Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Trump juega con fuego al invocar una guerra de divisas y arancelaria con China

Mayores aranceles a productos chinos podrían perjudicar severamente el crecimiento económico en Estados Unidos, pese a las acciones de la Fed, advierten expertos.
mar 06 agosto 2019 01:26 PM
Comercio China EU
Trump también ha mantenido abierta la posibilidad de que los aranceles sobre China suban hasta un 25%.

CNN- La escalada de la guerra comercial del presidente Donald Trump contra China amenaza con infligir un fuerte golpe a la economía estadounidense que ni siquiera la Reserva Federal (Fed) podrá absorber por completo.

La Fed recortó las tasas de interés esta semana por primera vez en casi 11 años, prácticamente reduciendo las probabilidades de una recesión en Estados Unidos. Solo 24 horas después, Trump aumentó esas probabilidades al prometer imponer aranceles sobre las importaciones estadounidenses desde China por un valor de 300,000 millones de dólares (mdd), las cuales afectarán directamente a los compradores estadounidenses por primera vez.

El nuevo frente en la guerra comercial se sumará a la recesión en proceso alrededor del mundo. Mermará aún más la tambaleante confianza empresarial e incluso podría afectar el optimismo entre los consumidores. En resumen, nada bueno puede surgir de estos nuevos aranceles y de las represalias resultantes por parte de Beijing.

Publicidad

“Podría ser increíblemente perjudicial para la economía global. El riesgo de una recesión ha aumentado debido a la escalada de la guerra comercial”, dijo Kristina Hooper, directora de estrategia de mercado global de Invesco.

Trump sorprendió a los inversores el jueves al anunciar un final abrupto de la tregua comercial entre Estados Unidos y China. Aunque las conversaciones continuarán, Trump tuiteó que planea imponer un arancel del 10% sobre las importaciones estadounidenses restantes de China.

Las acciones estadounidenses se hundieron tras el tuit. El efectivo fue trasladado rápidamente a los ultraseguros bonos del gobierno, enviando los rendimientos del Tesoro a mínimos de varios años.

Lee: La pelea Trump-China es una oportunidad (por ahora) para México

“Eso me dice que hay mucha preocupación de que nos estemos dirigiendo a una desaceleración global significativa”, dijo Hooper. Trump también ha mantenido abierta la posibilidad de que los aranceles sobre China suban hasta un 25%.

Ataque a los bienes de consumo

Más allá del impacto directo sobre los aranceles, la escalada en las tensiones comerciales corre el riesgo de asestar un golpe considerable a la confianza empresarial.

La naturaleza intermitente y recurrente de la guerra comercial dificulta que los CEO planeen para el futuro. En lugar de contratar trabajadores y abrir nuevas fábricas, muchas compañías podrían decidir permanecer al margen.

Publicidad

“El hombre de los aranceles ha vuelto y ahora es más peligroso que nunca para nuestra economía”, escribió Peter Boockvar, director de inversiones de Bleakley Advisory Group, en una nota a los clientes el viernes.

En una entrevista con CNN Business, Boockvar argumentó que lo único que mantiene a Estados Unidos fuera de una recesión es la fortaleza del gasto del consumidor.

Sin embargo, los aranceles de Trump afectarían una amplia franja de productos de consumo, lo que probablemente resultaría en precios más altos en artículos que incluyen ropa, calzado y productos electrónicos como teléfonos inteligentes, computadoras portátiles y tabletas.

En 2018, el 42% de la ropa y el 69% del calzado vendido en Estados Unidos fue importado de China, de acuerdo con la American Apparel & Footwear Association.

Lee: China, con un arsenal comercial limitado para pelear con Trump

“Esto reducirá el gasto del consumidor”, dijo Boockvar.

Si los aranceles entran en vigor, es probable que haya más del 50% de posibilidades de que Estados Unidos sucumba a una recesión, dijo Boockvar.

¿Cómo responderá China?

Es posible que Trump, asustado por la agitación del mercado, se eche atrás en su última amenaza arancelaria. Otra posibilidad es que los inminentes aranceles obliguen a China a hacer suficientes concesiones como para permitir que ambas partes reclamen la victoria. En cualquier caso, eso sería muy positivo para la economía.

Publicidad

Pero algunos observadores temen que la creciente presión de Trump sobre China sea contraproducente, provocando represalias que profundicen la presión económica.

“Es improbable que la táctica de Trump funcione”, escribió el jueves Michael Hirson, director de la práctica de Eurasia Group en China y el noreste de Asia. “El presidente chino, Xi Jinping, no puede permitirse la percepción de que ha sido chantajeado por Trump”.

Un portavoz del Ministerio de Comercio chino dijo en un comunicado que, aunque China no quiere pelear, el país “peleará si es necesario”. El funcionario dijo que su país tendrá que “tomar las contramedidas necesarias”, pero no explicó cuáles serán esas represalias.

Las opciones de Beijing incluyen contraatacar con sus propios aranceles, restringir el suministro de minerales de tierras raras de los que depende la industria tecnológica mundial y devaluar la moneda del país.

Desaceleración global en fabricación

Incluso antes de la escalada comercial de esta semana, la industria manufacturera mundial estaba en una desaceleración severa.

Lee: Round 2: Estados Unidos y China reiniciarán diálogo comercial

El índice global de confianza de manufactura de Barclays se hundió aún más en territorio negativo en julio. Barclays dijo que es “una advertencia más de una recesión industrial global en curso”.

La actividad fabril en Estados Unidos cayó en julio a su nivel más débil en casi tres años.

Muchos culpan a la guerra comercial por la desaceleración mundial de la manufactura, pero eso podría ser solo parcialmente cierto.

Lakshman Achuthan, cofundador del Economic Research Institute, dijo que la desaceleración de la fabricación comenzó antes de que estallara la guerra comercial en la primavera de 2018.

“La guerra comercial es completamente negativa. Se está sumando a la desaceleración cíclica”, dijo Achuthan.

En otras palabras, Estados Unidos se está autoinfligiendo un daño en un momento en que la economía global ya estaba expuesta.

“La gente no entiende. Estamos caminando lentamente hacia una ventana de vulnerabilidad. Un impacto negativo que pensamos que podríamos soportar se convierte en un impacto recesivo”, dijo Achuthan. “Definitivamente estamos atentos a una recesión”.

Lee: La economía de Estados Unidos crece 2.9%, debajo de la meta de Trump de 3%

Otros dudan de que los aranceles del 10% sobre China sean muy desestabilizadores debido a que la Reserva Federal está saliendo al rescate con más dinero fácil.

“El riesgo para el crecimiento es algo pequeño”, dijo Aditya Bhave, economista global senior del Bank of America Merrill Lynch, al señalar los recortes de tasas de la Fed como un colchón.

Riesgo de un 'ciclo de retroalimentación'

Algunos han especulado que Trump está intensificando la guerra comercial para lograr que la Fed escuche sus peticiones de tasas de interés más bajas.

Esa sería una apuesta arriesgada porque no hay garantía de que la Fed actúe, ni de que los recortes de tasas funcionen.

“Simplemente no tiene sentido arriesgarse a una recesión global para que la Fed reduzca las tasas”, escribió Win Thin, director global de estrategia cambiaria de Brown Brothers Harriman, en una nota a los clientes el viernes.

Bhave dijo que es posible que Trump esté aumentando la presión sobre China porque se siente envalentonado por los recortes de tasas de la Fed.

“Creemos que la Fed está alentando inadvertidamente una postura más agresiva sobre el comercio”, dijo.

Wall Street ya está considerando en los precios las posibilidades de más recortes de tasas a finales de este año en respuesta al aumento de las tensiones comerciales.

“Existe el riesgo de quedarnos atrapados en un ciclo de retroalimentación”, dijo Bhave. “La Fed sigue recortando las tasas, la política comercial sigue una línea más dura cada vez y la Fed se queda sin municiones para luchar contra la próxima recesión”.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad