Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las tecnológicas quieren evitar fake news en las elecciones de México

Desde más control en los videos que se difunden por YouTube, hasta iniciativas donde se podrán etiquetar publicaciones electorales, las tecnológicas buscan evitar desinformación.
vie 14 mayo 2021 06:00 AM
'Fake news'
Los esfuerzos de las tecnológicas responden a una experiencia previa, con otras elecciones en el mundo.

La Red de Periodismo Ético (EJN) define las fake news como “toda aquella información fabricada y publicada deliberadamente para engañar e inducir a terceros a creer falsedades o poner en duda hechos verificables”. Si bien son actores concretos con intención maliciosa quienes las inician, el verdadero poder de estas noticias se despliega cuando son compartidas masivamente por usuarios que desconocen su falsedad. Y son elementos que pueden provocar polarización en la conversación digital y desinformación.

Ante este tipo de problemas, Google, YouTube, Facebook y Twitter han anunciado que implementarán herramientas para evitar la difusión de este tipo de contenidos con el fin de que se eviten problemas en las próximas elecciones del 6 de junio.

De acuerdo con José Tena, gerente de desarrollo de Socios de YouTube México, además de eliminar el contenido que infrinja con las reglas de comunidad de la plataforma, se buscará dar prioridad a los contenidos de organismos oficiales y a medios de comunicación que informen sobre las elecciones.

Publicidad

“Además de que usamos robots para verificar la información que se está reproduciendo, buscaremos evitar la propagación de noticias que desinformen”, precisó Tena, durante el evento donde la empresa de tecnología presentó sus medidas.

Sin embargo, no son los únicos que están buscando que la información electoral esté bien curada y presentada. Google también hará un esfuerzo en presentar información verificada entre las noticias seleccionadas en Google News, además de que responderá dudas como: ¿qué casilla me corresponde?, ¿qué necesito para votar?, etc.

“Buscaremos tener información detallada sobre dónde hay casillas, cuáles le corresponden a los usuarios, además de información que sea útil para el usuario que irá a votar”, indicó Lina Ornelas, directora de Asuntos Gubernamentales y Políticas Públicas en Google México.

En el caso de Facebook, la empresa no sólo ha buscado aliados en los medios de comunicación para crear equipos de verificadores que se encargan de revisar y analizar las noticias que se difunden en la plataforma, sino que también contará con una serie de herramientas con las que se podrá seguir el financiamiento de campañas, como el etiquetado de anuncios electorales y de anuncios con temática social.

“Facebook no trata de controlar la conversación, ni define qué es verdadero o falso dentro de la plataforma, para ello se ha requerido de un equipo que trabaja de manera independiente, recibiendo información sospechosa que se verifica y que posteriormente se desmiente dentro de la misma red”, precisó Dulce Ramos, gerente de Desarrollo de Programas para Medios de Facebook en América Latina.

En el caso de Twitter, la empresa indicó que tendrá una herramienta llamada Integridad Electoral, que servirá para evitar la manipulación en las elecciones.

La normativa se suma a las existentes sobre seguridad, privacidad y autenticidad e impide a los usuarios "publicar o compartir contenido que pueda disuadir la participación de los votantes o engañar a las personas sobre cuándo, dónde o cómo votar". Esto significa que los usuarios no podrán decir en la red social que los votantes no vayan a votar por un hecho falso, y ante este tipo de llamados, la empresa tendrá más rigor en la sanción.

Una investigación realizada por la Universidad de Maryland mostró que la medida más eficiente para reducir la circulación de fake news es la verificación de datos, o fact checking. Labor realizada por empresas y medios que se dedican a rastrear información que circula en la web y corroborar su verdad o falsedad.

“Lo que el estudio muestra es que hay una forma de operar sobre la gente que, sin saberlo, difunde información falsa. El fact checking baja los incentivos para que las personas compartan fake news”, indica el estudio.

Publicidad
Publicidad
Publicidad