Publicidad
Publicidad
Viajes 2016 Especial desktop header.gif

15 lugares para admirar en el Palacio de Buckingham

El inmueble ha sido la residencia londinense de la reina Isabel II desde su ascenso al trono y abrió sus puertas al público hace casi 25 años.
Buckingham Palace
Recorrido real Las visitas organizadas, que generalmente se realizan desde fines de julio hasta fines de septiembre, permiten a los visitantes acceder a las 19 Salas de Estado, los Jardines del Palacio y las caballerizas reales. (Foto: JohnnyGreig/Getty Images)

Entre las residencias históricas hay pocas tan regias como el Palacio de Buckingham en Londres, Inglaterra.

Originalmente propiedad del duque de Buckingham, la Casa Buckingham (como se la conocía entonces) fue adquirida por el rey Jorge III para su esposa, la reina Carlota, en 1761.

Con el tiempo, el rey transformó la vivienda en un palacio y la reina Victoria se convirtió en la primera soberana en vivir allí en julio de 1837.

Lee: Los sitios reales que no puedes perderte en Londres

Publicidad

El inmueble ha sido la residencia londinense de la reina Isabel II desde su ascenso al trono y abrió sus puertas al público hace casi 25 años.

El interés en la reina ha crecido en los últimos años gracias en parte al éxito de producciones televisivas como "The Crown", que se centra en los primeros años de la monarca británica, y eventos como la inminente boda del príncipe Harry y Meghan Markle.

La segunda temporada de la citada serie protagonizada por Claire Foy y Matt Smith se estrenará en Netflix este diciembre.

Aunque la mayoría de las 775 habitaciones del Palacio de Buckingham están cerradas al público, las visitas organizadas, que generalmente se realizan desde fines de julio hasta fines de septiembre, permiten a los visitantes acceder a las 19 Salas de Estado, los Jardines del Palacio y las caballerizas reales.

Publicidad

nullDesde la majestuosa escalinata a las obras de arte, las esculturas y los carruajes, la visita al Palacio de Buckingham está repleta de sitios de interés extraordinarios. Esta es nuestra selección de los 15 mejores:

1. La escalinata

La espectacular escalera es una de las primeras cosas que verás durante la visita, y también es una de las mejores. Diseñada por el arquitecto John Nash como parte de su encargo para renovar el palacio para el rey Jorge IV a principios del siglo XIX, presenta una balaustrada de bronce decorada con intrincados diseños de hojas de acanto, roble y laurel.

Publicidad

Lee: Los 'White Walkers' de 'Game of Thrones' invaden Londres

Las escaleras, que conducen a las Salas de Estado, están iluminadas por una hermosa cúpula en el techo y las paredes en el rellano superior están adornadas con retratos de los antepasados de la reina.

2. La audioguía

Publicidad

Nadie conoce el palacio mejor que la propia realeza, así que ¿quién mejor para presentar la audioguía que el príncipe Carlos, quien de hecho nació allí?

Todos los visitantes reciben la audioguía gratuita, disponible en inglés, francés, alemán, español, italiano, portugués de Brasil, japonés, ruso y mandarín.

Lee: La asombrosa remodelación de un museo en Londres

También hay una guía de audio familiar (disponible solo en inglés) con un recorrido adecuado para niños de entre 7 y 11 años.

Publicidad

3. Los candelabros

Los altos techos del Buckingham Palace ostentan algunos de los candelabros más espectaculares que jamás hayas admirado.

Está el candelabro tipo cascada que cuelga del centro del salón White Drawing Room, las nueve lámparas de araña en bronce dorado y cristal de la sala del Trono, las seis deslumbrantes lámparas de cristal suspendidas del techo del Ballroom o salón de baile y el juego de cuatro candiles de cristal y bronce chapado en oro en el salón Blue Drawing Room.

Publicidad

Lee: Los 6 restaurantes más antiguos de Londres

Todas pueden bajarse con un control remoto para fines de limpieza, pero mantenerlas en perfecto estado sale caro. Los funcionarios del palacio gastaron casi 100,000 libras en la limpieza de candelabros de 2004 a 2005.

4. "Marte y Venus"

Publicidad

Comisionada por Jorge IV para conmemorar la caída de Napoleón, "Marte y Venus" del célebre escultor Antonio Canova es un espectáculo para la vista. La escultura, ubicada en el Marble Hall, representa al dios romano de la guerra y la diosa romana del amor en un amoroso abrazo y fue tallada en un solo bloque de mármol.

5. El salón del trono

Aunque no podrás sentarte en ellos, estar en presencia de los tronos en el palacio es una experiencia. Elevados en una plataforma en el Throne Room, las sillas rojas y doradas rezuman grandiosidad y tienen las iniciales de la reina Isabel y el príncipe Felipe cosidas en la tela.

Publicidad

Lee: Después del 'brexit', vacacionar en Londres es más barato

La sala se usó como salón de baile cuando la reina Victoria era monarca, en la actualidad se utiliza principalmente como telón de fondo para las fotografías de las bodas reales.

6. La galería de arte

Publicidad

Creada inicialmente para mostrar la magnífica colección de arte del rey Jorge VI, la llamada Picture Gallery exhibe algunas de las pinturas más bellas de la cartera real.

La exhibición cambia regularmente ya que la reina a menudo presta sus obras de arte, pero los elementos más destacados incluyen autorretratos de Rembrandt y Rubens, "La Virgen y el Niño" de Anthony Van Dyck y varias obras del pintor veneciano Canaletto.

7. El piano de la reina Victoria

Publicidad

El salón White Drawing Room es uno de los más opulentos del palacio, y su pieza más destacada es un imponente piano de cola hecho para la reina Victoria.

Lee: Bunyadi, el primer restaurante nudista en Londres

Construido por la compañía S & P Erard en 1856, fue revestido de oro por François Rochard y decorado con elaboradas escenas al óleo de querubines y curiosos ejecutantes: divertidas viñetas de monos tocando instrumentos musicales y causando problemas.

El piano era utilizado regularmente por la reina Victoria y el príncipe Alberto, ambos pianistas consumados que disfrutaban tocando juntos.

Publicidad

8. La colección de porcelana de Sèvres

El Palacio de Buckingham alberga una importante colección de porcelana de Sèvres fabricada por la Manufacture Nationale de Sèvres, considerada la mejor productora de porcelana de Europa desde mediados del siglo XVIII.

La mayoría de las piezas fueron obtenidas por el rey Jorge IV, que fue un entusiasta coleccionista de Sèvres, entre 1783 y 1830.

Publicidad

Lee: 23 viajes literarios con los mejores escritores del mundo

Algunas de las piezas más llamativas incluyen una vasija en forma de barco que originalmente perteneció a Madame de Pompadour, amante de Luis XV, que se puede ver en la sala Green Drawing Room, así como la "Mesa de los Grandes Comandantes de la Antigüedad", hecha para Napoleón pero posteriormente Luis XVIII se la obsequió a Jorge IV. Esta pieza se encuentra en la sala Blue Drawing Room.

9. Las exposiciones temporales

Publicidad

El Palacio de Buckingham presenta una exposición diferente cada verano como parte de la apertura al público. La del año pasado se titulaba "Regalos Reales" y mostraba una variedad de obsequios entregados a la reina por personas como el expresidente estadounidense John F. Kennedy y el expresidente sudafricano Nelson Mandela.

Lee: 'North Fashioning Identity', el estilo del norte de Inglaterra

La muestra de 2018 incluirá una exposición que celebra el 70 cumpleaños del príncipe Carlos.

10. El salón de baile

Publicidad

Con 37 metros de largo y 18 metros de ancho, el Ballroom es la sala más grande y ostentosa del palacio. Inspirada en el diseño renacentista italiano, se abrió por primera vez en 1856 para marcar el final de la Guerra de Crimea y ahora se utiliza para investiduras y banquetes estatales, donde la reina recibe a jefes de estado y alrededor de 170 invitados.

11. La puerta secreta

Publicidad

Uno de los lugares más intrigantes del White Drawing Room está casi oculto a la vista. Conecta a las habitaciones privadas de la reina a través de una puerta secreta, que ella usa para ingresar a las Salas de Estado cuando se reúne con los invitados.

Lee: Una vuelta al mundo con estilo

Los visitantes con ojo de águila pueden distinguir la puerta, que está oculta detrás de lo que parece una vitrina.

12. La sala de música

Publicidad

La sala de música o Music Room es uno de los últimos destinos del recorrido. A veces se emplea como lugar para recitales y cuenta con un piano de cola de John Broadwood & Sons.

El mobiliario en exhibición originalmente pertenecía a Jorge IV y fue entregado por el fabricante parisino de sillas y camas Georges Jacob a finales del siglo XVIII. Numerosos miembros de la realeza han sido bautizados en la Sala de Música, incluidos el príncipe Carlos y el príncipe Guillermo.

13. Los jardines del palacio

Publicidad

Los jardines del palacio albergan 30 especies de aves, 150 árboles y 322 tipos de flores silvestres británicas. Los visitantes interesados en explorar los terrenos tienen la opción de realizar un recorrido combinado por los Salones de Estado y los Jardines del Palacio por un costo adicional.

Lee: La euforia de los taxis eléctricos en Londres

El recorrido comienza con una charla dentro del Palacio, seguida de una caminata guiada por el jardín de 39 acres, donde verás un lago de tres acres, un borde herbáceo de 156 metros, la Casa de Verano cubierta de glicinas y un jarrón waterloo de 4.5 metros, que es uno de los ornamentos de jardín más grandes de Gran Bretaña.

Publicidad

La cancha de tenis, donde el rey Jorge VI una vez jugó con el campeón de Wimbledon Fred Perry en la década de 1930, también está en el itinerario.

14. El carruaje Gold State Coach

El boleto “Royal Day Out to Buckingham Palace” incluye una visita guiada gratuita de 45 minutos a las caballerizas Royal Mews (así como la entrada a los salones de Estado y a la galería de la reina), que es uno de los mejores establos en el mundo.

Publicidad

Aquí los visitantes pueden ver varios coches y carruajes históricos, algunos de los cuales aún son utilizados por los monarcas. Destaca el Gold State Coach, que fue construido para Jorge III en 1762 y pesa casi cuatro toneladas. Se ha utilizado para cada coronación desde 1821 y necesita ocho caballos para tirar de él debido a su peso.

Lee: Reino Unido prohibirá venta de autos de gasolina en el 2040

Muchos de los caballos de la reina, incluidos los famosos Windsor Grays que jalaron los carruajes privados de la familia real durante el reinado de la reina Victoria, están en las caballerizas.

15. Cambio de guardia

Publicidad

El cambio de guardia, una ceremonia formal en la que la Nueva Guardia intercambia deberes con la Vieja Guardia, tiene lugar fuera del palacio entre las 11:00 a.m. y las 11:45 a.m. todos los días durante abril hasta finales de julio (se lleva a cabo en días alternos durante el resto del año). La ceremonia se lleva a cabo en la explanada del Palacio, por lo que si planeas bien el recorrido, tendrás oportunidad de verlo.

Relevo
La Vieja Guardia en el Palacio cambia con la Nueva Guardia.

El Palacio de Buckingham estará abierto al público desde el sábado 21 de julio de 2018 hasta el domingo 30 de septiembre de 2018. El recorrido por los salones de Estado está disponible por aproximadamente 32 dólares por adulto y 18 dólares para menores de 17 años. La visita a los salones de Estado y al jardín cuesta alrededor de 43 dls para adultos y 26 dls para menores de 17 años. Un boleto Royal Day Out (52 dls para adultos y 29 dls para menores de 17) da acceso a los salones de Estado, a la Galería de la Reina y a caballerizas reales. Los niños menores de cinco años entran gratis. Hay visitas guiadas exclusivas disponibles durante diciembre, enero, Pascua y septiembre.

Publicidad

Los boletos comprados directamente al Royal Collection Trust se pueden convertir en un pase anual, que brinda admisión gratuita al sitio (o sitios) que has visitado durante 12 meses.

Buckingham Palace, Londres, SW1A 1AA

Otros sitios reales del Reino Unido

Publicidad
¿QUIERES MÁS NOTICIAS COMO ESTA?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

has quedado suscrito al newsletter

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad