Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿Un tour de La Llorona? El miedo también atrae turistas a México

No solo Chernóbil es atractivo para los turistas que buscan emociones fuertes, en México también hay recorridos que erizan la piel.
jue 31 octubre 2019 10:23 AM
Turismo-oscuro
No solo el culto a la muerte representa un imán de turistas en México. En estados como Hidalgo, Chiapas y Sonora se realizan tours donde la experiencia va más allá de lo sobrenatural.

La travesura de visitar casas embrujadas o entrar clandestinamente a un panteón es una de las fantasías más comunes para los que aman vivir el terror. En México hay quienes aprovechan para ofrecer este tipo de experiencias y llevarlas a otro nivel, actividades que atraen a visitantes y consolidan el llamado 'turismo oscuro'.

Publicidad

Esta categoría se define como las prácticas relacionadas con visitar escenarios donde la muerte o catástrofes -reales o ficticias- se hicieron presentes, comenta Elsa Soro, jefa del Departamento de Ciencias Sociales y Comunicación de la española Universidad Ostelea, especializada en turismo, quien se ha dedicado a estudiar el segmento.

"Este tipo de turista combina a dos segmentos: al cultural, interesado en visitar el patrimonio cultural ligado a hechos trágicos como guerras o ejecuciones, y el turista en busca de experiencias que quiere sentir nuevas emociones y probar el factor de riesgo", dice.

México resulta atractivo para este turista en particular por las celebraciones de Día de Muertos, dado que combina las manifestaciones artísticas de culto a la muerte. En estas fechas la Concanaco-Servytur estima que la derrama económica será de 18,000 millones de pesos, mientras que los comercios encargados de hospedaje y transporte aumentarán sus ventas en hasta 4.1%.

Publicidad

No solo el culto a la muerte representa un imán de turistas en México. En estados como Hidalgo, Chiapas y Sonora se realizan tours donde la experiencia va más allá de lo sobrenatural, pues se hacen recreaciones de eventos que en la vida real resultan dolorosos, pero que algunos desean sentir en carne propia.

"Se destaca el turismo ligado al territorio de Chiapas, donde lo ocurrido con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) atrae a curiosos que acuden a la zona donde se desarrolló uno de los conflictos relacionados con la historia reciente de México", dice la especialista.

El efecto mediático

La serie de HBO, Chernóbil, desató la euforia de los televidentes e incrementó el deseo entre los turistas por visitar la zona afectada por el desastre nuclear en Prypiat, donde hasta hace un par de meses las visitas se incrementaron en 40%.

Publicidad

"Esto ha destapado una línea donde podemos definir al turismo nuclear y eso se liga al fenómeno de Instagram, donde en muchos perfiles se ve la tendencia de tomarse fotos en sitios peligrosos" dice Soro.

Así es como en perfiles de redes sociales se pueden encontrar fotos en los memoriales donde estaban las Torres Gemelas en Nueva York, en Fukushima donde también se dio un desastre nuclear y en las llamadas Malvinas Siberianas, donde se encuentran aguas cristalinas llenas de contaminantes.

En junio pasado, el canciller Marcelo Ebrard aseguró que las series biográficas y que relatan la vida de narcotraficantes en México generaban una mala imagen de violencia entre los turistas. Del otro lado de la moneda están quienes quieren conocer los sitios emblemáticos donde se dan las peleas entre cárteles de la droga.

"Un fenómeno común es la ficción televisiva como palanca del turismo oscuro. Con las series del Chapo, en Sinaloa registraron un aumento del 15% en lugares relacionados con el cártel de Sinaloa por tours organizados por locales que llevan a los turistas a verlos", puntualiza.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad