Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las aseguradoras en México frente al impacto de COVID-19

Tres de las empresas aseguradoras más importantes en el país trabajaron durante la pandemia para encontrar hospitales para sus clientes enfermos, el reto hacia adelante será ser sostenibles.
mar 22 junio 2021 05:04 AM
Seguros Las 500
Las aseguradoras vivieron de cerca los efectos de la pandemia.

Enfermarse de COVID-19 en México pudo ser un duro golpe para los bolsillos de los mexicanos en el 2020.

Las aseguradoras que ofrecen seguros de gastos médicos mayores en el país vivieron muy de cerca los estragos de la pandemia: la búsqueda de hospitales en el punto más álgido, procesos ágiles de atención y los altos costos de hospitalización fueron solo la punta del iceberg.

Publicidad

Una de las primeras medidas que tomaron las aseguradoras fue eliminar el tiempo de espera para casos COVID, es decir, una persona que recién contrataba su seguro de gastos médicos mayores ya no tenía que esperar un mes para que la empresa cubriera COVID-19.

En el caso de Axa México, los seguros de gastos médicos representan alrededor del 50% de las primas del negocio, con cerca de 1.5 millones de asegurados.

Daniel Bendle, director general de Axa, dijo en entrevista que eliminar este tiempo de espera de los clientes provocó un crecimiento del 16% en sus primas.

El directivo contó que además de implementar el trabajo a distancia de parte de los colaboradores, se creó una célula de trabajo especializado en COVID, la misión era encontrar camas de hospital disponibles para sus asegurados.

"Este equipo hizo un trabajo titánico para estar muy cerca de los hospitales y siempre pendiente de cuando se liberaba una cama para asegurar un lugar en el hospital", contó Bendle.

Además, la empresa implementó un método de atención vía remota en donde enviaban pruebas COVID o médicos hasta la casa de los clientes; en algunos casos facilitaban tanques de oxígeno, de esta manera atacaban la enfermedad de forma temprana y se evitaban casos graves en los hospitales. Axa atendió a más de 4,000 clientes con este método.

Las aseguradoras fueron testigos de los costos que implicaba el tratamiento de la enfermedad en los hospitales privados: la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) calcula que el tratamiento promedio de COVID ronda en casi medio millón de pesos.

Además, la pandemia incrementó la inflación médica. Bendle dijo que en Axa la inflación médica ascendió a 15% en 2020 -25% con COVID-19.

"Nosotros tenemos que trasladar estos incrementos a los asegurados y a sus primas. La inflación médica privada también se refleja en los honorarios de los médicos privados, la pregunta siempre es quién lo paga. Los precios están subiendo y es algo de lo que tiene que hablarse, la inflación medica no solo ha aumentado por Covid, tiene lugar desde años en México que no se ha controlado y si sigue así un buen día ya no habrá seguros de gastos médicos mayores", aseveró.

El caso COVID más caro para Axa asciende a 21 millones de pesos y se trata de un caso que no se ha cerrado. Bendle dijo que incluso registraron un caso en el que el paciente requirió un transplante de pulmón. "Eso nadie lo puede pagar, los seguros son relevantes", destacó.

Otra aseguradora que ha vivido el impacto de COVID es Metlife, cuyo caso más costoso asciende a 26 millones de pesos.

Sofia Belmar, quien hasta junio era la directora general de Metlife México, dijo en entrevista que además de agilizar los procesos, la empresa tuvo que aprender a cuidar de sus colaboradores en oficinas.

La empresa llamó a científicos para capacitarse en el manejo adecuado de los casos y de convivencia en los centros de trabajo. Se implementó el uso de luz ultravioleta en oficinas y baño, en medidores de dióxido de carbono en el ambiente, entre otras cosas. Incluso, implementaron entre sus trabajadores una jornada de asesorías para hacer testamentos.

En 2020, Metlife sumó alrededor de 9 millones de clientes y primas que ascienden a 1,700 millones de dólares en el país.

El lado amable de la pandemia para estas empresas es que la población se muestra más interesada en contratar un seguro de gastos médicos y/o seguro de vida.

Los retos hacia adelante

Tanto Metlife como Axa consideran que la salud privada tiene que ser una aliada del sistema de salud público, además se debe trabajar en que haya más transparencia en los procedimientos médicos.

"Debemos tener más transparencia, protocolos claros y tenemos que saber qué tratamientos se están dando para saber lo que cuesta. Para un mismo padecimiento vemos que se hace en un hospital a un precio y en otro hospital se hace a otro precio totalmente diferente", comentó Bendle.

Por su parte, Sofía Belmar añadió que pese a que hay tabuladores, no hay una regulación que transparente el costo y procedimiento médico de las enfermedades y su tratamiento. Lo anterior provocó que en la pandemia, algunos hospitales pidieran a los pacientes un depósito inicial de entre 300,000 y medio millón de pesos para ser atendidos.

El directivo de Axa considera que el sistema de salud tiene un problema de raíz que tiene que ser mejorado en beneficio de los mexicanos antes de que el servicio privado sea insostenible.

Hacia adelante, Mapfre estima que haya más interés en los seguros de salud aunque también destacó que en la segunda mitad del 2021 habrá menos casos por la jornada de vacunación.

José María Romero, CEO de Mapfre en México destacó que la recuperación económica favorecerá el crecimiento de los seguros entre la población mexicana.

Consulta todos nuestros contenidos del ranking de las Las 500 empresas más importantes de México 2021

Publicidad
Publicidad
Publicidad