Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Solo el 40% de las marcas de autos en el país han logrado aumentar sus ventas

En lo que va del año, la venta de vehículos ha caído 7%. Las empresas que lideran el mercado han tenido descensos en sus ventas de más de 10%.
jue 05 septiembre 2019 10:33 AM
(Obligatorio)
El panorama para la industria es poco alentador, ya que se vaticina una caída de 7% al cierre del año respecto a 2018.

Los números rojos no ceden en la industria automotriz en México. En agosto, la venta de autos cayó 9.7% , y en el acumulado anual -de enero a agosto- el descenso es de 7%, en un mercado automotriz en el que solo 11 de 28 marcas han logrado crecer.

Publicidad

Lee: Las 3 propuestas de la industria automotriz para salir de la crisis de ventas

Los tres líderes en ventas, por número de unidades, en el mercado han visto un arduo panorama. En los primeros ocho meses del año, la firma japonesa Nissan vendió 174,706 autos, una caída de 14.4% frente al mismo periodo de 2018. La gigante estadounidense GM registró una baja de 7.5%, mientras que Volkswagen vendió 8.6% menos autos.

Las buenas noticias las han tenido las marcas de menor volumen. Suzuki, que ha mantenido números positivos durante los últimos meses, registró un incremento en sus ventas de 28.5%, le siguen Mitsubishi -que tiene el objetivo de tener un alza de hasta 44% para 2019– con 20.3% , y Renault con un aumento de 19.6% .

Recomendamos: 3 factores que explican la crisis de la venta de autos en México

Publicidad

Para las automotrices de lujo también ha sido un periodo desafiante. El líder en este segmento, BMW Group –con sus marcas BMW y Mini–, tuvo una caída de 7%, un dinamismo similar a Mercedes-Benz (-7.5%). Esta caída se acentúa para Audi e Infiniti, con caídas de 18.3% y 32.2%, respectivamente.

También lee: El ‘crush’ de Estados Unidos con los autos mexicanos se intensifica, ¿por qué?

El deterioro del mercado automotriz mexicano se ha explicado por varias razones, entre las que destaca un consumidor más cauteloso debido a los pronósticos de debilidad económica, además de condiciones de financiamiento poco competitivas, en donde las automotrices han tenido que ponerse creativas con nuevos esquemas de préstamo.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad