Incluso en el mes de febrero, la administración de Biden solicitó a un tribunal federal que detuviera el litigio sobre los intentos de prohibir la aplicación en Estados Unidos, al tiempo que revisa el enfoque de Trump en torno a la red social.

Y es que una de las principales preocupaciones que se han reproducido en torno a ByteDance es que almacena datos de los usuarios estadounidenses de TikTok para entregarlos al gobierno chino.

No obstante, esta versión ha sido desmentida en múltiples ocasiones por TikTok, la cual ha especificado que almacena la información en servidores con sede en Estados Unidos, así como una copia de seguridad en Singapur. Además, ha destacado que esos datos no están sujetos a la ley china y, por lo tanto, no deben entregarlos a las autoridades de ese país.

Publicidad
Publicidad