Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Por COVID-19, un 80% de los salones de clase buscará tener internet

Miles de profesores tienen un reto: tener un programa que contemple que alumnos que vayan a la escuela y a quienes decidan quedarse en casa. Pero las aulas necesitan la infraestructura necesaria.
vie 30 julio 2021 06:00 AM
Educación digital tras la pandemia
Durante la emergencia sanitaria se hizo evidente que las escuelas habían puesto atención sólo en el desarrollo de sus instalaciones físicas.

Miles de profesores tienen un nuevo reto a raíz de COVID-19, tener un programa que contemple que alumnos que vayan a escuela e incluya a quienes decidan quedarse en casa. Esto ha provocado que las escuelas tengan que otorgar infraestructura dentro de sus aulas.

Antes de la pandemia, el desarrollo tecnológico para la educación en México no era un asunto prioritario, puntualiza Samir Estefan, gerente de Lenovo Educación para América Latina; no obstante, la emergencia sanitaria aceleró este rubro y ante el regreso a clases presenciales, el experto apunta que el siguiente paso es la digitalización de las aulas.

“El sector educación era uno de los que más atrasados estaban en el tema de transformación digital”, comenta Estefan en entrevista. “Antes de la pandemia, el 80% de los salones de clases estaban desconectados a internet y tras este periodo dicho asunto se volvió una variable de primera necesidad”.

Y es que durante la emergencia sanitaria fue notorio que las instituciones educativas habían puesto atención sólo en el desarrollo de sus instalaciones físicas, pero no en el de los campus virtuales, es decir, infraestructuras digitales a partir de las cuales se lograra una relación entre los maestros, los contenidos, los padres de familia y los estudiantes.

Publicidad

Lenovo ha notado un incremento en la inversión de las escuelas para el desarrollo del entorno tecnológico, principalmente en instituciones privadas, donde los estudiantes cuentan dispositivos para tomar clases desde casa o aulas con las herramientas aptas para los modelos híbridos.

Sin embargo, en el grueso de la población estas circunstancias no se pueden replicar y, de hecho, los alumnos cada vez se han alejado más de las escuelas. De acuerdo con datos de la Encuesta para la Medición del Impacto de COVID-19, publicados por el Inegi, más de cinco millones de estudiantes no se inscribieron al ciclo escolar 2021, por razones relacionadas a la crisis de la pandemia.

“Por motivos asociados a la COVID-19 o por falta de dinero o recursos no se inscribieron 5.2 millones de personas (9.6% del total entre los tres y 29 años) al ciclo escolar 202-2021”, apuntó el instituto en su informe, en el cual también mencionó que 1.8 millones de estudiantes no pudieron concluir el ciclo anterior, de los cuales 1.5 millones correspondió a escuelas públicas y 243,000 a privadas.

El experto también destaca que los cambios que trajo consigo la digitalización impactaron en las metodologías que implementaban los docentes durante sus clases. Incluso menciona que a algunos les costó adaptarse a las nuevas dinámicas.

Publicidad

Al respecto, cifras del estudio Educación en Línea México 2021, elaborado por la Asociación de Internet MX y OCC Mundial, apuntan que tras más de un año de clases virtuales, el 66% de los profesores está muy o algo capacitado para este tipo de enseñanza; no obstante aún existe un 13% de los maestros en México que están poco o nada capacitados para llevar a cabo sus labores en los entornos digitales.

“El cambio fue drástico y las tecnológicas hemos intentado apoyarlos con herramientas que dieran valor agregado y ayudarlos a saber si las estrategias que estaban implementado eran pertinentes o no”, puntualiza Samir Estefan, en relación a la integración de software en los equipos enfocados en el sector educación.

La crisis de semiconductores no pega a Lenovo en el regreso a clases

Lenovo sigue siendo una marca relevante a nivel mundial en el sector de las PC’s, a pesar de la crisis de semiconductores, la cual generó una disminución de las ventas de estos dispositivos durante el segundo trimestre del año. En este periodo, la marca comercializó un total de 20 millones de dispositivos, es decir, un 23.9% del total del mercado.

Si bien la escasez de semiconductores puede ser un elemento que juegue en contra de la empresa de cara al regreso a clases, Estefan explica que los dispositivos de entrada, es decir, máquinas asequibles con especificaciones pertinentes para los estudiantes serán su prioridad.

Publicidad

Además, el plan que Lenovo implementará en México se basará en contar con un stock local para máquinas centradas en la educación, tanto híbrida como presencial, con el objetivo de prevenir la alta demanda de dispositivos y evitar que se alteren las entregas.

Por otra parte, durante la pandemia las variaciones en la venta de sus dispositivos fueron notorias en el sector de la educación, pues las notebooks de Lenovo acaparon el 85% de sus ventas, mientras que antes el mercado se dividía al 50% con las desktops. Además, registraron incrementos en la venta de periféricos para mejorar la experiencia educativa, así como los software de administración de clase.

En el sector público, Estefan menciona que hubo un crecimiento en el mercado de tablets, pues estos dispositivos son menos costotas y a través de ellas se buscaba cubrir a una mayor cantidad de estudiantes para mantenerlos en clases a persar del contexto de pandemia.

Publicidad
Publicidad