Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Boostrap

CMS Styles Overrides

Styles

JS Imports

Banner Markup

“La gente cree que al liderar un unicornio tienes todo resuelto"

La mujer al frente del primer unicornio mexicano conversó junto a Silvina Moschini sobre las claves del éxito de Kavak, la búsqueda de talento, el reto de escalar y la mentalidad de crecimiento.
mié 22 junio 2022 07:12 AM
Entrevista con Kavak

“Las buenas ideas son esas que se entienden en un segundo”. Loreanne García es la mujer al frente del primer unicornio mexicano y resume acertadamente uno de los momentos iniciales de la plataforma que resignificó por completo la experiencia de comprar y vender autos usados. Junto a su hermano Carlos García Otatti y a Roger Laughlin, Loreanne llevó a Kavak al estatus de unicornio en octubre de 2020 . Aunque esa es la fecha que todos miran, la historia de la compañía empezó a escribirse mucho antes y sus páginas resultan tan interesantes como inspiradoras.

En diálogo con Silvina Moschini, presidenta y productora ejecutiva de Unicorn Hunters, Loreanne recorrió uno por uno los temas que toda emprendedora quiere oír: el día a día real de una mujer emprendedora, su fórmula para atraer y retener talento, el desafío constante a las propias skills, su mirada estratégica de inversora y cómo forjó la cultura corporativa de Kavak, entre muchos otros.

Publicidad

El resultado es un valioso know how para el emprendedurismo femenino en América Latina, en medio del acelerado cambio tecnológico que nos atraviesa y con respuestas auténticas que se escapan de los lugares comunes.

El powerpoint de los sueños

¿Cuáles son los primeros pasos para materializar una idea? ¿Hay que priorizar el producto que sueñas o a las personas que te ayudarán a hacerlo posible? “Lo más importante al principio es montar el equipo y cómo haces para reclutar personas con un Powerpoint en el que vendes un sueño”, asegura Loreanne. Por su experiencia en Kavak, no tiene dudas sobre prioridades: “Reclutas los primeros soñadores y luego empiezas con el producto”.

En otras palabras, el desafío de todo emprendedor al comienzo es poder probar que tiene “un negocio en mano” y hacerlo con la menor inversión e infraestructura posibles. Las experiencias frustrantes y engorrosas alrededor de la compra y venta de autos usados impulsaron a Carlos García Otatti a vislumbrar Kavak justo cuando dejaba un país (Colombia) para radicarse en otro (México). Pero debieron pasar largos meses para que, junto a Loreanne y Roger, se pudiera pulir y sobre todo probar el negocio.

Enfocarse y crecer

Las historias de emprendimiento suelen quedarse pegadas a unos momentos iniciales idealizados. Pero las páginas que siguen también importan y por eso Silvina quiere saber cuando Loreanne pasó de emprendedora a fundadora, en qué momento se dio cuenta que no podía ser “todóloga” y cómo vivió en primera persona el proceso de aprender a delegar y enfocarse.

“Aprendí que el emprendimiento es un proceso muy mental. Es entender que no hay plan B y que como no hay plan B, en vez de pensar en todas las razones por las que no va a funcionar, te preguntas cómo lo haces funcionar”. En paralelo a ese proceso, la propia Loreanne se transformó a sí misma y ella lo resume así: “Me di cuenta que la Loreanne del Powerpoint no es la Loreanne del Kavak de cuando éramos 100, de cuando éramos 1000, o de cuando somos 7000”.

Pero el aprendizaje nunca es 100% individual. Loreanne destaca que en el camino de crecimiento se encontró con gente que la ayudó a afianzar sus habilidades y concentrarse en su liderazgo: “Siempre trato de contratar a gente inteligente, gente que me va a dar valor. Y esas personas me dicen: <Loreanne, ya no tienes que estar haciendo esto>”.

Talentos, impacto y equipos

La mujer al frente del primer unicornio mexicano tiene una sana obsesión con conformar equipos talentosos. Para ella, se trata de que la gente esté allí “donde le brillan los ojos, donde estén usando sus superpoderes” y sobre todo “donde tengan una misión que los haga crecer”.

Este énfasis en la búsqueda de talentos da resultado. “En lo personal, cada uno de nosotros (por Carlos, Roger y ella) tiene su propio momento en el que se dio cuenta del impacto enorme de Kavak. Para mí, eso ocurre cada vez que logramos traer a gente que cambia el juego dentro de la compañía”.

¿Y cómo son las personas que llevan a un unicornio al siguiente nivel? ¿Qué skills necesitan? Loreanne tiene claro que la motivación y “enamorarse del proyecto” son dos cualidades imprescindibles pero no las únicas. “Busco curiosidad, nivel de ambición y que quieran hacer las cosas diferentes”, resalta y agrega que en el mundo de hoy la parte analítica es importante porque se necesita siempre comprender hacia dónde van las métricas. “Yo siempre estoy buscando el challenge de cómo se puede medir”, puntualiza.

Femenino singular

Confiada y espontánea, Loreanne no tiene inconvenientes en desmitificar algunas cuestiones en la conversación con Silvina. “La gente cree que al llegar a unicornio tienes todo resuelto. Y es justo lo contrario”, subraya y luego retoma un asunto fundamental de su cotidianeidad: aprender a priorizar. “Me pregunto por el Kavak de hoy, pero también por el Kavak de aquí a cuatro meses”.

Pero estar en el presente y en el corto plazo no le impide a Loreanne disfrutar de su familia. Cada tarde, al regreso de la oficina, se hace tiempo para estar con sus hijos y acompañarlos a desarrollar sus actividades. La compatibilidad con la maternidad, un tema que desvela a muchas mujeres de negocios, es para Loreanne un desafío relativamente resuelto: “Al principio lo veía como algo que me limitaba y más bien es algo que me ayuda porque todos tenemos tiempos finitos. Y eso me obliga a priorizar”.

 

“¿Cómo lo están haciendo?”

La conversación fluye y los temas se conectan unos a otros con total naturalidad. Desde sus propias historias de vida, tanto Loreanne como Silvina se preguntan por los retos y posibilidades para las mujeres de negocios de América Latina y sus oportunidades a la hora de emprender y de invertir.

Para Loreanne, un cambio importante en los últimos cinco años es que las emprendedoras de la región dejaron de concentrarse en ideas pequeñas y nichos demasiado específicos. Esa transformación es saludable porque como ella asegura siempre es mejor “enamorarse de solucionar un problema grande; las pequeñas ideas no te permiten escalar”.

¿Y como inversoras? ¿Están las mujeres de la región preparadas para evaluar una oportunidad de inversión? ¿Cómo se detecta a un emprendimiento con posibilidades de escalar? Como integrante del Círculo del Dinero de Unicorn Hunters, Silvina viene entrenando esa mirada “cazadora”, pero busca enriquecerse con la mirada de Loreanne.

Para la co-founder de Kavak hay tres claves: tamaño del mercado y market fit del producto, el interrogante sobre “qué tan grande están pensando” y fundamentalmente el “cómo lo están haciendo”, que pone el ojo en las tecnologías pero también en los procesos.

Detrás de este cómo la cultura corporativa juega un papel esencial y Loreanne no duda en enfatizarlo. Toda cultura corporativa descansa finalmente en interrelaciones que deben ser significativas y que hay que cuidar y potenciar. “Todo es sobre dinámicas interpersonales. Puedes poner algo muy bonito en un Excel y en un Powerpoint, pero al final si dos personas en el equipo no logran trabajar y no hay confianza esas cosas nunca van a salir adelante”, asegura.

En las portadas y en los “incendios”

Focalizar y priorizar son verbos irreemplazables para Loreanne García y aplican tanto para los negocios como para la vida personal. Las mujeres conectadas al Money Talk parecen percibirlo y pronto irrumpen preguntas, comentarios y saludos. Uno de ellos pregunta por el “consejo número uno para toda emprendedora” y nuevamente Loreanne aporta su mirada de aliento y su recomendación práctica: “El consejo número uno es que tu mayor asset es tu mentalidad. Hay que ver los retos como energía y no como algo que te drena. Como emprendedora siempre estás en ups y downs; sales en la portada de una revista y al mismo tiempo estás apagando incendios pero hay que disfrutar el camino”.

Ve la entrevista completa:

 

App de Episodios

Publicidad