Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los 5 grandes retos de Ngozi Okonjo-Iweala al frente de la OMC

Ngozi Okonjo-Iweala ya hizo historia al ser la primera mujer en dirigir el máximo organismo regulador de comercio exterior, ahora deberá mostrar su liderazgo para frenar el proteccionismo.
mié 17 febrero 2021 05:53 AM
Ngozi Okonjo-Iweala retos OMC
Poner en la mesa a Estdos Unidos y China será una de las teras de la nueva directora general de la OMC.

Luego de haber hecho historia como la primera mujer y la primera representante de África en llegar a la dirección de la Organización Mundial de Comercio (OMC), la nigeriana Ngozi Okonjo-Iweala tiene por delante grandes desafíos que enfrentar.

En una especie rifa del tigre, Okonjo-Iweala, quien entre otros cargos fuera ministra de Finanzas de Nigeria, tiene que resolver la crisis de credibilidad de la organización, así como llevar a la mesa de diálogo a China y Estados Unidos e introducir a las reglas del comercio internacional temas relacionados con la digitalización, como el comercio electrónico.

Publicidad

Además, el coronavirus y las políticas proteccionistas condimentan el panorama que tiene por delante la flamante directora del órgano rector del comercio internacional.

"El intercambio de mercancías y servicios va a crecer en un orden de 4.3% este año, cuando el año anterior tuvo una fuerte caída de -4.7%", detalla Ignacio Martínez, autor del libro “El comercio multilateral de mercancías de la OMC a través de los acuerdos de conducta”.

“Que se hubiera podido elegir a la Dra. Okonjo-Iweala como nueva directora general de la OMC es importantísimo, porque demuestra que sí se puede llegar a consensos en la OMC. En algún momento esa fue una de las críticas: era imposible poner de acuerdo a tantos países en una misma tesitura”, comentó por su parte Juan Carlos Baker, ex subsecretario de comercio exterior de México.

Retos

Además de lograr que vuelva a florecer el comercio internacional, la nigeriana tiene que lograr acuerdos para alcanza un comercio más sostenible e impulsar la inclusión de la digitalización en las reglas de comercio mundial.

1. Reformar la OMC: Se necesita trabajar para atender la crisis de credibilidad y operación que hay en la organización, señaló Aribel Contreras, coordinadora de la licenciatura en Negocios Globales de la Universidad Iberoamericana (Ibero).

“Tendrá mucho qué hacer para hacer más eficiente el organismo, para destrabar el tema de los jueces; se tiene que volver a conformar el órgano de apelación, que quedó inoperable desde hace más de un año”, señaló.

El gobierno del expresidente Donald Trump bloqueó la elección de los jueces del Órgano de Apelaciones de la OMC, también la llegada de Ngozi Okonjo-Iweala a la dirección general de la OMC, recordó Baker Pineda, ahora profesor de la Universidad Panamericana (UP).

2. Modernizar el marco de la OMC: A partir de tratados comerciales como el Acuerdo entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y México (TLCUE) o el TPP11, los cuales incorporan capítulos que no están regulados en la OMC, como los nuevos mecanismos de propiedad intelectual, comercio electrónico, corrupción, medio ambiente; los nuevos servicios en torno a la 5G.

Se tendrá que dialogar y “legislar” en materia digital y todo lo que concierte con el comercio electrónico y similar porque no hay un entendido común en el comercio internacional, coincidieron Baker y Martínez. De ahí las disputas que surgieron cuando países como Francia anunciaron la imposición de impuestos a las plataformas digitales.

3. Sensibilización de tener un bien común mundial: Fortalecer un comercio sostenible y equitativo, algo que tiene la OMC en su estructura, pero en la práctica no se lleva a cabo porque el comercio no se da entre empresas, sino entre empresas transnacionales, dijo Ignacio Martínez.

Escucha #CuéntameDeEconoía

“En la inequidad en cuanto a los grandes ganadores del comercio es donde tiene que tejer una diplomacia la nueva directora general porque pasa que en los organismos multilaterales los que aportan más son los grandes ganadores”, apuntó Contreras, profesora de la Ibero.

Al provenir de un continente donde la mayoría de los países están poco desarrollados, Okonjo-Iweala cuenta con la sensibilidad para poder llevar a la mesa el tema de un comercio que conlleve a un desarrollo más igualitario y no solo donde ganen los que más tienen.

 

4. Multilateralismo vs proteccionismo: Esto se refleja no solo en el choque entre Estados Unidos y China, también en el Brexit.

“Así como con Trump se tuvo el nacionalismo económico, con Biden se va a tener un patriotismo comercial. A partir de que Biden firmó la ley ejecutiva de 2010, la famosa Buy America, un patriotismo comercial, por supuesto al interior de EU. Esto va a provocar que se de una imposición de aranceles. Okonjo-Iweala va a tener que reimpulsar el multilateralismo comercial”, anticipó Martínez, quien también dirige el Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (MACEN) de la UNAM.

“Se va a tener que hacer una buena reflexión e interpretación sobre el tema de seguridad nacional; ¿Qué es lo que puede incluirse en temas de seguridad nacional y que no? Y con base en eso ¿qué es lo que los países pueden hacer? Y ¿qué está permitido?”, agregó Juan Carlos Baker al recordar la imposición de aranceles del ex presidente Trump argumentando amenazas a la seguridad nacional de Estados Unidos.

5. Vacunación: Como parte de la reactivación del comercio mundial no se puede dejar de lado el proceso de vacunación contra el coronavirus (CPVID-19). Esto tiene que ver con el Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relativos con el Comercio (ADPIC), que en el apartado de propiedad intelectual incluye la parte de patentes, donde establece que las patentes de medicamentos se puede proteger hasta por 20 años.

Ahora que se tienen varias vacunas contra este virus, India y Sudáfrica, apoyados por otros 100 países, pusieron sobre la mesa la iniciativa para que haya una suspensión temporal, únicamente para el apartado de las patentes referente a los antígenos y, así, poder salir más rápido de la crisis sanitaria.

“El contraargumento de las farmacéuticas, a través de sus respectivos gobiernos, dicen que no pueden hacer la suspensión temporal porque representaría un detrimento para todos los años y el dinero que ha invertido”, señaló Aribel Contreras.

Okonjo-Iweala tiene experiencia en estos temas, pues fue dirigente del Consejo de la Alianza para las Vacunas e Inmunización (GABY).

A dónde va el comercio

Luego de ver lo que ocurrió con el cierre de las exportaciones de China, donde comenzó la pandemia del COVID-19 en los últimos días de 2019, los expertos consultados coincidieron en que se tendrá que dar un acortamiento de las cadenas de producción y suministro para frenar la dependencia del gigante asiático.

“No me queda duda de que el comercio se va a volver mucho más regional, que las cadenas de suministro se van a volver más cortas, porque lo que la pandemia dejó claro es que la empresas y los países no se pueden arriesgar a que en un momento dado, por una crisis como esta o algún fenómeno natural, que exista este nivel de disrupción”, sostuvo Baker Pineda.

 

“Ese regionalismo va muy de la mano con el T-MEC, con el TPP. Estados Unidos y la Unión Europea ya tocaron base para echar a andar el acuerdo que se detuvo en 2017 -la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (TTIP, por sus siglas en inglés)”, añadió Ignacio Martínez.

Agregó que el alargamiento que habrá de las medidas proteccionistas impulsadas por Donald Trump, ahora con el patriotismo de las cadenas de suministro del presidente Biden y el nuevo acuerdo del sudeste asiático Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN)-, apunta a que se va a profundizar el regionalismo

“Si China sigue siendo el único gran ganador del comercio mundial, quiere decir que algo están haciendo mal otros países que siguen permitiendo que sus vacíos sean cubiertos por China, porque va a seguir siendo el único gran ganador y corremos el riesgo que pase lo que ocurrió de enero a marzo-abril del año pasado, que mientras China estaba en confinamiento, hubo una terrible situación en cadenas de suministro”, anticipó Aribel Contreras.

¿Qué rol jugará México?

México, desde su incorporación al GATT en 1986, antecesor de la OMC, ha apostado por multilateralismo.

“México continuará en la directriz de seguir apoyando las clausulas básicas y las normas y principios del comercio multilateral”, consideró la investigadora de la Ibero.

“Nuestro país siempre ha contribuido mucho a las organizaciones multilaterales y, de alguna manera, ha sido un laboratorio de ideas, donde muchos de estos debates se han dado”, dijo Juan Carlos Baker, quien agregó que México forma parte de tratados comerciales modernos como el T-MEC y el TLCUE que incluyen temas de propiedad intelectual, laborales, ambientales y de comercio electrónico.

En lo que respecta al mecanismo de solución de controversias, Estados Unidos ha pugnado por que estas se resuelvan de forma bilateral. En ese sentido, México deberá pugnar por la conservación de dicho mecanismo, sostuvo Ignacio Martínez.

“(En el mecanismo de solución de controversias) es done un país de renta baja tiene un mismo trato que uno de renta alta, ya que es este mecanismo que determina las controversias con relación a la investigación que se realiza y no a través del PIB del país en cuestión”, explicó.

Publicidad
Publicidad