Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Pemex da ‘descuentazos’ para colocar su petróleo más pesado y sucio

La petrolera estatal castiga más el precio del crudo que vende al exterior para no perder mercado ante el petróleo más ligero y limpio.
jue 26 marzo 2020 05:00 AM
Work with harmful materials
Pemex incrementó el descuento fijó el descuento que ofrece en su fórmula de referencia en 8.05 dólares para marzo y 10.05 dólares para abril para las exportaciones del crudo maya.

Pemex ha tenido que recurrir a mayores descuentos para vender los barriles de crudo que exporta a fin de sobrevivir a la guerra de precios petroleros que ha inundado al mercado con barriles de crudo con mejor calidad, dicen especialistas del sector.

Publicidad

La diferencia de precios entre la llamada Mezcla Mexicana de Exportación (MME) y las referencias estadounidense y europea se ha ampliado en lo que va del año, al pasar de rondar los 5 a 6 dólares a inicio de 2020 a cerca de 10 dólares en las últimas tres semanas.

Lee: ¿Pemex pasará la tijera a su plan para sobrevivir a la caída de los precios ?

Este incremento muestra que Pemex ha tenido que dar mayores descuentos para colocar sus barriles, que se caracterizan por ser de los más viscosos (pesados) y sucios (con mayor contenido de azufre) , en un mercado que tiene más oferta de crudos ligeros y limpios como los árabes, explican los analistas consultados.

La guerra abierta entre Rusia y Arabia Saudita ante el desacuerdo de cuánto debían reducir la producción de petróleo para afrontar la caída por la demanda a consecuencia del avance de la pandemia del coronavirus ha desplomado en cerca de 30% los precios internacionales en apenas unas semanas.

Lee: Pemex va camino de perder dinero por cada barril de crudo que saque

Pero esta batalla ha dañado más a los países que dependen de la exportación de mezclas de crudo con mayores contenidos de azufre y con un menor grado API que, a menor gradiente, implica una mayor viscosidad del hidrocarburo.

La petrolera que dirige Octavio Romero Oropeza modificó la fórmula para este año dando un peso de 65% al WTI y 35% al Brent más la variable K, un factor de descuento que fija Pemex al momento de realizar sus ventas al exterior.

Lee: La mitad de la producción petrolera de México recae en estos cinco campos

Pemex fijó el descuento que ofrece en su fórmula de referencia en 8.05 dólares para marzo y 10.05 dólares para abril para las exportaciones del crudo maya que van a la costa este del Golfo de México en Estados Unidos, según cifras de Pemex reportadas por la agencia de noticias Reuters.

Este factor K había oscilado entre los 5 y 6 dólares por barril a inicios del año, pero una vez iniciada la volatilidad en los mercados a finales de febrero, ha llegado a dispararse a los 9 y hasta 13 dólares por barril, según cálculos de Expansión, tomando sólo como referencia los precios publicados por la Comisión Nacional de Hidrocarburos del WTI y Brent, y la fórmula de Pemex.

Publicidad

Una guerra sucia

El aumento en los descuentos por parte de Pemex refleja el deterioro de las condiciones de mercado para las mezclas pesadas y sucias, que se ven agravadas porque las refinerías ya sienten los estragos de la caída de los precios de las gasolinas, ante una menor demanda mundial, coinciden los analistas consultados.

Lee: Las petroleras latinoamericanas y Pemex, ahorcadas por la baja del petróleo

México exporta casi en exclusiva los barriles de crudo Maya desde 2018 y, esporádicamente, ha enviado cargamentos de Istmo, y ninguno de Olmeca al menos desde 2017, según registros de Pemex. El barril tipo maya se caracteriza por ser uno de los más sucios a nivel mundial, con 3.3% de niveles de azufre, y en cae en la categoría de los pesados con un gradiente API de 21.8, según cifras de la Tabla periódica de petróleo de la firma S&P Global Platts.

“En estricto sentido los ligeros se consideran de mayor calidad, porque tienen más posibilidad de tener un mayor porcentaje de gasolinas por cada barril”, dice Érick Sánchez Salas, asociado de la consultora internacional IHS-Markit.

Los crudos ligeros o con bajo contenido de azufre suelen tener un mayor precio que los pesados o con alto contenido de azufre, y las empresas refinadores consideran esto para decidir qué barril les conviene más dependiendo de estos factores y de la propia cercanía con sus mercados, explica Raymundo Sánchez, socio de la consultora Kearney.

Así que en condiciones normales, cada barril tiene su propio mercado, ya sea nacional o de exportación, dependiendo de cómo estén configuradas las refinerías para procesar los barriles. El crudo maya tiene mucho mercado en la costa este del Golfo de México en Estados Unidos, donde las refinerías están adaptadas para recibir esta mezcla y limpiarla para conseguir más gasolina de cada barril, a la vez que aprovecha el descuento respecto al propio WTI de estadounidense.

Pero en las condiciones actuales, el petróleo árabe ha inundado el mercado por una mayor oferta y menor precio, lo que se ha reflejado en las fuertes caídas de los referentes del WTI y Brent de las últimas semanas, crudos que también se distinguen por tener mezclas ligeras y con bajo contenido de azufre.

Pemex y sus exportaciones de crudo maya salen perdiendo en este intercambio de golpes en los mercados internacionales, porque si bien tiene un mercado cautivo en Estados Unidos, a estos precios comienza a ser más atractivo apostar por un crudo ligero, porque además han invertido en tecnología que les permite trabajar con mezclas más ligeras, dice Érick Sánchez.

“Los crudos pesados se vieron afectados por el oferta creada desde Arabia Saudita y a que el mercado hizo un cambio hacia su calidad, forzando a los productores de las mezclas pesadas a ofrecer más descuentos”, explica Víctor Vidal, analista de mercados energéticos.

La caída en la demanda, el otro golpe

Las refinerías tienden a ganar cuando se dan estos escenarios donde se caen los precios del petróleo, debido a que esto les permite comprar su insumo principal a un menor precio, y así ganar más dinero por cada barril que procesan.

Pero la crisis actual justo se disparó por las sombrías perspectivas sobre el impacto de la pandemia del coronavirus sobre la economía mundial, y se anticipa una desaceleración en el consumo de combustibles. Lo que se ha visto reflejado en una fuerte caída en los precios de la gasolina al mayoreo, dice Raymundo Sánchez.

“Las refinerías han tenido la caída más grandes de los últimos 10 años en la demanda, y los márgenes de refinación caen de manera estrepitosa”, dice Adrián Calcáneo, director de midstream y líquidos para América Latina de IHS-Markit.

Los contratos de las gasolinas para venta al mayoreo en Estados Unidos sufren una baja de casi 30% este lunes, cuando se cotizaron en apenas 41 centavos de dólar por galón, y cotizan en poco más de 50 centavos de dólar este miércoles, cuando hace un año rondaban los 2 dólares por galón.

El precio del barril de crudo Maya ha llegado a tocar los 12.92 dólares por barril el 18 de mayo -según cifras de S&P Global Platts publicadas por Reuters-, cuando la Mezcla Mexicana de Exportación (MME) tocó su menor nivel en 18 años al promediar 14.35 dólares por barril, según cifras de Pemex.

Los precios aún pudieran precipitarse más en abril y mayo, a medida que se sientan más los efectos reales de esta guerra comercial, donde se esperan que los precios del WTI toquen los 15 o hasta 10 dólares por barril, estimaron los analistas de IHS-Markit, un piso que pone a la mezcla mexicana en territorio desconocido y sombrío para los meses por venir.

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad