Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

NOM-035: ¿Ya identificaste los factores de riesgo psicosocial en tu empresa?

Los especialistas aconsejan realinear el presupuesto para hacer un diagnóstico a tiempo y establecer las estrategias internas para cumplir con la NOM-035.
mié 02 septiembre 2020 05:00 AM
NOM-035
Antes de la pandemia y al inicio de ésta, el liderazgo negativo y la carga excesiva de trabajo fueron los problemas con mayor nivel de riesgo.

Se acaba el tiempo. En octubre próximo se cumple el plazo que establece la NOM-035 para que todos los centros de trabajo del país hayan identificado los factores de riesgo que afectan a sus colaboradores. Y para que hayan definido las acciones a seguir para crear un ambiente organizacional más favorable.

Publicidad

Pero las empresas aún no están listas. Arleth Leal, directora asociada de la empresa de capital humano Red Ring, asegura que por el COVID-19, las compañías se han enfocado en cumplir con los protocolos sanitarios que marca la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS). “Y están dejando de lado la NOM-035, un marco normativo que no está en pausa y que tendrá sus inspecciones a pesar de la pandemia”, advierte.

Por otro lado, los factores de riesgo psicosocial identificados antes de la contingencia eran otros. Y para cumplir con la norma, el seguimiento a los hallazgos obtenidos debe ofrecer soluciones reales sobre síntomas actuales.

De acuerdo con los registros del área de Beneficios para Empleados de la consultora Lockton, siete de cada diez organizaciones identificó sus factores de riesgo psicosocial, antes de la pandemia. Pero ninguna ha dado seguimiento a los diagnósticos ni ha verificado si esos elementos siguen siendo los mismos después del COVID-19.

“Los factores de riesgo que se mapearon en la oficina son totalmente distintos a la situación actual. Hoy vemos que en México han aumentado entre un 30 y 40% los padecimientos como depresión o ansiedad. Esto puede afectar la percepción del entorno organizacional y de los riesgos psicosociales que hay dentro de la compañía”, indica Annel Lozano, subdirectora de Riesgo de Salud en Lockton México.

Previo a la pandemia y al inicio de ésta, el liderazgo negativo y la carga excesiva de trabajo fueron los problemas con mayor nivel de riesgo, dentro de las compañías evaluadas por Lockton y por Red Ring.

Y de las organizaciones con las que trabaja para diagnosticar problemas que impiden el cumplimiento de la NOM-035 y de otras normas como la 019 y la 030, Esperanza Martínez, médico cirujano certificada en Higiene y Seguridad Laboral por la STPS, asegura que al principio no existía credibilidad sobre el coronavirus.

Publicidad

“No había prevención ni se preocupaban por las consecuencias de esta enfermedad. Además, se desconocía cuánto personal vulnerable existía en relación con enfermedades crónicas y por edad”, explica.

Durante la pandemia, las jornadas de trabajo se extendieron 30% y crecieron los niveles de estrés laboral e incertidumbre, sobre todo en el personal que presenció despidos masivos y recorte salarial en su misma compañía.

“Estas compañías además necesitan crear un plan organizacional, pues las desvinculaciones aumentan las actividades internas, pero con menor personal. Y esto generara inconformidad y estrés. Se recomienda sensibilizar al talento y buscar mejoras en los horarios de trabajo para no alterar su rendimiento”, menciona Martínez.

“No escuchar ni saber cómo se sentían los colaboradores fue un error. Los líderes se están dando cuenta de la importancia que tiene el bienestar físico y emocional de la gente. No deben olvidar que la NOM-035 se hizo para eso, y que fue incluso diseñada para cumplirse a distancia”, agrega Leal.

Asimismo, sólo el 20% de las organizaciones ha dado apoyo terapéutico a sus trabajadores y apoyo tanatológico a empleados que perdieron a algún familiar por COVID-19. En ese porcentaje también están las empresas que han ofrecido a su gente clases de meditación, mindfulness, yoga, resiliencia y capacitación en el manejo de crisis.

Para las especialistas consultadas, es conveniente que las empresas hagan otra evaluación que les permita ofrecer una ayuda puntual a los colaboradores. Y en el caso de las compañías que dejaron a la NOM-035 en el tintero, aconsejan realinear el presupuesto para hacer un diagnóstico a tiempo y establecer las estrategias internas para cumplir con la norma.

Este marco normativo contra el estrés laboral fue creado en el 2018 por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), ya que México ocupa el primer lugar en estrés laboral, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La NOM-035-STPS-2018 obliga a todos los centros de trabajo a identificar los riesgos psicosociales que causan estrés postraumático, ansiedad y trastornos del sueño en los trabajadores, así como indicios de violencia laboral.

Su cumplimiento fue paulatino. Entró en vigor el 23 de octubre del 2019 y la primera fase consistió en hallar los factores de riesgo a través de cuestionarios de diagnóstico, emitidos por la misma STPS. El segundo paso fue cambiar políticas internas y desarrollar estrategias para dar seguimiento a los factores encontrados. Las organizaciones tuvieron un año para hacerlo y, como dice el dicho, no hay fecha que no llegue ni plazo que no se cumpla.

Publicidad
No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad