Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El conflicto derivado del 737 MAX deja ‘tambaleando’ a Boeing este trimestre

La fabricante de aviones tuvo una caída del 67% en las entregas de aviones comerciales, además de que las ventas cayeron en 20.5% y el beneficio neto se redujo a la mitad.
mié 23 octubre 2019 11:08 AM
Boeing 737 Max
Boeing redujo la producción de su emblemático Dreamliner y retrasó la llegada de un sucesor a su 777 mini-jumbo en momentos en los que están suspendidos los vuelos de los 737 MAX

El fabricante de aviones Boeing reportó resultados mixtos en el tercer trimestre del año, debido a los problemas del 737 MAX, que no ha volado desde marzo y espera autorización para hacerlo antes de fin de año, tras dos accidentes que causaron 346 muertes.

Publicidad

"La compañía anticipa que la luz verde reglamentaria del 737 MAX para volver al servicio será en el cuarto trimestre de 2019 y (por lo tanto) aumentará gradualmente la producción del 737 de 42 unidades por mes (actual) a 57 para fines de 2020", dijo Boeing en un comunicado, aunque advirtió que la fecha será determinada por los reguladores.

Lee: Boeing no pierde la esperanza de que el 737 MAX retome vuelo a finales de año

"Nuestra prioridad es el regreso seguro del 737 MAX al servicio, y estamos haciendo progresos constantes", dijo Dennis Muilenburg, director ejecutivo de Boeing.

El optimismo de Boeing contrasta con el de las aerolíneas, que cancelaron los vuelos programados en el 737 MAX hasta principios de 2020. La compañía reportó una caída de 67% en las entregas de aviones comerciales, las ventas cayeron 20.5% a 19,980 mdd.

Boeing redujo la producción de su emblemático Dreamliner y retrasó la llegada de un sucesor a su 777 mini-jumbo, sumando presiones en su equipo de alta gerencia en momentos en que la suspensión de vuelos de los 737 MAX hizo caer fuertemente las ganancias del tercer trimestre.

Publicidad

La compañía reportó una caída de 53% en sus utilidades a 1,170 millones de dólares en el tercer trimestre y registró un flujo negativo de caja de 2,890 mdd.

La caída de las ganancias y nuevos contratiempos culminaron un semana tumultuosa para la compañía, ya sumida en ocho años de una crisis cada vez más profunda debido a la prohibición de vuelos de su aeronave más vendida de un solo pasillo tras los accidentes.

El martes, la firma destituyó al máximo ejecutivo de su crucial división de aeronaves, Kevin McAllister, en una inesperada reestructuración relacionada a la crisis del MAX que según fuentes de la industria pone al presidente ejecutivo, Dennis Muilenburg, en la línea de fuego en el caso de nuevas revelaciones o si la compañía no se recupera de la crisis.

En México, la Agencia Federal de Aviación civil suspendió todas las operaciones de vuelo de este modelo y del 737-9 MAX en espacio aéreo bajo la jurisdicción del Estado mexicano.

Con información de AFP y Reuters

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad