Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Grupo BMV: cómo crecer en un mercado estancado

El grupo, que es uno de los encargados de operar el mercado bursátil mexicano, ha duplicado sus ganancias en los últimos cinco años a pesar de que el mercado se encuentra rezagado.
mar 22 junio 2021 05:00 AM
Grupo BMV
Grupo BMV está conformado por 10 empresas que cubren diferentes etapas de las operación del mercado bursátil.

El mercado bursátil mexicano no crece desde hace años, pero esto no ha sido un freno para Grupo Bolsa Mexicana de Valores (Grupo BMV), que en el último lustro duplicó sus ganancias. Su utilidad neta pasó de 681 millones de pesos (mdp) a 1,493 mdp, mientras que su margen Ebitda -un indicador que muestra cuánto de lo que genera en su operación la empresa se convierte en ganancias- pasó de 50% a 59%.

Cuando se piensa en Grupo BMV, seguramente la mayoría de las personas lo relaciona con el mercado accionario, sin embargo, la diversificación ha sido una de las principales claves de su crecimiento, dice José-Oriol Bosch, quien es director general del grupo desde enero del 2015.

Publicidad

Por esta diversificación es que la empresa tiene una doble responsabilidad: por un lado funciona como cualquier otra compañía e, incluso, desde junio de 2008 tiene listadas sus acciones. Por otro lado, es una de las instituciones encargadas de operar el mercado bursátil, que cubre las diferentes etapas de él, y para ello echa mano de sus divisiones: Bolsa mexicana, MexDer, CVV y Asigna, Indeval, Valmer y SIF ICap.

“Gracias a esto tenemos una diversificación de ingresos muy interesante, que es lo que hemos estado aprovechando en estos años”, comenta Bosch. Un ejemplo de ello es lo que pasa en el mercado de capitales (acciones). Grupo BMV recibe ingresos por las empresas listadas, pero desde hace tres años son pocas las compañías que lo han hecho: en 2020 no hubo ninguna nueva firma, mientras que en 2013 -el año con más movimiento- llegaron 13. Sin embargo, ante la alta volatilidad del mercado debido al COVID-19, las operaciones en Bolsa (con las que también gana el grupo) estuvieron muy activas. “Tuvimos 20% más (de operaciones) en el mercado de capitales, de operar 13,000 millones de pesos al día pasamos a operar más de 16,000 millones de pesos y eso nos benefició”, dice el directivo.

Los inversionistas han reconocido a la empresa, y en los últimos cinco años, el precio de las acciones del grupo acumula un avance de 52%. Las calificadoras también ven a la compañía como sólida. En junio, HR Ratings ratificó la calificación de Grupo BMV como ‘AAA’ con perspectiva estable. “se toma en consideración que la Bolsa presenta una adecuada diversificación de ingresos por líneas de negocio y una adecuada gestión de gastos operativos, los cuales se enfocan principalmente en personal y tecnología”, indicó la calificadora.

Publicidad

La línea de negocio con mejor desempeño es el Indeval, la custodia de valores, que pasó de representar 19% de los ingresos a 31%. Esta división se ha visto impulsada por el mercado global, que además ha compensado con creces la baja del mercado local. Tan solo en 2020, en el Sistema Internacional de Cotizaciones (SIC) se listaron 355 valores entre acciones y fondos de inversión cotizados (ETFs por sus siglas en inglés) para llegar a 2,576 instrumentos, una oferta 18 veces mayor a la que ofrece el mercado local. Y por primera vez en la historia, el valor operado del mercado global superó al del mercado local, al representar 52% del total.

Estos números son resultado de un trabajo de modernización y mejoras internas. José-Oriol Bosch tiene más de 30 años de experiencia en el mercado financiero, en su trayectoria pasó por casas de bolsa -como Inverlat y J.P. Morgan-, lo que le permitió entender, ya como director general de Grupo BMV, lo que estas instituciones requerían. “A mí me había tocado estar del otro lado, y a la hora que eres cliente, te das cuenta que hay procesos del otro lado que pueden mejorar. Y en estos últimos años hemos facilitado los distintos procesos para que puedan llegar más empresas”.

Uno de los casos más notorios fue el facilitar los procesos para los listados. Antes, una empresa que quería listarse debía hacer procesos ante Bolsa Mexicana y ante el Indeval (que custodia y líquida, entre otras cosas, los valores del mercado), ahora existe una ventanilla única para no duplicar el proceso. A su vez, al momento de eficientar procesos también lograron reducir costos. “En el Indeval, en el SIC, desde hace tres años lo que hicimos fue trabajar con los reguladores en un esquema que fuera más eficiente, pero también más competitivo en término de costo. Las cuotas que había en el Indeval hace cinco años para las casas de Bolsa se redujo en aproximadamente en 50%, gracias a lo cual la actividad se incrementó”, comenta Bosch.

No todo en la Bolsa son acciones, de hecho los ingresos por la operación de acciones representa 8% para Grupo BMV, hay productos que son más importantes para la compañía, por eso, la Bolsa ha creado, desarrollado y adaptado nuevos productos al mercado: en 2009 se lanzaron los Certificados de Capital de Desarrollo (CKD); en 2011, los Fideicomisos de Infraestructura y Bienes Raíces (Fibras); en 2015, las Fibras E; Bonos temáticos en 2016, y en 2021 los bonos vinculados a la sostenibilidad.

Los nuevos productos no han sido un detonante para el mercado. Sin embargo, José-Oriol Bosch confía y ve un potencial muy grande para que más empresas lleguen a la Bolsa, aunque el camino aún es arduo. “Somos muy realistas con lo que decimos y con lo que creemos que va a pasar, no prometemos. Parte de nuestro éxito ha sido que lo que prometemos lo cumplimos. Vamos a seguir trabajando en romper las barreras, en la educación financiera, y trabajar con los reguladores para hacer los procesos más ágiles. Todavía hay mucho por hacer, pero ahí vamos”.

Publicidad
Publicidad
Publicidad