Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Las fabricantes de fibra óptica, las ganadoras de la era digital

La fibra óptica es fundamental para tener acceso a internet, pero se requiere una inversión de alrededor de 19,000 mdd para implementarla en México.
vie 06 septiembre 2019 05:02 AM
Axtel

La pantalla de LED de tu televisión se enciende y buscas tu canal favorito. Puedes saltar de un canal a otro o navegar en la oferta de tu servicio de streaming de confianza. Y puedes elegir entre alta definición o tecnología 4K. Eso sí, a mayor calidad, más ancho de banda de internet necesitas para ver tus contenidos favoritos sin interrupciones. Toda esa información se transmite gracias a la fibra óptica.

Publicidad

También por la fibra óptica viajan las noticias locales y globales que consumimos en nuestros smartphones, o nuestros videojuegos favoritos, que podemos jugar con amigos que están a unas cuadras, o desconcidos al otro lado del océano. Usamos internet para estudiar, trabajar o estar en contacto con otras personas. Muchas de las actividades a distancia requieren de internet y su mejor medio de transporte hasta el momento es la fibra óptica.

Lee: La apuesta por la fibra óptica aumenta las ventas de C3ntro Telecom

Entre 2015 y 2018 la población usuaria de internet en México creció 19% al pasar de 62.4 millones de personas a 74.3 millones de usuarios, y los hogares conectados llegaron a 52.9% del total del país, de acuerdo con cifras del Inegi al cierre de 2018. Este crecimiento también impulsó el de fibra óptica, cuyo acceso creció 463% de 2013 a 2018, según cifras del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT). La necesidad de conexión está en la mira de los fabricantes de este material tan eficiente y de quienes proveen soluciones y servicios que se alojan en la fibra óptica.

Publicidad

La tecnología del futuro, hoy

Han pasado 55 años desde que el físico de origen chino Charles Kuen Kao empezó a perfeccionar la fibra óptica para transmitir pulsos de luz para comunicaciones a larga distancia. Hasta el momento, no hay tecnología que brinde las capacidades de las que es capaz la fibra óptica. Este filamento de vidrio, un poco más grueso que un cabello humano, parece simple: su principal componente es sílice, es decir, arena. Su calidad depende de qué tan pulida esté y en su fabricación se le da la forma de finísimos tubos, o fibras, que se protegen con aislantes plásticos y funcionan como cables que llevan información de un punto a otro a través de haces de luz. Tiene la capacidad de transportar impulsos luminosos que transfieren información a gran velocidad y por largas distancias sin interferencia.

También lee: Nace CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos, la empresa que busca llevar internet a todo el país

“Es el medio preferido, económica y técnicamente factible para grandes capacidades de transmisión. La conexión de los usuarios se lleva a cabo ahorita preferentemente por medios inalámbricos, como las redes móviles, pero lo que soporta a estas redes móviles es la fibra óptica y va a ser insuficiente, hay que invertir en esa fibra”, destaca José Luis Peralta, socio de Cierte Consulting y excomisionado de la ya extinta Comisión Federal de Telecomunicaciones, hoy converida en el IFT.

Publicidad

Para soportar el crecimiento en el uso de datos, aplicaciones, streaming de video, mensajería instantánea, videojuegos y objetos conectados a internet con la siguiente generación de tecnología móvil -5G- , la fibra óptica juega un papel fundamental y la inversión que se requiere para recibir esa tecnología -20 veces más rápida que la actual- es 10 veces mayor.

“La inversión total debe estar cerca de los 19,000 millones de dólares (mdd) aproximadamente. Un estudio reciente menciona que México está en el top 10 de los países de la OCDE en relación al crecimiento y penetración de fibra óptica, ocupa entre el séptimo y el octavo lugar. Tenemos una tasa de penetración de fibra óptica del 6% y, aproximadamente, un crecimiento de 10% año con año”, señala Manuel Jiménez, especialista de telecomunicaciones en KPMG México.

Fabricando la red

Hace dos años, el conglomerado italiano Prysmian Group invirtió 15 millones de dólares (mdd) en una planta dedicada a la manufactura de fibra óptica en Durango. La ubicación de Durango, estratégica para surtir a clientes en Estados Unidos y Centroamérica, fue el principal motivo que atrajo a la empresa, explicó Hakan Ozmen, director general de Prysmian Norteamérica en el acto de inauguración de la planta. Actualmente, exporta principalmente a Costa Rica, Colombia, Brasil y el Caribe.

Recomendamos: Esta empresa satelital quiere llevar internet a donde no llega la fibra óptica

Con una capacidad total de dos millones de kilómetros de fibra óptica, actualmente trabaja al 70% de su capacidad. “Hemos crecido más de 20% en ventas y esperamos duplicar nuestro crecimiento en los próximos tres años”, explica Juan Alberto Olivares Valentín, director de desarrollo de negocio y marketing de Prysmian México.

Desde su llegada, la empresa se preparó para crecer, pues en su primera etapa el plan era la producción de un millón de kilómetros de fibra óptica. “Vamos a hacer una segunda etapa de la fabricación. Hemos traído más máquinas de las que teníamos al principio para tener una mayor capacidad y responderle más rápido nuestros clientes”, dice el directivo.

Prysmian es el séptimo mayor fabricante de fibra óptica del mundo, con una participación de mercado de 7.9%, de acuerdo con el ranking de Thomas, plataforma de datos y tecnología de la industria de la economía digital con sede en Nueva York. La empresa tiene más de 15 clientes constantes dentro y fuera de México.

El mayor reto de producción es el manejo adecuado de este finísimo material para integrarlo a los tubos aislantes y equipar los cables que sirven a los operadores para iluminar el material con sus señales de internet. “La fibra óptica es un material muy delicado que requiere un manejo especializado y que el personal esté bien capacitado para para operarlo. Por una sola fibra que no cumpla con los parámetros de calidad necesarios –atenuación, curvatura y coloración-, se rechaza todo el cable”, agrega Olivares.

En la planta trabajan 100 empleados, entre ingenieros químicos, industriales y mecánicos, y como personal operativo, técnicos que reciben un entrenamiento de entre cuatro y seis meses, que dependen de la complejidad de las máquinas de las que serán responsables. Todo el personal está familiarizado con la delicadeza de la fibra óptica y su cuidado al manipularla.
Otra compañía instalada en México es la fabricante japonesa Furukawa Electric, que tiene 11.1% del mercado. En 2017 invirtió 4.5 MDD en Mexicali para fabricar diariamente 120 kilómetros de fibra para su principal cliente, AT&T en Estados Unidos.

Tejiendo la red

Aunque la necesidad de este material es grande, las compañías que se dedican al despliegue de fibra óptica sortean diferentes obstáculos. “Una barrera de entrada para los nuevos jugadores que quieran construir fibra óptica es que deben tener una concesión pública de telefonía. Otro tema son los permisos en los tramos de largas distancias porque pasas por diferentes delegaciones, ejidos, ciudades, estados y hay que sacar permisos con cada uno de ellos y toma cierto tiempo”, dice Eli Sitt, vicepresidente de ventas y mercadotecnia de C3ntro Telecom, empresa que trabaja desde hace tres años en esta división y tiene 23 años como proveedor de servicios de telecomunicaciones en México.

Lee: CFE Telecomunicaciones pone fin al proyecto de la Red Troncal

Esta compañía tiene planes de crecimiento para llegar a desplegar 8,000 kilómetros de fibra óptica en los próximos dos años, para colocarse con un 4% de participación en México. La compañía con el mayor despliegue de esta material es América Móvil, con más de 194,000 kilómetros, alrededor del 56%. Entre las compañías que han desplegado fibra óptica como Axtel, Televisa, Maxcom, Megacable, Totalplay, la Comisión Federal de Electricidad (CFE), entre otras, el país supera los 300,000 kilómetros, de acuerdo con estimaciones de Digital Policy & Law. Y ante la llegada en los próximos años de 5G, la necesidad de esta tecnología fija será 10 veces mayor, según estimaciones de especialistas del sector. Empresas como C3ntro Telecom combinan la compra de insumos locales e importados para brindar sus servicios que también tienen en la mira 5G.

“México es un país que todavía está en pañales en el tema de conectividad y fibra óptica. La demanda es muy grande y todavía hay para poner muchos miles de kilómetros de fibra óptica una vez que los gobiernos van entendiendo que es una necesidad puntual, que se tiene que hacer”, destaca Sitt.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad