Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La Semarnat autoriza el proyecto de Santa Lucía con estas condicionantes

En el proyecto, que ingresó al procedimiento de evaluación de impacto ambiental el 14 de abril, se identificaron 11 impactos ambientales con 14 medidas de mitigación.
jue 25 julio 2019 07:01 PM
©MARIO JASSO /CUARTOSCURO.COM
Los trabajos del proyecto no han comenzado debido a la falta del dictamen de la manifestación de impacto ambiental, que hoy se hizo público.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) hizo público el dictamen de la manifestación de impacto ambiental (MIA) para el proyecto del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles en la base aérea militar número 1 de Santa Lucía, en el Estado de México, identificando 11 impactos ambientales y 14 medidas para su mitigación.

Entre las afectaciones del proyecto, destacan la alteración de los niveles normados de ruido, gases de combustión y partículas suspendidas en la preparación del sitio, así como durante su operación. Además, la Semarnat reconoce que habrá una alteración de la calidad y disminución de volumen del agua en la zona, lo que llevará a un incremento en los requerimientos hídricos durante la operación del nuevo aeródromo.

Publicidad

Además, la autoridad advirtió de una modificación del hábitat y de las cualidades estético paisajistas por el proyecto, según una publicación en la cuenta oficial de Twitter de la dependencia.

Recomendamos: Aprobación de la MIA no cambia la situación jurídica de Santa Lucía, dice MCCI

Entre las medidas de mitigación, la dependencia apunta al desarrollo de nuevas tecnologías en aeronaves para hacer más eficiente la combustión, además de la verificación de propiedades de los suelos durante las actividades de las nivelaciones del terreno, y el rescate y reubicación de flora, así como la conservación y manejo de la fauna.

Publicidad

La Semarnat considera que el grupo más afectado por el proyecto será la avifauna, cuyas especies migratorias llegan a los cuerpos de agua superficiales para resguardarse de la temporada invernal.

Al respecto, la Semarnat considera que el sistema ambiental regional del proyecto “se encuentra en un 83% impactado por áreas urbanas y otro tipo de construcciones y campos agrícolas, y que el crecimiento desmedido de la mancha urbana ha contribuido en el deterioro de la calidad del entorno.

En cuanto a los cuerpos acuíferos, consideró que están sobreexplotados por la descarga de aguas negras provenientes de la zona urbana y de la industria, a excepción del acuífero Valle del Mezquital.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad