Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

CEO, los pasos de un líder Desktop

Para la presidenta de Salesforce ser introvertida es una fortaleza

La ejecutiva atribuye a su herencia mexicano-estadounidense el valor de la ética del trabajo que la orientó hacia el liderazgo.
Cindy Robbins
La ejecutiva pide que al menos un 30% de los asistentes a las reuniones trimestrales de la compañía sea mujer.

(CNN) - Cuando a Cindy Robbins se le asignó la tarea de liderar la división de Recursos Humanos de Salesforce, se percibió "incómoda" con el nuevo rol. Aunque se reconoce introvertida, asegura que ha aprendido a sentirse "cómoda con sentirse incómoda".

"Con el tiempo he aprendido que ser introvertido es una fortaleza, consiste en cómo lo aceptas y cómo lo incorporas a tu liderazgo, y lo he hecho. No soy el único líder introvertido que hay, pero no necesito ser la voz más fuerte en la sala", le cuenta Robbins a Poppy Harlow en un reciente episodio de Boss Files en CNN.

Empleada de Salesforce por más de 12 años, la jefa de personal y presidenta ahora reporta directamente al CEO de la firma, Marc Benioff.

Lee. Lo que la CEO de GM aprendió desde el inicio: alza la voz y deja de disculparte

"Esta es la primera vez en la gestión de la empresa que Recursos Humanos le reporta directamente al CEO. Aunque llevaba ya mucho tiempo en Salesforce y conocía a Marc, esta es una relación diferente, una que tuvimos que desarrollar y alimentar. Tenía que ser de confianza".

Con el tiempo he aprendido que ser introvertida es una fortaleza. Se trata de cómo la abrazas y la incorporas a tu liderazgo
Cindy Robbins, presidenta de Salesforce
Publicidad

La ejecutiva, nacida en el sur de Texas, atribuye a su herencia mexicano-estadounidense el valor de la ética del trabajo que la orientó hacia el liderazgo. Ella fue la primera en su familia en ir a la universidad. Su padre piscaba algodón durante el día y se hacía cargo de los quehaceres domésticos mientras su madre se forjaba una carrera en la venta de bienes raíces.

Michelle Obama llega por sorpresa a una conferencia de liderazgo en Texas

"Mi madre se convirtió en el sostén de la familia, se convirtió en una agente inmobiliaria muy exitosa, y mi padre tenía un trabajo de nueve a cinco. Fue el quien nos preparaba la cena y el que nos llevaba a todas partes", cuenta Robbins.

Lee: ¿Qué pasa cuando una mujer es mentora de hombres en el trabajo?

Cuando creció se mudó con su familia al norte de California, pero sus raíces sureñas tuvieron un impacto duradero.

"Vas a Texas y ves una cultura diferente a la que recuerdo cuando era niña. Ves a las mujeres en la cocina y limpiando. Pero cuando yo crecí mi madre era el piloto de la casa, su relación era tan fuerte, tan solidaria, nunca hubo celos. Mi padre estaba tan orgulloso de todo lo que mi madre había logrado, pero ella no podría haberlo hecho sin él".

Publicidad

Es esa "responsabilidad inherente" de promover a las mujeres lo que ayudó a Robbins a plantear la cuestión de la igualdad salarial en Salesforce en 2015. Junto con su colega, Leyla Seka, encontró esa brecha salarial de género en una auditoría interna y ambas sospecharon que a las mujeres en Salesforce se les pagaba menos que a los hombres en la empresa; sin embargo, Benioff se mostró escéptico al principio.

Lee: ¿Cómo el poder cambia el cerebro de los ejecutivos empresariales?

"Cuando Marc dijo: ‘¿Tenemos un problema?’, le respondí ‘No lo sé'. Pero hay dos cosas que no podemos hacer. Número uno, no podemos mirar debajo del capó y ver dinero, un gran signo de dólares, y luego cerrar el capó. Y número dos, no es algo que haremos una sola vez", narra Robbins.

Desde entonces, Salesforce ha realizado tres auditorías internas de sus prácticas salariales. Hasta la fecha la compañía ha gastado casi 9 millones de dólares para cerrar su brecha salarial de género, ajustando los salarios de sus casi 30 mil empleados, pero Robbins dice que todavía hay trabajo por hacer.

"Este no es un problema de Salesforce. Ni siquiera es un problema de la industria tecnológica. Se presenta en múltiples industrias. No es un problema de Estados Unidos. No es algo que creo que vaya a desaparecer. Creo que las empresas se verán obligadas a ser más transparentes", continúa.

Publicidad

Lee: ¿Cómo negocian las grandes líderes mundiales?

Robbins señala que es responsabilidad de los directores ejecutivos corregir la equidad de género en las empresas. "Es una política que debe venir desde arriba y los CEO deben ser responsables. Establecen el tono, establecen la visión. Eso comienza a cambiar el comportamiento hacia abajo en la cadena".

Cuando Benioff se dio cuenta de que casi no había mujeres en sus reuniones trimestrales con los altos ejecutivos de Salesforce decidió hacer algo al respecto. Ahora exige que el 30% de los asistentes a las reuniones trimestrales sea mujer. Robbins es parte de esta iniciativa llamada Women's Surge.

"Como ejecutiva de la compañía, cuando estoy en ciertas reuniones, si hay 15 personas en la sala y soy la única mujer, puedo decirle al organizador de la reunión ‘¿por qué soy la única mujer aquí?’. Hago eso porque creo que hemos creado esta cultura ahora, donde está permitido decir eso".

OPINIÓN: De líder a anfitrión de colaboración

Y en lo que respecta a la proporción de representación femenina y masculina en Salesforce, Robbins indica "me encantaría ver 50/50".

Publicidad

"Soy latina. Me encantaría ver a más mujeres latinas al mando, no solo en Salesforce, sino en todas las direcciones en general. Creo que 50/50 es un gran equilibrio. Lo que quiero es que Salesforce sea visto como un gran lugar para trabajar y eso significa una diversidad de ideas, una fuerza laboral inclusiva. Solo imagina el talento que puedes atraer y retener para que sea un gran lugar para trabajar, y tenga éxito y haga que sus clientes tengan éxito. Es una buena lógica empresarial", dice Robbins a Harlow.

¿Ya lograste tu ascenso?
Te enviamos la información para que alcances tus metas profesionales.

has quedado suscrito al newsletter.

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad