Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La Fed de NY trata de saciar la sed de dólares en Wall Street

La Reserva Federal trata de atender las necesidades de dinero de los bancos ante la escasez de liquidez en operaciones a corto plazo.
NY Fed boosts money market cash injection as banks' demand rises
La tasa sobre las recompras nocturnas, o ‘repo’, aumentó a 5% el 16 de septiembre. Eso es más del doble del rango objetivo para los préstamos a corto plazo establecido por la Reserva Federal.
Publicidad

Pero la escasez de efectivo solo ha disminuido debido a todo ese dinero gratis que está inyectando la Fed. Sin inyecciones de efectivo de emergencia, el estrés probablemente regresaría. Aunque el rescate de la Fed de Nueva York está funcionando, no ha solucionado el problema subyacente.

Lee: La Fed inyecta 105,000 millones de dólares al sistema bancario de EU

“Es como un analgésico. Funciona, pero realmente nunca está lidiando con la causa por la que el mercado está descompuesto en primer lugar”, dijo James Bianco, presidente de Bianco Research. “Solo estás medicando el mercado, no estás descubriendo por qué existe la afectación”.

Esas afectaciones podrían regresar cuando el tercer trimestre termine la próxima semana. La liquidez normalmente se seca al final del trimestre a medida que los bancos la retiran. Y estos no son tiempos normales.

“Todavía hay mucha precaución y nerviosismo entre muchos operadores y clientes”, dijo Mark Cabana, estratega de tasas de Bank of America Merrill Lynch. “El final del trimestre es una prueba”.

Cañerías rotas

Normalmente, Wall Street presta muy poca atención a los mercados de préstamos nocturnos. Pero no es porque no importen. Los mercados de préstamos a un día son como las cañerías de los mercados de capitales estadounidenses. Permiten que los bancos, los fondos de cobertura y otras instituciones financieras pidan prestado dinero de manera rápida y económica durante cortos periodos.

Los inversores se sorprendieron al enterarse la semana pasada de que la tubería está descompuesta. La tasa sobre las recompras nocturnas, o ‘repo’, aumentó a 5% el 16 de septiembre. Eso es más del doble del rango objetivo para los préstamos a corto plazo establecido por la Reserva Federal.

Recomendamos: La economía de EU resentirá un posible juicio político contra Trump

Tal aumento es alarmante porque señaló tensiones en el mercado en un momento de relativa calma. ¿Qué pasaría durante una turbulencia de los mercados? Y una presión sostenida podría llevar a los inversores a temer que la Fed ya no tenga el control de las tasas de endeudamiento a corto plazo.

El estrés empeoró al día siguiente, cuando la tasa se disparó hasta el 10%. La Fed de Nueva York respondió inyectando 53,000 millones de dólares en el sistema a través de lo que se conoce como una “operación de recompra nocturna” o ‘repo’. Estas inyecciones de efectivo, que son reembolsadas rápidamente, tenían como objetivo volver a alinear los costos de los préstamos.

Publicidad

Los costos de los préstamos cayeron inmediatamente, pero la Fed se dio cuenta de que se necesitaba más ayuda. La Fed de Nueva York aportó 75,000 millones de dólares durante cada uno de los últimos tres días de la semana pasada.

“Estábamos preparados para tal evento, actuamos rápida y apropiadamente, y nuestras acciones tuvieron éxito”, dijo el presidente de la Fed de Nueva York, John Williams, en un discurso a principios de esta semana.

Clamor por efectivo

Pero esas operaciones atrajeron una fuerte demanda, lo que sugiere que la Fed no podía retirarse. Y así, la Fed anunció el viernes pasado que continuaría inyectando dinero cada día entre semana hasta el 10 de octubre. Al abordar las preocupaciones sobre el final del trimestre, la Fed también anunció tres operaciones de recompra, cada una con un plazo de 14 días.

El clamor en Wall Street por el efectivo de la Fed ha persistido. La operación de ‘repo’ de 14 días del martes atrajo 62,000 millones de dólares en demanda. Eso es más del doble de lo que ofrecía la Fed de Nueva York.

“Eso dice que la Fed no está proporcionando suficiente liquidez”, dijo Cabana, de Bank of America.

En otras palabras, simplemente no hay suficiente efectivo en el sistema financiero.

La fuerte demanda también podría mostrar que las empresas de Wall Street están siendo prudentes al asegurarse de aprovechar el efectivo que se les ofrece.

“Si, dios no lo quiera, algo saliera mal y no trataste de obtener dinero de la Reserva Federal, serías despedido”, dijo Seth Carpenter, economista de UBS.

'Explicaciones extravagantes’

En cualquier caso, el mercado está indicando que la Fed aún no debería desactivar las inyecciones de efectivo. Y esa necesidad continua de liquidez arroja dudas sobre algunas de las teorías tempranas sobre el estrés del mercado.

La semana pasada, el jefe de la Fed, Jerome Powell, apoyó la idea de que la agitación fue impulsada por dos factores excepcionales: el retiro de efectivo por parte de las empresas estadounidenses para realizar pagos trimestrales de impuestos al Departamento del Tesoro y la liquidación de una gran cantidad de compras del Tesoro.

“Esos eventos están ya en el espejo retrovisor, entonces, ¿qué está pasando ahora?”, preguntó Nicholas Colas, cofundador de DataTrek Research. “Ha habido muchas explicaciones extravagantes”.

Lee: ¿Los inversionistas en bonos de WeWork saben algo que nosotros no?

Otros han atribuido la culpa a las reglas posteriores a la crisis que limitan la capacidad de los bancos de proporcionar liquidez cuando es necesario.

La incapacidad de la Fed para explicar el estrés del mercado sugiere que todavía están tratando de encontrarle sentido. Los funcionarios están batallando por determinar cuánto efectivo debe haber en el sistema para que funcione sin problemas.

“Si supieran cuáles son las necesidades de financiamiento, la semana pasada nunca habría sucedido”, dijo Bianco. "No quieren verse como si estuvieran dándole vueltas, inventando sobre la marcha”.

¿Solo un incidente o algo más?

Los mercados podrían no volver a la normalidad hasta que la Fed presente una solución a largo plazo, dijo Peter Boockvar, director de inversiones de Bleakley Advisory Group.

“Tendremos estos incendios diarios que deben apagarse”, dijo Boockvar.

Los analistas dijeron que es probable que la Reserva Federal evite las futuras restricciones de liquidez al crear un vehículo de recompra permanente o al acordar aumentar nuevamente el tamaño de su balance general.

Bank of America estima que la Fed podría necesitar aumentar su balance general en 400,000 millones de dólares en el transcurso de un año para abordar las presiones de financiamiento.

“La Fed no puede simplemente crear dinero de la nada”, dijo Bianco.

Muchos observadores confían en que la Fed pueda hacer que los mercados de préstamos nocturnos vuelvan a funcionar. Aunque el estrés en el mercado ha traído recuerdos de 2008, esto no parece ser una repetición de la crisis financiera.

“Hasta ahora, es solo un incidente”, dijo Carpenter de UBS. “Pero recuerda, en 2007, los impagos de las hipotecas de alto riesgo eran solo un incidente”.

Carpenter dijo que no está sugiriendo que vaya a haber otra crisis financiera. Sin embargo, dijo que es importante que la Fed solucione este problema antes de que haga que los inversores se retiren, dando un golpe tanto a los mercados como a la economía.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad