Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Solo 4 de las 55 empresas más importantes en Bolsa caen en los últimos 12 meses

En el último año, solamente Crédito Real, Fibra Macquarie, Pinfra y Gruma registran caídas en la Bolsa. Cemex, Volaris, Rotoplas y Grupo México encabezan las alzas.
mar 01 junio 2021 05:03 AM
Bolsa mexicana empresas
El S&P/BMV IPC ha subido 41% desde mayo del 2020 y cotiza en su mejor nivel en más de tres años.

El impacto económico del COVID-19 y las medidas de confinamiento para evitar más contagios parecen historias del pasado para 51 empresas de las 55 más bursátiles e importantes del mercado mexicano. Incluso, el principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), el S&P/BMV IPC, acumula un rendimiento de 40.87% en los últimos 12 meses y cotiza por encima de la barrera psicológica de las 50,000 unidades: el lunes cerró en 50,885.95 puntos, su mejor nivel desde enero de 2018.

En el escenario pospandémico, la recuperación es desigual entre las emisoras mexicanas. Por un lado, las acciones de Volaris y las de Cemex acumulan alzas por encima de 200% en los últimos 12 meses, mientras que las de Crédito Real retroceden casi 45% en el mismo periodo.

Publicidad

“El mercado tiene apetito por acciones value (de valor) y la Bolsa mexicana tiene carga de este tipo de activos. Además, es normal ver cómo se recuperan las empresas en Bolsa que tienen que ver con todo tipo de consumo, desde aerolíneas hasta retail, con la apertura y aumento de actividad económica”, dice Luis Gonzali, director de Inversiones en Franklin Templeton México

Las acciones value son aquellas de compañías consolidadas, con ingresos y utilidades probados y que cotizan a un precio ‘castigado’ o por debajo de lo que deberían considerando sus fundamentales (perspectiva, gestión y resultados financieros de la compañía).

La excepción a la regla

Del lado de las emisoras rezagadas, “la mayoría tenían problemas desde antes de la pandemia. Cada una tiene particularidades, pero la recuperación está siendo muy segmentada” comenta Édgar Arenas, gerente de Estrategia e Inversión en CI Banco.

Publicidad

La empresa más castigada, los últimos 12 meses, es Crédito Real. Además de acumular una caída de 45.74%, hila tres meses de retrocesos donde destaca mayo, con una baja histórica mensual de 29.07% y que la lleva a cotizar en un mínimo histórico de 6.49 pesos.

“Crédito Real ha tenido un deterioro importante en su cartera de créditos teniendo que reestructurar sus reservas; también llegó a tener una rebaja de calificación (de deuda) recientemente. El ajuste del precio responde a una percepción de riesgo sobre la emisora”, señala Jonathan Zuloaga, asesor Macroeconómico y de Mercados de Columbus en México.

El 13 de mayo, S&P Global Ratings bajó la calificación crediticia de los papeles de Crédito Real a ‘BB-’ de ‘BB’, a escala global, profundizando más en grado especulativo o basura. El recorte respondió al deterioro del portafolio de préstamos comerciales ante un ambiente marcado por los efectos persistentes de una pandemia que ha limitado los resultados finales, de acuerdo con la calificadora.

La presión sobre los resultados de Crédito Real no es nueva. En el primer trimestre del año, si bien los ingresos financieros de la compañía aumentaron 5.1%, contra el mismo periodo del año anterior, las caídas fueron a doble dígito en rubros como: margen financiero, utilidad de operación y utilidad neta, donde en esta última la baja fue de 70.7%.

Publicidad

A futuro

Las siguientes semanas, dos eventos estarán en el foco del mercado: las elecciones del 6 junio y las expectativas que se tienen sobre los siguientes reportes trimestrales de las emisoras.

“Si bien por temas de liquidez y apetito por riesgo, las acciones mexicanas y a nivel global tiene la ‘mesa puesta’ para seguir subiendo, mucho dependerá de lo que pase este 6 de junio y de qué tanto riesgo político perciban los mercados”, dice Gonzali.

El otro tema son las expectativas que pesan sobre las emisoras y sus resultados financieros.

“En caso de que las emisoras no cumplan con las expectativas, el mercado puede entrar en terreno de volatilidad o ansiedad hasta que vuelva a tener más claridad en materia de resultados. En México, los últimos dos trimestres han sido muy positivos, con crecimientos de doble dígito en flujo operativo; particularmente, en el primer trimestre del 2021, el alza estuvo por encima del 20%”, comenta Valentín Martínez, subdirector de Estrategias de Portafolio de Inversión en Sura México.

Publicidad
Publicidad