Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿Cómo hablar con mis hijos sobre los discursos de odio en línea?

El mundo cibernético está lleno de información falsa, creada, distribuida y creída fácilmente por quienes buscan confirmación de sus propias ideas.

(CNN) - El discurso de odio está por todo internet. Esta clase de crueldad contra una religión, una etnia, una identidad sexual, un género, una raza (o prácticamente cualquier cosa) ha sido fomentada por los troles, los extremistas, la información falsa y la mentalidad de grupo y ha alcanzado un nivel álgido.

Aunque algunos niños serán víctimas y otros se verán envueltos en este discurso poderoso la gran mayoría de los niños se convertirán en víctimas de la exposición cotidiana. Tan solo al jugar un juego en internet, al buscar una definición o explorar algún tipo de música se encontrarán con algunas de las palabras y las imágenes más viles y ofensivas que pueden expresarse en la sección de comentarios de un video de YouTube, en un meme en su hilo de noticias o en un chat grupal.

La intensidad de estas ideas, la frecuencia con la que los niños las ven y su amplia aceptación como parte de la vida en internet se traducen en la urgencia de hablar con los niños sobre este tema tan espinoso. Estarán mejor preparados para manejar cualquier cosa con la que se encuentren si pueden hablar contigo sobre todos los aspectos del discurso de odio: qué es, por qué lastima, qué hacer si lo encuentran, e incluso qué hacer si se sienten atraídos por él.

Lee: Por qué la gente amable se vuelve mala en línea

En Estados Unidos el discurso de odio es legal de acuerdo con la Primera Enmienda, a menos que se dirija específicamente contra una persona, que incluya amenazas o acoso, o que cree un entorno hostil (en la escuela o en el trabajo, por ejemplo). Pero la línea que separa lo aceptable de lo totalmente inaceptable sigue sujeta a debate en la era digital. Si lo piensas, los niños de hoy son los conejillos de indias del enorme experimento social de la expresión pública abierta y libre.

Por un lado están los sitios más populares como Instagram, Twitter y YouTube, que recorren la cuerda floja entre la libre expresión y el decoro. Sus intentos fallidos por reprimir el discurso de odio en sus plataformas envían un mensaje contradictorio a los niños. ¿Las tecnológicas están comprometidas de verdad con la libre expresión o simplemente buscan más usuarios? Por otro lado están los sitios alternativos como Gab y 4Chan, cuyos foros sin límites ni reglas ponen a prueba los límites de la libre expresión, mismos que las empresas defienden tan ferozmente como a sus propias posturas ofensivas.

Publicidad

Pero cuando los niños ven los horribles ataques basados en la raza, la religión y el género en el mundo real, de parte de miembros de grupos extremistas en la red, seguramente se preguntan por qué los adultos no pueden impedir estos crímenes de odio.

Redes sociales.
Las redes sociales han tenido intentos fallidos al reprimir el discurso de odio en sus plataformas, lo que en realidad envía un mensaje contradictorio a los niños.

Lee: Esta es la razón por la que bajarán tus seguidores en Twitter

Seamos claros: internet no inventó el discurso de odio. Aunque puede cambiar la opinión de algunas personas, internet (y específicamente las redes sociales) simplemente es un lugar en el que las personas pueden expresarse. Pero la idea de que la exposición a las ideas que incitan al odio es un mal necesario para mantener el derecho a decir lo que quieras no explica la función de internet en sí.

El mundo cibernético está lleno de información falsa, creada, distribuida y creída fácilmente por quienes buscan confirmación de sus propias ideas llenas de odio. Hay que recordar también que las tecnológicas se benefician al conectar y hacer que la gente entable relaciones, y nada echa a andar más a la gente que las ideas incendiarias.

En alguna parte de esta mezcla están tus hijos, quienes entran dando tumbos a espacios en línea muy confusos, aterradores e inestables. No podemos (ni debemos) confiar en que las tecnológicas encontrarán la solución. No tenemos tanto tiempo. Además, tienen mucho que perder.

OPINIÓN: ¿Por qué el 'brexit' afectará más a las mujeres

A final de cuentas el discurso de odio es un ámbito en el que compartir los valores de tu familia (la compasión, la tolerancia, la comunicación adecuada y la empatía con los demás) sienta un rumbo estable para tus hijos, aún en tiempos turbulentos.

A continuación, compartimos algunas ideas para que hables con tus hijos y algunos consejos para manejar el discurso de odio.

Cómo iniciar la conversación

1. ¿Qué es el discurso de odio?: Busca la definición de discurso de odio y habla con tus hijos sobre si lo han encontrado. Puede ser una simple palabra, un video o un meme. ¿Cómo puedes saber si alguien solamente quiere ser gracioso o si su intención es lastimar?

Lee: Los ataques de Trump tienen consecuencias en la vida real

2. ¿Cómo afecta el discurso de odio a las personas?: ¿Cómo te sentirías si fueras miembro del grupo contra el que se dirige un comentario cruel? ¿Qué importancia tiene que te expongas mucho o poco? ¿Afecta diferente a las personas de un estrato social diferente, por ejemplo un niño popular o un niño solitario?

3. ¿Cuál es la diferencia entre el discurso de odio y el acoso cibernético? Si alguien está tratando de lastimar a alguien más o si sabe que está lastimando a alguien más y lo hace repetidamente, es acoso cibernético. Si alguien manifiesta opiniones violentas sobre un grupo o sobre una característica de un grupo, es discurso de odio.

4. ¿Cuál es tu papel en el discurso de odio en línea? ¿Te sentirías a salvo si denunciaras a la persona que hace un discurso de odio? ¿Te sentirías mejor al hacerlo o te haría sentir bobo, como si no pertenecieras al grupo? ¿Bloquearías a una persona que haga un discurso de odio? ¿La ignorarías? ¿Defenderías a la persona o al grupo al que están atacando?

Niños y gadgets
A final de cuentas el discurso de odio es un ámbito en el que compartir los valores de tu familia sienta un rumbo estable para tus hijos, aún en tiempos turbulentos.

Lee: Facebook e Instagram registran un reporte récord de contenido de odio

5. ¿Hasta dónde llega el derecho a la libre expresión? ¿Hay un límite claro entre la libre expresión y el discurso de odio? ¿Cuál es? ¿La gente debería tener derecho a decir y a hacer lo que quiera en internet? Si hieren los sentimientos de una persona o la ofenden, puede irse a otro sitio, ¿no?

6. ¿El discurso de odio lleva a delitos de odio? El asesino convicto Dylann Roof, el presunto asesino Robert Bowers y otras personas acusadas de delitos de odio dejaron pistas de sus ideas asesinas en internet. ¿Debería haber o no un lugar en la red en el que se reúnan personas con tendencias extremistas para compartir sus ideas, aunque sean ofensivas y amenazadoras?

7. ¿Cuál es la responsabilidad de las plataformas tecnológicas, si es que la hay? ¿Acaso Instagram, por ejemplo, debería ser responsable de las víctimas de los delitos de odio cometidos por usuarios que hayan publicado contenidos que inciten al odio? ¿Deberían intentar unir a las personas a través de espacios específicos, algoritmos nuevos u otros métodos?

OPINIÓN: Trump habló de Bin Laden y fue absurdo

8. ¿Por qué a ciertas personas les atraen los grupos que incitan al odio? Es natural que los adolescentes y los preadolescentes quieran pertenecer a grupos; a veces, los grupos dedicados a lastimar a los demás hacen que ciertos niños se sientan más poderosos. Los niños que tienen ira acumulada o inseguridad sobre otras cosas en su vida podrían sentirse atraídos por grupos que les den una sensación de protección y de unidad. ¿Puedes imaginar por qué una persona podría dejarse influir por un discurso de odio?

Estrategias prácticas para manejar el discurso de odio

1. Repórtalo: El discurso de odio viola las condiciones del servicio de la mayoría de los sitios. Puedes reportar a alguien sin que sepan que tú los reportaste.

2. Bloquéalo: Puedes bloquear a personas que hacen discursos de odio, pero esto puede ser socialmente complicado para algunos muchachos.

Lee: Facebook y Google agilizan retiro de publicidad política que viola sus normas

3. No lo compartas: Difundir cualquier clase de discurso de odio está mal, pero también puedes meterte en problemas porque lo pueden rastrear hasta ti.

4. Denúncialo: Si tus hijos sienten la confianza de enfrentar a la persona que difunde el discurso de odio sin miedo de que lo ataquen, entonces deben hacerlo.

5. Combátelo: Inculca en tus hijos los valores de la empatía y la compasión. Incítalos a pensar en cómo se sienten los demás y en cómo les gustaría que los trataran.

Lee: Facebook quita varias páginas de militares de Myanmar por difusión de odio

6. Infórmate: El odio suele surgir de la ignorancia. Los medios diseñados para los niños de la edad de tus hijos pueden ayudarles a aprender sobre historia y las dificultades a las que se ha enfrentado la gente en términos que pueden entender y con los que se pueden identificar.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad