Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Los robots pueden cambiar el 'copia y pega' en la arquitectura china?

Satisfacer la demanda de construcción en el país le ha costado su identidad cultural.
jue 24 enero 2019 03:30 PM
Arquitectura
En vez de producir más bloques de torres prediseñadas, el arquitecto chino ha estado explorando nuevos enfoques experimentales en la construcción.

En medio del crecimiento poblacional y de una urbanización sin precedentes, el auge de China ha sido posible gracias a su capacidad de construir rápidamente y a bajo costo; sin embargo, satisfacer la demanda de construcción le ha costado al país su identidad cultural, de acuerdo con Philip Yuan, fundador del despacho Archi-Union Architects.

"Es una especie de proceso de copiar y pegar. Es una lástima [porque al] construir tan rápido, perdemos la tradición y la identidad de lo que China debería ser", dice Yuan sobre los edificios repetitivos e insulsos que se encuentran en las ciudades chinas.

En vez de producir más bloques de torres prediseñadas, el arquitecto chino ha estado explorando nuevos enfoques experimentales en la construcción. Sus técnicas -que incluyen el uso de la fabricación digital y la robótica- podrían ser una nueva forma de producir edificios sofisticados en plazos más cortos.

Lee: Los secretos arquitectónicos que se revelan gracias al 'reconocimiento facial'

Tomemos por ejemplo a In Bamboo, un pabellón de madera concebido en colaboración con los tejedores de bambú de Daoming, en la provincia de Sichuan. El diseño del proyecto no solo es arquitectónicamente particular, sino extraordinariamente complejo… y solo es posible gracias a la tecnología de punta.

A través del diseño computarizado, basado en algoritmos y un par de brazos robóticos programados para "cortar como si fueran [las] dos manos de un ser humano", el edificio en forma de ocho se terminó de construir en tan solo 52 días. Según los cálculos de Yuan, si se hubieran usado métodos tradicionales, en China habría tomado entre seis y doce meses, y hasta dos años en Occidente.

Publicidad

"Cada columna y cada trabe tiene un ángulo especial y una altura diferente. Si lo hicieras a mano, sería imposible hacerlo en un periodo tan breve porque cada junta es diferente", explicó Yuan.

Lee: Este arquitecto transforma las ciudades en "bosques verticales"

El proyecto ejemplifica el concepto de "tectónica digital", una frase que Archi-Union usa para expresar esta nueva especie de colaboración entre los diseñadores humanos y las máquinas. En el término se equilibran las tecnologías y las metodologías mundiales con las técnicas de construcción locales y las culturas tradicionales.

En el caso de In Bamboo, los paneles y las secciones se fabricaron fuera del sitio de construcción con materiales como madera, baldosas y bambú. Luego las transportaron y las ensamblaron en el sitio, con lo que redujeron el desperdicio y ahorraron energía.

En el caso de otro de los proyectos de Archi-Union, la galería Chi She en Shanghái, se usó un brazo robótico para levantar una fachada ondulada de ladrillos con un grado de precisión imposible para los humanos.

Lee: Arquitectura mimética: ¿por qué este edificio parece un pez?

"Aunque el material [el ladrillo] es tradicional, podemos organizar la forma para crear algo nuevo. Es una colaboración entre humanos y máquinas. Puedo enseñarles a los robots y ellos lo pueden colocar con precisión", dijo Yuan, refiriéndose a la geometría abstracta del diseño.

Fab-Union Space, de Archi-Union Architects

Fab-Union Space, de Archi-Union Architects

El exterior de Fab-Union Space
Foto de Hao Chen
ShangART Gallery, de Archi-Union Architects

ShangART Gallery, de Archi-Union Architects

ShangART Gallery, en Shanghái, diseño de Archi-Union Architects.
Foto de Hao Chen
Pabellón IA, de Archi-Union Architects

Pabellón IA, de Archi-Union Architects

Vista aérea del Pabellón IA, en Shanghái, China. El techo del edificio se compone de piezas prefabricadas. El ensamblado tomó alrededor de un mes.
Cprtesía de Archi-Union
Chi She, de Archi-Union Architects

Chi She, de Archi-Union Architects

En Fab-Union, laboratorio de Archi-Union, se desarrolló una técnica de albañilería robótica que se usó para crear el efecto ondulatorio de la fachada de esta galería en Shanghái. Un brazo mecánico ayudó a colocar cada ladrillo con precisión.
Cortesía de Archi-Union
In Bamboo, de Archi-Union Architects

In Bamboo, de Archi-Union Architects

In Bamboo es una sala de exposiciones y centro cultural en Daoming, en la provincia de Sichuan. "Mi sueño es que la tecnología no solo sirva a la gran ciudad, sino que llegue a la gente común en China", explica Philip Yuan, fundador de Archi-Union Architects.
Foto de Li Han
In Bamboo, de Archi-Union Architects

In Bamboo, de Archi-Union Architects

"Cada columna y cada trabe tiene un ángulo especial y una altura diferente. Si lo hicieras a mano sería imposible hacerlo en un breve periodo porque cada junta es diferente", explica Yuan.
Foto de Bian Lin

Este artículo es parte de Smart Creativity, una serie en la que se explora la intersección del diseño de alto nivel con la tecnología avanzada.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad