Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Sener va por un cerco total a las energías renovables

La dependencia que dirige Rocío Nahle pretende restringir el funcionamiento de las centrales solares y eólicas, según un borrador que circula entre algunos participantes del sector.
mar 12 mayo 2020 07:50 PM
(Obligatorio)
El gobierno y el sector de las renovables se encuentran enfrentados desde el año pasado por temas relacionados a su operación.

La Secretaría de Energía (Sener) ha redactado una propuesta de política pública que pretende cercar el ingreso y funcionamiento de las centrales de energías renovables en el país, aduciendo que la operación de este tipo de plantas vulnera la confiabilidad del sistema eléctrico, según un borrador del acuerdo que circula entre participantes de este mercado; y que la dependencia pretendía que se publicara con carácter de urgente por la contingencia sanitaria en el país.

Publicidad

“La presente Política contempla de manera más ordenada la penetración de Centrales Eléctricas con Energía Limpia Intermitente, fotovoltaicas y eólicas, previendo que los Estados Operativos de Alerta y Emergencia se reduzcan a un mínimo de acuerdo a las experiencias internacionales”, dice el documento.

La dependencia que dirige Rocío Nahle buscaba que este acuerdo se publicará en carácter de 'urgente' en el Diario Oficial de la Federación (DOF), con el argumento de que la crisis sanitaria por la COVID-19 ha puesto en estrés al sistema eléctrico, según unos correos enviado por el director jurídico de Sener, Alejandro Morales Becerra, a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) y al DOF.

“Te comento que en carácter de urgente la Secretaría de Energía solicita publicar en el Diario Oficial de la Federaeción el 'Acuerdo por el que se emite la Política de Confiabildiad, Continuidad y Calidad del Sistema Eléctrico', dice el correo enviado al Diario Oficial, con fecha del 12 de mayo. La Secretaría buscaba que este borrador fuera exentado de pasar por el proceso ante la Conamer, debido justamente a la contingencia sanitaria de la COVID-19.

Pero la Conamer y el DOF frenaron las intenciones de la dependencia y pidieron que sí pasara por el procedimiento, para que los participantes del sistema pudieran opinar sobre un acuerdo que, según expertos consultados por Expansión, pone en peligro la competencia en el mercado eléctrico.

“Dado que se identifican probables costos de cumplimiento, el Acuerdo en comento (en opinión de la Conamer) debería sujetarse al procedimiento de mejora regulatoria a través de un Análisis de Impacto Regulatorio y cumplir adicionalmente con plazos y obligacioens previstas en la LGMR (Ley General de Mejora Regulatoria)”, contestó la depencia a la petición de exención de Sener.

El documento aparece días después de que el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) publicara un acuerdo para frenar la entrada de nuevas centrales solares y eólicas, bajo el argumento de que pueden causar intermitencia en la red por la caída de la demanda de energía eléctrica, como consecuencia de la crisis sanitaria por la COVID-19.

Pero este acuerdo fue redactado desde enero de este año, meses antes del avance de la pandemia de coronarvirus, según dijo una fuente a Expansión, que pidió no ser identificada.

Las autoridades en materia energética como Sener y Cenace, además de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), se han quejado desde el inicio del actual sexenio sobre el impacto de las nuevas centrales renovables que ganaron contratos durante la administración pasada, y que rompieron récords de precios bajos en generación eléctrica solar y eólica.

Lee: Las renovables acusan que el freno a su crecimiento es un regalo para la CFE

Sener no contestó a una solicitud de Expansión para hablar sobre el tema.

El borrador del anteproyecto de acuerdo de Sener incluye la nueva 'Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional', que tiene por objetivo disminuir estas fallas en el sistema eléctrico nacional.

“Esta Política contribuirá en la Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad del SEN, considerando la evolución productiva y tecnológica, así como el aumento ordenado de la generación con Energía Limpia Intermitente conectada y no conectada al SEN, supervisada por el Estado, a través de la SENER”, dice esta política en su capítulo II.

Publicidad

El documento incluye un apartado para explicar el nuevo papel “proactivo” que tendrá la CFE en temas de distribución y transporte de electricidad.

Lee: La energía solar y la eólica despuntan, a pesar del rechazo del gobierno

“Basicamente, el documento busca darle el control de todo a CFE, de la planeación incluso, y darle prioridad al despacho por confiabilidad, sobre el asunto económico”, dice Víctor Ramírez, vocero de La Plataforma México, Clima y Energía.

El numeral 10 de esta propuesta de política se refiere a las limitantes que encontrarán las plantas solares y eólicas para iniciar operaciones o inyectar su electricidad al sistema, supeditada a estudios para conocer la congestión de las redes en las zonas donde pretendan instalarse.

“Jurídicamente, parece que se intenta anteponer el objetivo de la confiabilidad del sistema por encima de cualquier otro objetivo de la industria eléctrica. Y eso puede ser cuestionable desde un punto de vista legal y de mercado. Además supedita la expedición de permisos de la CRE (Comisión Reguladora de Energía) a este ordenamiento”, dice Daniel Salomón, asociado del despacho González Clavillo.

La política también alcanza a la generación distribuida, es decir, a los pequeños proyectos destinados a inyectar la electricidad que generan en el mismo lugar donde la producen, y los obliga a una coordinación con el CENACE.

El numeral cinco habla sobre las restricciones para el otorgamiento de permisos por parte del regulador del sector, la CRE, supeditados a la anuencia de la Comisión Federal de Electricidad, que opinará si existe o no capacidad para agregar a otro suministrador en alguna parte del sistema.

“La confiabilidad, si bien tienen que ver algo las tecnologías, no se planifica a mediano y largo plazo restringiendo la competencia (…) van a permitir que CFE sea selectivo, y no consideran en absoluto al usuario final”, dice una fuente que habló bajo condición de anonimato.

El sector de las renovables se encuentra enfrentando en los tribunales con el gobierno desde el año pasado cuando las autoridades modificaron las reglas para el otorgamiento de certificados de energías limpias (CEL); y el acuerdo del CENACE publicado a inicios del mes también ha levantado las críticas de las empresas de este mercado. El gobierno de Andrés Manuel López Obrador también canceló las subastas de largo plazo que durante el sexenio pasado permitieron el crecimiento exponencial de estas dos tecnologías.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad