Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Los 3 desencuentros que ha tenido VW con el gobernador de Puebla

Volkswagen y Miguel Barbosa no se logran poner de acuerdo en las fechas del reinicio de operaciones de las dos plantas de vehículos que opera el grupo alemán en la entidad.
vie 12 junio 2020 03:27 PM
VW Planta Puebla
El viernes 12, el gobernador de Puebla publicó un segundo decreto que establece que nuevamente no hay condiciones para reabrir la industria automotriz el próximo 15 de junio, como estaba previsto.

En medio de la pandemia del coronavirus, Volkswagen y el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, no se logran poner de acuerdo. Hasta ahora, el fabricante alemán ha tenido tres desencuentros con el mandatario estatal, primero con la fabricación de ventiladores, y luego con las fechas del reinicio de operaciones de las dos plantas de vehículos que opera el grupo alemán en la entidad.

Publicidad

1: Los ventiladores

El 30 de abril, Volkswagen convocó a una videoconferencia de prensa para mostrar un prototipo de un dispositivo de asistencia respiratoria para apoyar a instituciones de salud en el país en el tratamiento de los casos graves de coronavirus.

“Nuestros ingenieros, con el apoyo de equipos de otras empresas, de universidades y de instituciones de salud, desarrollaron en cinco semanas un dispositivo de asistencia respiratoria. Lo hemos estados perfeccionando y hemos estado tratando que sea aprobado [por la Cofepris] para su uso”, dijo en la videoconferencia de prensa Steffen Reiche, presidente del Consejo Ejecutivo de Volkswagen de México.

El “corazón” del dispositivo era un motor que se usa en el sistema de limpiaparabrisas del modelo Passat. “Lo presentamos al Secretario de Salud y nos dijo que están muy entusiasmados porque necesitan este tipo de equipos”, dijo Reiche.

Pero el gobernador de Puebla no recibió la iniciativa con el mismo entusiasmo. "Esos ventiladores no son los que nosotros necesitamos para terapia intensiva [...]. Entiendo que ya hay un prototipo elaborado, pero nosotros no vamos a usar ningún prototipo que no esté autorizado por Cofepris", dijo el gobernador un día antes de la conferencia de Volkswagen.

Mientras que Reiche había dicho que la compañía donaría 50 dispositivos de asistencia a hospitales que estuvieran atendiendo casos de COVID-19, Barbosa dijo que la Secretaría de Salud estatal iba a adquirirlos a un costo de 200,000 pesos cada uno.

"Íbamos a comprar 50 ventiladores y cuando recibimos la ficha técnica nos encontramos con que no eran ventiladores de esos que sirven para el entubamiento, entonces iba a ser una inversión que no iba a servir, y tuvimos que echarla para atrás”, dijo el mandatario estatal en una videoconferencia de prensa.

2. Primer decreto

A este primer desencuentro, siguió otro por las fechas para el reinicio de operaciones de las plantas, que el grupo alemán había anunciado para el 1 de junio, luego de que la fabricación de equipo de transporte fue incluida en la lista de actividades esenciales.

Pero el el viernes 22 de mayo, Miguel Barbosa publicó un decreto donde explicaba que aún no existían las condiciones para reanudar las actividades de la industria automotriz debido al avance de la pandemia del coronavirus en la entidad.

Entonces, Puebla estaba entre las diez entidades con más casos de coronavirus acumulados a nivel nacional. Al 31 de mayo, el estado sumaba 3,046 casos y 350 defunciones, según datos de la Secretaría de Salud.

Tras el decreto estatal, Volkswagen y Audi, que también cuenta con una planta en Puebla, se convirtieron en los últimos fabricantes de vehículos que reiniciarían operaciones en México, en tanto que el resto de las plantas armadoras arrancaron operaciones desde el 21 de mayo.

Publicidad

3. Segundo decreto

Tras la reapertura de la mayoría de las fábricas de vehículos en Norteamérica, 47 empresas fabricantes de autopartes llegaron a un acuerdo con el gobierno de Puebla para poder arrancar operaciones a partir del lunes 1 de junio. Otras 15 compañías iniciarían el 8 de junio, mientras que el resto de los fabricantes de autopartes lo hará a partir del 15 de junio, incluidas las plantas de Volkswagen y Audi.

Pero este viernes 12, el gobernador de Puebla ha publicado un segundo decreto que establece que nuevamente no hay condiciones para reabrir la industria automotriz el próximo 15 de junio, como estaba previsto.

Volkswagen, que no estuvo disponible de inmediato para emitir comentarios, nuevamente queda en medio del decreto estatal y de la presión del corporativo regional para reabastecer de Jettas y Tiguans a los pisos de venta de Norteamérica a fin de recuperar, en la medida de lo posible, las pérdidas esperadas en la región tras la inactividad de abril y mayo.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad